sábado 04 de enero de 2020 - 12:00 AM

Sintonizados

Este tipo de liderazgo personal y de sintonía directa con los ciudadanos ha sido de enorme aceptación de los bumangueses...
Escuchar este artículo

La frase de la alcaldesa de Bogotá “Nos demoramos un poco, pero al fin llegamos al siglo XXI”, resume el sentimiento expresado en las urnas el pasado 27 de octubre, al menos en las ciudades más representativas: Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena y Cúcuta, donde los pronósticos políticos y las estadísticas no coincidieron con los resultados reales, hecho que se había manifestado ya hace cuatro años en Bucaramanga.

Esos resultados tienen en común fuertes liderazgos individuales, con propuestas sintonizadas con la realidad. Desconocemos lo que pasa en las otras 1.117 entidades administrativas locales, pero este proceso de participación ciudadana, con liderazgos individuales y no de partido, es un cambio para nuestra democracia.

En el caso de Bucaramanga, este proceso se adelantó cuatro años y con indiscutible éxito. Rodolfo Hernández en el 2015 obtuvo cerca de ochenta mil votos y el 29% de la votación, sólo cinco mil votos sobre el candidato de Partido, y con el nuevo alcalde, Juan Carlos Cárdenas, 141.768 votos y el 48,36% de la votación. Muestra de que este tipo de liderazgo personal y de sintonía directa con los ciudadanos ha sido de enorme aceptación de los bumangueses y que lo describe la Alcaldesa de Bogotá como el ingreso al siglo XXI.

Sin embargo no es claro cómo va a operar el Concejo de Bucaramanga, posiblemente por la inexperiencia de buena parte de actuales concejales, que no ha permitido que se den liderazgos para su organización.

Volviendo al tema nacional, posiblemente Cartagena, con 11 alcaldes en 6 años, tendrá el máximo reto a nivel nacional.

Es una ciudad de contrastes, donde se concentran de manera inaceptable los sectores más costosos y exclusivos del país, áreas con estándares del primer mundo, con una enorme proporción de ciudad sumida en la pobreza y pésima calidad de vida más parecida a Haití, situación que en menor proporción, pero en mayor volumen, sucede también en Cali.

Iniciamos el año con enormes expectativa sobre los resultados de este cambio.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad