viernes 05 de junio de 2020 - 12:00 AM

Fractura digital

Relativamente, a Santander le va bien al ocupar el quinto lugar entre los departamentos, pero obtiene tan solo 5,3 puntos sobre 10, lo que demuestra la existencia de grandes brechas digitales en Colombia y en el departamento.
Escuchar este artículo

Debido a la pandemia de la covid-19, se ha evidenciado una mayor transformación digital en el último mes que lo que se ha visto en los últimos 20 años”. Esta afirmación de Ikhlaq Sidhu, profesor del Centro de Emprendimiento y Tecnología de la universidad de Berkeley, evidencia la velocidad a la que están ocurriendo los cambios. Lo que era impensable hace unos meses, hoy es una realidad debido al confinamiento. Desde la casa, ahora las personas trabajan, hacen ejercicio, aprenden, compran, reciben atención médica, socializan, hacen trámites, etc. Este contexto seguirá generando innovaciones que no van a tener marcha atrás.

Pero, al mismo tiempo que se abre un nuevo mundo para algunos, se le cierra a otros. ¿Se imagina vivir sin acceso a internet o sin computador? Para analizar esta problemática, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) publicó recientemente los resultados preliminares de un nuevo Índice de Desarrollo de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) a partir de datos basados en la Encuesta Nacional de Calidad de Vida realizada por el DANE. Relativamente, a Santander le va bien al ocupar el quinto lugar entre los departamentos, pero obtiene tan solo 5,3 puntos sobre 10, lo que demuestra la existencia de grandes brechas digitales en Colombia y en el departamento.

De acuerdo con esta medición con corte a 2018, el 39% de los hogares en Santander no tiene conexión a internet y en las zonas rurales este porcentaje alcanza el 72%. Y si tuvieran acceso a internet, el 61% de los hogares no tiene computador, y a nivel rural esta necesidad la tienen más del 94% de los hogares. Pero no se trata únicamente de tener acceso al servicio de internet y a las herramientas; hay que saberlas usar. Sin embargo, el 40% de la población no sabe transferir archivos entre un computador y otros dispositivos, por ejemplo, a través de una USB. De ahí que solo el 13% de la población utiliza internet para compras, banca electrónica o trámites.

La fractura digital potencializa la desigualdad hoy más que nunca. Los gobiernos nacional y territoriales deben enfocar esfuerzos para romper con la espiral de pobreza. Parafraseando a Sidhu, así como se requiere la infraestructura vial, se necesita la contrucción y apropiación de las avenidas digitales.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad