jueves 18 de mayo de 2023 - 2:40 PM

Así fue la votación del polémico empréstito de $80 mil millones en el Concejo de Bucaramanga

Con la aplanadora de las mayorías enfiladas la administración municipal logró que la plenaria del Concejo de Bucaramanga le aprobara el proyecto de Acuerdo 032, mediante el cual faculta al alcalde, Juan Carlos Cárdenas para que en su último año de gobierno pueda solicitar empréstitos por $79.668 millones.
Compartir

Luego de más de seis horas de debate y tras una airada discusión en plenaria, la coalición mayoritaria, (aliada a la administración Cárdenas), aprobó con once votos a favor el proyecto de Acuerdo 032 para facultar al alcalde Juan Carlos Cárdenas para que adquiera créditos por cerca de $80 mil millones, recursos que según la iniciativa tendrían como objetivo financiar la intervención de los colegios públicos Inem, Santander y Tecnológico. Solo siete votos, (de la bancada minoritaria), fueron en contra. Un concejal no votó.

Además: Polémica por aumento de deuda pública de la Alcaldía de Bucaramanga, superaría los $371 mil millones

Los concejales Javier Ayala, Francisco González y Robín Hernández, del partido Liberal; Cristian Reyes y Wilson Ramírez, de Cambio Radical; Nelson Mantilla de Mais; Carlos Barajas, de los Verde; Jorge Rangel, del partido Conservador; Luis Fernando Castañeda, del Centro Democrático, Luis Ávila de Hágamos Ciudadanía; y Leonardo Mancilla, del AS, votaron favorablemente la controvertida del empréstito de la administración local.

Marina Arévalo, Antonio Sanabria y Silvia Moreno, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción; Jaime Beltrán y Tito Rangel, de Colombia Justa y Libre; así como, Carlos Parra y Danovis Lozano votaron negativo el proyecto de Acuerdo 032. Luisa Ballesteros, de la Liga, no votó al estar ausente de la plenaria.

Con este visto bueno del Concejo la administración municipal podrá pedir tres nuevos créditos, aumentando la deuda pública de la ciudad a $371.560 millones, cifra que causó fuertes críticas de la bancada de oposición en el cabildo.

Según Jaime Andrés Beltrán, concejal de Colombia Justa Libre señaló que el voto en contra de la iniciativa no fue en contra de las obras de mejoramiento en los tres colegios públicos de la ciudad, sino en contra del mecanismo del empréstito para financiar dichos proyectos.

“No me opongo a que se hagan las obras, jamás haría eso. Lo que sí me parece gravísimo es que se deje a Bucaramanga con deudas hasta el cuello, no va a quedar plata para inversión social ni de seguridad por estar pagando intereses con bancos. La actual administración tuvo cuatro años y recursos para realizar las obras en instituciones educativas y de canalización de quebradas, pero ahora, que se gastaron la plata en contratos a dedo, piden dejar a la ciudad “en la olla” en materia económica”, indicó Beltrán.

Para el concejal de la Alianza Verde, Carlos Parra, la discusión de este controvertido proyecto no pasa únicamente por la capacidad de endeudamiento del municipio, sino por la conveniencia del uso de un mecanismo como el empréstito, afectando sobremanera las finanzas del municipio, a tan solo seis meses antes de terminar el gobierno de Juan Carlos Cárdenas.

“Acá el asunto de discusión no es si las obras son necesarias porque obviamente que son necesarias, aquí nadie dice que son innecesarias, sino, ¿la mejor forma para lograr estas obras es endeudar a la ciudad?, eso es lo que se debe discutir”, cuestionó el concejal Parra.

Lea también: ¡Respetan o se acaba esta joda!, el regaño del presidente del Concejo a sus compañeros

Destinación de recursos

Genderson Robles Muñoz, secretario de Hacienda municipal, aseguró que las firmas calificadoras dan ‘luz verde’ para que el municipio asuma el cupo de endeudamiento de los $80 mil millones, que son necesarios para atender las instalaciones físicas de tres colegios de la ciudad que desde hace más de 30 años aguardan por una solución definitiva.

“La deuda pública está concebida desde su estructura como una fuente de financiación del Plan de Desarrollo a la cual hay que avocar cuando los gastos superan la capacidad de ingresos del municipio y en este momento estamos en ese punto. Fitch Ratings nos certificó como municipio AAA, con una fuerte capacidad de pago oportuno de compromisos financieros”, señaló el secretario de Hacienda.

A su turno, el secretario de Infraestructura municipal, Iván Vargas afirmó que de lo s $80 mil millones que serán adquiridos vía crédito: $25.825 millones serán destinados para intervenir el colegio Inem; $11.297 millones en el colegio Santander y $42.546 millones en el mejoramiento del colegio Tecnológico.

Las finanzas

Para la economista, Consuelo Ordóñez de Rincón, si bien el cupo de al deuda pública de Bucaramanga logró controlarse en la administración Cárdenas gracias a una refinanciación de los créditos, medidas como la aprobación de nuevos empréstitos como los aprobados ayer en el Concejo, traerán serias consecuencias a las finanzas de la ciudad en las próximas vigencia.

“Esta administración recibió $211 mil millones en créditos. Ha desembolsado $112 mil más y ahora $80 mil millones, pero prepagó $36.000 millones y refinanció todas las demás obligaciones. En resumen vamos a quedar en cerca de $350.000 millones de deuda pública si desembolsa todo lo aprobado (aunque en el cronograma solo tiene previsto desembolsar $30.000 este año). El tema es que mientras en esta Administración la deuda no tenía gran impacto en las finanzas gracias a la refinanciación, en la próxima será bien sensible porque se acaba el periodo de gracia. Además, las tasas de interés están altísimas y los intereses hacen mella”, consideró la experta.

En medio de la discusión por el proyecto de Acuerdo para facultar al alcalde, Juan Carlos Cárdenas para que adquiera créditos por $79 mil millones, el presidente del cabildo municipal, Javier Ayala advirtió que le cerraría el micrófono a todos los concejales que continuarán atacándose e insultándose directamente truncando el trámite de la iniciativa del gobierno municipal.

Concejales a mí ya me da pena con ustedes, pero a mí ya me tocó entrar acá en régimen militar. Concejal que nombre a otro concejal y lo ofenda no le voy a volver a dar la palabra. Se puede botar al piso y hacer lo que quiera. Aquí vamos a poner respeto a esta joda, o esto se acaba. Concejal que nombre a otro concejal faltándole el respeto no me pida la palabra más porque no se la voy a dar”, indicó Ayala.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad