jueves 07 de marzo de 2019 - 12:00 AM

“Mi único delito es el de escucha”: exsenador Gil

Fiscalía solicitó la medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Luis Alberto Gil y los cuatro capturados más en el escándalo de corrupción en extradición de ‘Santrich’.

Mientras que la Fiscalía General solicitaba ante la Jueza 22 Penal de Garantías de Bogotá, la imposición de medida de aseguramiento en contra del exsenador santandereano, Luis Alberto ‘el tuerto’ Gil, el fiscal de la JEP, Carlos Julián Bermeo, y los tres capturados más dentro del escándalo del presunto caso de corrupción en el trámite de extradición de ‘Jesús Santrich’ insistían en su inocencia y se negaban a aceptar cargos.

Además: Narcotráfico, el nuevo delito que le imputan a Luis A. Gil

Negó todos los cargos

A su salida de la sala de audiencias del complejo judicial de Paloquemao, (la primera diligencia a la que asistía luego de ser dado de alta médica), el excongresista santandereano negó haber incurrido en alguno de los delitos que le imputó la Fiscalía en su contra.

Según Gil Castillo él “solo hizo presencia en la reunión con el señor fiscal y el agente de la DEA” el pasado primero de marzo en un hotel al norte de Bogotá. Así mismo, el exsenador santandereano, negó tener conocimiento que en dicho encuentro se fueran a entregar algún tipo de dineros, como efectivamente sucedió, cuando un agente encubierto le entregó 40 mil dólares al fiscal de la JEP, Carlos Bermeo, para supuestamente influenciar en el proceso de extradición del exlíder guerrillero ‘Jesús Santrich’: “ni los pedí. Ni los recibí. Ni los conté”, aseveró Gil.

Lea también: Fiscalía asegura que el ‘Tuerto Gil’ y Bermeo planeaban envío de droga a Italia

Del mismo modo, el ‘tuerto’ Gil negó estar inmerso en el delito de tráfico de estupefacientes tal y como le endilgó la Fiscalía. Según el ente acusador, tiene las pruebas suficientes para comprobar que Gil Castillo era la persona que estaba negociando con un sujeto de nombre Alexander Toro, quien dijo ser el dueño de una discoteca en Roma (Italia), la entrega de 120 kilos de droga para ser distribuida en ese lugar.

“No conozco nada sobre tráfico de drogas. Mi único delito, fue el delito de escucha”, acotó Luis Alberto Gil.

Agente no fue provocador

Ante la polémica suscitada por la utilización y la forma de actuar del agente encubierto en el proceso de investigación en contra de los hoy capturados, el delegado de la Fiscalía en el caso Santrich le salió al paso a las críticas que señalaban que el oficial infiltrado hostigó para la comisión de los delitos.

Según el fiscal, tras conocer una información por parte de la DEA que apuntaba a que se tenía la sospecha de un grupo que estaba dedicado a la venta de procesos judiciales, el ente acusador inició las pesquisas y para ello decidió incorporar al equipo un agente de policía judicial.

Le puede interesar: Video: Así fue la captura del ex senador santandereano Luis Alberto ‘El Tuerto’ Gil

“Dicho infiltrado está amparado en varios artículos del Código de Procedimiento Penal en los que se regula la actuación de quienes ejercen esta labor”, señaló el fiscal.

El funcionario judicial, afrimó que no hubo provocación por parte del agente encubierto toda vez que los hoy detenidos ya sabían el objeto de la reunión, por lo que según se infiere, el tema se venía tratando desde hacía algunas semanas.

“Los mismos hechos hablan por sí solos – dijo el fiscal – desde el inicio de los audios no advierte este delegado no hay una provocación. Hablan de un negocio que ya venían hablando, de un negocio que ya conocían. Ya sabían qué iba a hacer cada uno”, indicó el fiscal del caso.

En contexto: “El agente encubierto no fue provocador”: Fiscalía en caso contra exsenador Gil

“Un peligro para la sociedad”

Durante la diligencia judicial la Fiscalía pidió ante la jueza 22 de garantías se dicte medida de aseguramiento en contra de Luis Alberto Gil, Carlos Julián Bermeo, Yamit Prieto Acero, Luis Orlando Villamizar y Ana Cristina Solarte.

Para el representante del organismo de investigación, estas personas constituyen un peligro para la sociedad toda vez que la “empresa criminal” que conformaron se caracterizó por no demostrar un buen comportamiento.

“No era la primera vez que hacían estos actos, como lo dijo el propio Villamizar al señalar que ‘llegan ofertas de todo lado y, además, de lo que estamos haciendo yo también hago negocios lícitos’, como se escuchó en los audios”, narró el fiscal.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad