viernes 21 de enero de 2022 - 12:00 AM

Bomberos en alerta por riesgo de incendios forestales

La situación de sequía tiene en alerta amarilla a poblaciones como Barichara, cuyos residentes están acostumbrados a los largos veranos y la ausencia de agua.

Veinte días sin lluvias - lo que va corrido de 2022 -, altas temperaturas y vientos continuos se presentan como las condiciones ideales para la propagación de incendios forestales como el ocurrido en la zona rural de la Mesa de Los Santos. La situación tiene en alerta a los equipos de bomberos del sur de Santander, desde donde se le pide a la comunidad seguir las recomendaciones para evitar incidentes.

La situación de sequía tiene en alerta amarilla a poblaciones como Barichara, cuyos residentes están acostumbrados a los largos veranos y la ausencia de agua. Marcos Angarita Mejía, comandante del Cuerpo de Bomberos del municipio, manifestó su preocupación porque el “verano entró muy rápido”.

Por dicha ola de calor Barichara ya está en alerta amarilla, contó el socorrista, tras recibir un comunicado de la Unidad de Gestión de Riesgo de Santander.

En San Gil, aunque no hay una alerta declarada, los bomberos están preocupados por la sequía que se está viviendo, manifestó Wilson Velásquez Muñoz, comandante del grupo de atención en la capital de la provincia Guanentá.

En el Socorro la situación es similar. Alfonso Vargas, capitán de los bomberos de la capital de la provincia Comunera, indicó que la próxima semana se espera una reunión con la unidad de gestión de riesgos local y ahí tomar las determinaciones pertinentes.

Recomendaciones

para todos

Las mayores riesgos para los expertos son las quemas que se acostumbran a hacer en los campos. “No pueden quemar nada, ni un papel”, dijo el comandante sangileño, llamando especialmente la atención a las veredas ubicadas en la zona que comunica con Mogotes, en donde se suelen presentar más incidentes.

Sobre las supuestas quemas controladas, Mejía explicó que este año ya tuvieron que atender llamas que se salieron de control.

Normalmente en los campos las personas suelen quemar la basura o las zonas de cultivo como una forma tradicional de preparar los terrenos para las nuevas cosechas.

Esta última motivación es una de las que más preocupa a Mejía, porque estas actividades se dan justo en los momentos de verano, como el que se está viviendo.

Al riesgo de incendios, en Barichara se suma la ausencia al servicio de agua que por la sequía ya sienten las comunidades rurales residentes en las veredas Santa Helena alto y bajo, y Palmarito.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad