miércoles 22 de enero de 2020 - 12:00 AM

“Mala planeación” tiene paralizado el Hospital de San Gil

Las obras de lo que será el hospital de San Gil están detenidas desde el 20 de noviembre pasado. Funcionarios de la Gobernación de Santander visitaron el lugar y corroboraron que el proyecto avanza en un mínimo porcentaje.
Escuchar este artículo

Dos meses suman paralizadas las obras para la construcción del nuevo hospital de San Gil, que registra un avance de construcción de tan solo el 11%.

El Secretario de Infraestructura y la Secretaria de Salud departamental visitaron ayer el lugar y determinaron como urgente el reanudar los trabajos y tomar correctivos a las fallas en la planeación de la obra.

La atención hospitalaria en la capital de la provincia de Guanentá preocupa a la comunidad. Muchas personas tienen que trasladarse al Socorro para ser atendidos en el Hospital Regional Manuela Beltrán, lo que ha provocado largas horas de espera en la atención a los usuarios. Otros debieron ser remitidos a centros clínicos de Bucaramanga.

El proyecto

Una vez demolido el viejo hospital de San Gil se presentó un proyecto para contar con un nuevo centro hospitalario, el cual requería una inversión inicial de $23.700 millones. No obstante, el proyecto fue detenido en noviembre pasado al percatarse que los suelos no eran aptos para la nueva estructura.

“Hemos visitado tres obras de hospitales en la región: Mogotes, Barichara y San Gil. Este último nos tiene muy preocupados. La obra está suspendida desde el año pasado luego de radicar unas modificaciones ante el Ministerio de Salud. Esto era necesario, pues al momento de realizar las excavaciones se pudo comprobar que el suelo no era pertinente. Esta situación requiere modificación en los diseños”, dijo a Vanguardia Jaime René Rodríguez, secretario de Infraestructura de Santander.

El funcionario explicó además que las modificaciones de cimentación podrían variar el costo del proyecto y que están en la búsqueda de que el Ministerio de Salud dé la viabilidad en la reestructuración.

Por su parte, María Eugenia Triana Vargas, secretaria de Salud de Santander, opinó que el proyecto debe retomarse, siendo este uno de los más urgidos por los sangileños y municipios de la Provincia.

“Se ha determinado que hay una falencia grande en diseños y los estudios que se hicieron, pues no hay realidad ni en costos ni en tema técnico. Los estudios de suelo están mal elaborados, lo que conlleva a hacer un balance, correcciones, rediseño y, por ende, presentarlo una vez más ante el Ministerio. Allí lo avalarán y sabremos el costo real de la obra. No podemos validar un hospital ni acreditarlo hasta que no esté completamente construido”, manifestó la Secretaria de Salud.

Con un mínimo porcentaje de evolución de la obra y el dinero en una fiducia, los funcionarios esperan que en las próximas semanas puedan retomar los trabajos. Mientras tanto los usuarios deben seguir siendo atendidos directamente en sus EPS o en municipios y ciudades cercanas.

El hospital de Mogotes, informaron, también tiene algunas dificultades y en el de Barichara deben desarrollar unas obras de acceso, lo que requiere un adicional en el presupuesto. “Tienen un hospital muy bonito y muy bien construido, pero no tienen accesos para pacientes. Es lo primordial”, anotaron.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad