miércoles 04 de agosto de 2021 - 12:00 AM

A punta de guías y sin asesorías aprenden estudiantes de colegios oficiales de Bucaramanga

Tras el regreso a la presencialidad, docentes denuncian que no hay conectividad en las instituciones educativas. Padres de familia aseguran que falta acompañamiento pedagógico para quienes aún no retornan a las aulas.
Escuchar este artículo

Mi hija fue contagiada con una neumonía bacteriana y ha sido hospitalizada tres veces. En el último diagnóstico nos confirmaron que ella tenía colapsado un fragmento de la parte superior del pulmón izquierdo. Tiene atelectasia. Estamos esperando que la vacunen, para que pueda regresar al colegio, pero no está priorizada aún y eso hace que el acceso al biológico sea más demorado. No sabemos cuándo podrá recibir sus dosis y sin eso no la voy a enviar al colegio”.

Lo anterior es la voz de un padre de familia que justifica la ausencia de su hija en el salón de clase, a raíz de la directriz emitida por la Secretaría de Educación de Bucaramanga con respecto al regreso de todos los estudiantes a las instituciones educativas, a partir del pasado 28 de julio.

Lo preocupante del asunto, dice el hombre, es que el proceso académico de su hija, quien cursa séptimo grado, está limitado a unas guías. La menor no tiene clases virtuales, porque los docentes ya están cumpliendo horarios en la presencialidad y no hay servicio de Internet para que se conecten con quienes están en casa.

“La niña ha presentado trabajos de hasta 50 hojas sobre temas que nadie le ha explicado. Le están calificando la evidencia de lo que lo hizo, pero no de lo que aprendió. Somos los padres de familia los que estamos orientando a nuestros hijos porque los dejaron solos. Hay improvisación de algunos docentes”, acotó.

A propósito del tema, otra madre dice que en el salón de su hijo hay 30 estudiantes y solo están asistiendo dos, el resto debe descargar de la plataforma del colegio los talleres, resolverlos y enviarlos para la respectiva calificación. La explicación del tema queda pendiente.

“Los profesores no se están conectando porque dicen que en el colegio no hay Internet, otros dicen que no tienen computador. Entonces, quien quiera recibir clase debe ir hasta el colegio porque no hay otra manera de que ellos tengan contacto con los estudiantes. Los profesores explican que se limitan a lo que dice la circular de la Secretaría de Educación de Bucaramanga”, indicó.

“No digo mi nombre porque me da miedo que se tomen acciones que afecten a mi hijo. Pero en el salón de él hay varios compañeros que tienen problemas de salud y no pueden asistir por eso. Para ellos no hay garantías, porque nadie ha pensado en eso. Solo dijeron ya están listos los protocolos de bioseguridad, pero regresar al colegio va más allá de separar pupitres, instalar geles y obligar al uso del tapabocas. Esto lo que va a ocasionar es que haya deserción porque prácticamente se están quedando en casa sin hacer nada. Un taller lo pueden resolver en media hora”, manifestó otro de los padres, quien sostiene sentirse afectado con la situación.

Lea también: Santander acaba restricciones y le da paso a la apertura total

Frente a estas quejas, los docentes reconocen que tras el inicio de la presencialidad, los más perjudicados han sido los menores que se quedaron en sus viviendas por comorbilidades, porque ante la difícil situación económica se desplazaron junto con sus padres a un lugar alejado o porque sus padres aún no avalaron regresar al aula. Si bien, quieren seguir estudiando, la institución educativa solo les está brindando guías para su desarrollo o clases virtuales en áreas que no hacen parte del núcleo común.

“Quien quiera recibir clase de matemáticas, biología, sociales, español, física, química, por ejemplo, debe ir al colegio. No estamos de acuerdo con lo que está sucediendo porque creemos que de alguna manera les estamos negando el derecho a la educación, pero también es claro que nosotros estamos sujetos a cumplir con los lineamientos que nos entregaron”, dijo uno de los docentes.

Quien reveló que algunas clases pasaron de durar 50 minutos a 25 minutos, teniendo en cuenta que el tiempo de permanencia en los colegios se redujo.

Desconectados

Docentes de diferentes instituciones educativas de la capital santandereana aseguraron que lo único que no se garantizó para el regreso a la presencialidad, desde la semana pasada, fue la conexión a Internet.

“Promulgaron que teníamos todo, las herramientas necesarias, la tecnología para impartir las clases a los estudiantes y cuando llegamos, después de 16 meses, no encontramos nada. Nuestra institución no cuenta con Internet para poder conectarnos con los estudiantes”, precisaron.

En conversación con esta redacción, insistieron en que se sienten de ‘brazos cruzados’ porque estando en el colegio no tienen ni el medio, ni la forma de establecer contacto con quienes se quedaron en casa.

“Estamos confundidos. No sabemos qué hacer porque solo el 10% de los matriculados en el colegio están asistiendo. Tenemos elementos de bioseguridad garantizado, pero nuestra herramienta principal ahorita para podernos conectar es el Internet y no lo tenemos. Enviamos carta a la Secretaría de Educación de Bucaramanga, a la Personería y a la Procuraduría. Pero solo los de la Personería fueron al colegio para tomar evidencia y levantar el acta. Nadie nos da respuesta”, subrayaron.

La exigencia, en este sentido, es para la Secretaría de Educación de Bucaramanga porque el perjuicio que se está ocasionando es para un amplio porcentaje de los niños y jóvenes matriculados.

“No tenemos consolidado de niños en las aulas”

Ana Leonor Rueda Vivas, secretaria de Educación de Bucaramanga, respondió que la conectividad para las instituciones educativas oficiales de la ciudad está contratada desde el pasado 16 de julio. De hecho, se esperaba que ayer, el contratista empezara a entregar a los rectores de cada institución el plan que tendrían para garantizar el servicio. Hay 11 sedes educativas en el sector rural que tienen garantizada la conexión a Internet por convenio con MinTIC, cuya vigencia es hasta el 2030.

“Esto no puede ser barrera para atender a los estudiantes, por eso el llamado es a que haya una mayor presencialidad y cada rector a previsto a la Secretaría de Educación un plan institucional para atender al ciento por ciento de los estudiantes. Las condiciones están dadas. De hecho, ya iniciamos el transporte escolar para los estudiantes del sector rural, de Villas de San Ignacio, Luz de Salvación y vereda Santa Bárbara”, comentó la funcionaria.

De acuerdo con Rueda Vivas, el regreso a la presencialidad es un proceso donde todos los días se va aumentando el número de estudiantes que regresan al aula. “Vamos a empezar a medir cuántos niños llegan al aula diariamente. No tenemos un consolidado”.

Con respecto al aforo en los salones de clase la Secretaria indicó que estos dependen de la infraestructura de cada colegio.

“Inequidad educativa”

Gonzalo Ordóñez Gómez, profesor Escuela Educación de la Universidad Industrial de Santander, opinó que antes de la pandemia se tenían graves problemas de inequidades y ahora son peores, sobre todo para los niños pobres que no tienen conexión a Internet y equipos tecnológicos.

“La pandemia golpeó durísimo a los niños del campo y hoy no sabemos cuánto es la deserción en el sector rural porque los datos no se quieren publicar. Tenemos pésimos indicadores de calidad medidos con pruebas nacionales e internacionales, pero lo que ya están diciendo los expertos es que niños de colegios oficiales perdieron dos años de estudio”, precisó.

A juicio de Ordóñez, el Ministerio de Educación no ha sido transparente para entregar los datos de deserción del sistema, solo se han entregado datos de cuántos niños pasaron del sector privado al oficial que afectan los indicadores de deserción “porque los datos se reflejan como si no hubiera deserción y es que los niños que eran ricos le quitaron el cupo a los pobres, los pobres no existen para los indicadores del país”.

“No se ha pensado en un proyecto para trabajar en el restablecimiento de los menores en el sistema educativo. Nadie está pensando en los niños, cada sector están pensando desde su propios intereses”, puntualizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad