lunes 06 de julio de 2020 - 12:00 AM

¿Agua en piscinas de Acualago es un factor de riesgo para la salud?

Funcionarios de la Alcaldía de Floridablanca confirmaron que las piscinas del centro acuático no son criaderos de vectores. Sin embargo, dentro del parque se hallaron varios puntos de riesgo que ya fueron intervenidos para evitar la formación de larvas.
Escuchar este artículo

La propagación de zancudos, sumado a ese aspecto verde y sucio de las piscinas de Acualago, son signos de alarma entre los habitantes de Lagos I, Lagos III y algunos sectores de Cañaveral Oriental. No obstante, la Alcaldía de Floridablanca asegura que, dadas las condiciones químicas, atmosféricas y naturales allí no se estaría generando anidación de vectores.

Quienes se sienten afectados con esta situación aseguran que, tras el cierre de este parque, desde el pasado 18 de marzo cuando se ordenó el aislamiento preventivo obligatorio para evitar la propagación del COVID-19, los espacios de recreación acuática no han recibido mantenimiento y esta podría ser la razón por que se ha aumentado la proliferación de vectores que se refleja en las constantes picaduras que han sufrido niños y adultos.

“Los que viven en las casas del barrio y en los conjuntos tenemos temor de que esto se convierta en un problema sanitario. Desde abril, más o menos, se están interponiendo quejas ante las autoridades municipales para que se tomen medidas. No sabemos qué tan factible sean que las desocupen, pero si se puede nos darían un alivio”, manifestó una de las residentes del sector.

Por otro lado, afirmaron que “estamos preocupados por el estado de abandono de este lugar, durante la cuarentena no se han intervenido las piscinas. Entendemos que el parque no puede funcionar por las restricciones, pero necesitamos que los entes competentes entiendan que no es fácil estar lidiando con zancudos, moscas y demás plagas”.

Lea también: Girón y Piedecuesta apuestan a nuevas rutas de buses

Frente a esta situación, la Secretaría Local de Salud de Floridablanca reitera que se han efectuado actividades de control biológico en la zona, precisamente para atender estas quejas; incluso, hace unos días se realizó una nueva visita de seguimiento a los procesos de eliminación de vectores, a través de liberación de peces guppies.

De hecho, personas de esta dependencia se encargaron de realizar recolección de inservibles, reordenamiento, cierre de mecanismos de ventilación en los cuartos de máquinas para eliminar criaderos. Y la administración del parque se encargó de las labores de poda y macaneo para minimizar los factores de riesgo.

Javier Alonso Herrera Cuadros, biólogo y entomólogo de dicha dependencia, afirmó que si bien sí se encontraron vectores en depósitos artificiales como son los cuartos de máquinas, canecas y residuos, “en esta última inspección determinamos que, dentro de las piscinas, como tal, no se está desarrollando el Aedes Aegypti que es el transmisor del dengue, zika y chikunguña, debido a que estos depósitos de agua tienen unos entornos de charca”.

Según el funcionario lo que lograron evidenciar durante una revisión minuciosa de toda la zona fueron insectos que realizan control biológico. Es decir que, en dado caso de encontrar larvas, las acabarían; por ejemplo, se hallaron los odonatos, conocidos comúnmente como libélulas, que en estados inmaduros son depredadores, asimismo los gerridos y los coleópteros.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad