lunes 21 de febrero de 2022 - 11:00 AM

Comenzó a funcionar el primer bus eléctrico de Metrolínea en Bucaramanga

En la mañana de este lunes 21 de febrero, inció sus recorridos el primer bus eléctrico de Santander

Se trata de un bus articulado, 100% eléctrico, de la multinacional BYD que estaba en Bucaramanga desde diciembre de 2021.

El vehículo se incorporó a la flota de MetroCinco Plus, uno de los concesionarios de transporte de Metrolínea, y tendrá seis meses de prueba para que conductores conozcan cómo funciona y los concesionarios atiendan en tiempo real los requerimientos de este bus eléctrico.

Este hito en la movilidad del área metropolitana es el resultado de años de trabajo entre la Alcaldía de Bucaramanga, la Electrificadora de Santander Essa y Metrolínea. El objetivo de este plan piloto es analizar el funcionamiento de vehículos ‘cero emisiones’ de transporte público en el área.

De acuerdo con Mauricio Montoya Bozzi, gerente de la Electrificadora de Santander, Essa, indicó que la idea es que, en prueba real con pasajeros, Metrolínea y Metrocinco puedan ser testigos directo de las ventajas y desventajas de este tipo de bus.

“Que puedan revisar el comportamiento de las baterías, la autonomía, cómo se comporta en subida o en bajada. Poder conocer las especificaciones de primera mano. Queremos apoyar la idea de contar con un amplio porcentaje de flota eléctrica. Y como Metrolínea comienza a pensar en renovar su flota, entonces es un buen momento para realizar el piloto”, dijo Montoya.

La capacidad de este vehículo es de 160 pasajeros y tiene permitida una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora. Además, no genera emisión de CO2 en operación, lo que evitará la emisión de 135 toneladas de CO2 al año.

Al tratarse de un vehículo 100 % eléctrico dejará de consumir 1.400 de galones de diésel al mes.

Montoya Bozzi indicó que Essa tiene la intención, desde hace varios años, realizar estos pilotos para aportarle a este tipo de movilidad. También están en conversaciones con el Área Metropolitana de Bucaramanga para traer taxis eléctricos.

“Empezamos a hablar de movilidad eléctrica en 2018 y ya en 2019 teníamos nuestro punto de carga pública que todavía sigue siendo gratis para los usuarios. Para este piloto del bus, Essa invirtió $125 millones en realizar las adecuaciones eléctricas para el cargador, que es diferente al de los puntos públicos”, dijo el gerente.

Se estima que antes de terminar 2022 el área metropolitana cuente con otro punto de carga público para vehículos eléctricos en Cañaveral.

“A medida que aumente la demanda, la idea es instalar más puntos de carga. Es la apuesta que hacemos a una movilidad más sostenible. Con dos horas y media conectado al cargador, el bus queda con el 100% de baterías. Y como no tiene escape, no genera ningún tipo de emisión contaminante. Queremos seguir ayudando al medio ambiente, por eso también adquirimos 17 carros 100% eléctricos para la flota operativa de Essa, que llegarán este año”, enfatizó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad