jueves 18 de junio de 2020 - 12:00 AM

Cuatro rutas nuevas entran a reforzar el transporte público en el área

El plan establecido por el Área Metropolitana de Bucaramanga fue concertado en la tarde de ayer con las 11 empresas de transporte público convencional. Todas las rutas saldrán desde Piedecuesta, debido a que fue el municipio más afectado con la cancelación del servicio de Metrolínea.
Escuchar este artículo

Tras una reunión con las 11 empresas del transporte público convencional, el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, anunció la habilitación de cuatro rutas y la modificación del trazado de dos existentes, como plan de contingencia, para atender a Piedecuesta, Floridablanca y el Norte de Bucaramanga, que resultaron seriamente afectados con la inesperada suspensión del servicio de Metrolínea.

Todas estas rutas habilitadas saldrían desde Piedecuesta, hacia diferentes destinos en la capital santandereana.

Según informó un vocero del AMB, la ruta 49, cuyo trazado es Piedecuesta, Anillo Vial, Girón, Kennedy-Colorados, y Puente Tierra, operará sin modificación alguna.

Las rutas 50 y 51 que ya existían, tendrán variación. Es decir, la ruta 50 cuyo trazado es Piedecuesta, Floridablanca, Carretera Antigua y Carrera 33, se modificó y ahora tendrá una variante que le permite su circulación por la autopista.

La ruta 51 que sale de Piedecuesta y va por Floridablanca, Carretera Antigua y Carrera 33, se modificará igual que la ruta 50 para atender la Carretera Antigua, pero también para seguir de manera directa por la autopista hasta la carrera 21.

Por otro lado, el funcionario subrayó que en la mesa de trabajo “se buscó la manera de firmar un convenio de colaboración empresarial, mediante el cual Transpiedecuesta y Cotrausan (Unitransa, Transcolombia, Cotrander y Transgirón) acuerdan el aporte de la flota y la distribución de los buses para poner en operación las cuatro nueva rutas autorizadas”.

Se estableció que el primer recorrido directo irá desde Piedecuesta hasta la carrera 16, para garantizar conexión directa al centro de la capital santandereana; el segundo, también directo por la autopista, será Piedecuesta, Provenza y Ciudadela Real de Minas; el tercero, saldrá de Piedecuesta hacia la carrera 27 y la Universidad Industrial de Santander.

Con respecto al cuarto recorrido aprobado, el funcionario del AMB indicó que “Transpiedecuesta y Transportes San Juan firmaron un convenio aparte para operar la ruta entre el sector Campoverde y la Carrera 33”.

Al cierre de esta edición, Vanguardia pudo establecer que aún no se había resuelto la situación que originó todo este inconveniente de movilidad en el área, que hace referencia a circunstancias contractuales relacionadas con Metrocinco Plus, debido a que no pudo renovar la póliza de cumplimiento. La aseguradora exigía $12 mil millones en una fiducia, como garantía extra.

Es decir, si la situación no se resuelve, el operador seguirá obligado a dejar estacionada su flota, comprometiendo así el 59% de la operación del Sistema Integrado de Transporte Masivo.

Freddy Cubides, gerente de Metrocinco Plus dijo que “estamos mirando todas las alternativas posibles para la expedición de esa póliza. Hemos hecho la solicitud en todas las aseguradoras del país, algunos nos dijeron que no y otras no respondieron”.

Lea también: Las razones por las que Metrolínea no operará en Piedecuesta y en parte de Floridablanca y Bucaramanga

Disgusto generalizado

El alcalde de Piedecuesta, Mario José Carvajal, rechazó la decisión de Metrolínea que terminó afectando a más de 15 mil usuarios de su municipio.

“Metrolínea requiere una reestructuración urgente. Algunas de las antiguas rutas del transporte colectivo deben regresar. Metrolínea no puede seguirle cargando sus irresponsabilidades y deficiencias a los habitantes del área metropolitana”, precisó el mandatario.

El alcalde de Floridablanca, Miguel Ángel Moreno, por su parte, mostró su preocupación frente a la situación, especialmente por la forma en como se le informó a la ciudadanía.

“Floridablanca y Piedecuesta somos los más abandonados por esta situación. Hoy en Junta Metropolitana radicaré un proyecto de acuerdo para que se suspendan los acuerdos mediante los cuales se le hizo entrega al AMB, la autoridad de transporte”, señaló Moreno.

De acuerdo con el mandatario, de esta manera el Área entregará el transporte público colectivo y los municipios podrán habilitar rutas adicionales.

“Lo más importante es que empiece Flotax, Cotrander y Lusitania a prestar el servicio en esos sectores donde están desatendidos por Metrolínea y en general por el transporte público. Por ejemplo, Zona Franca carece de una ruta que le ayude a quienes trabajan allá y necesitan trasladarse al área metropolitana”, puntualizó

Nelson Arenas, gerente de Movilizamos S.A., uno de los operadores de Metrolínea, comunicó que esta es una de las tantas situaciones que dejan ver el riesgo en el que se encuentra el Sistema.

Según Arenas, Metrolínea S.A. les adeuda $13.500 millones. Desde la segunda catorcena de septiembre de 2019, no reciben un solo peso.

“En estos momentos los que están subsidiando el Sitm son los operadores. Nos están obligando a prestar un servicio a pérdidas desde hace rato, subsidiando a punta de deudas y nadie ha querido entender el problema. Las autoridades nacionales, departamentales y locales deben ponerse de acuerdo para realmente evaluar si el Sistema debe o no seguir funcionando”, precisó el gerente.

¿Ganó la ‘piratería’?

La sorpresiva decisión de Metrolínea abrió campo para que las autoridades metropolitanas y los transportadores informales libraran una verdadera batalla. Y aunque se intentó establecer un plan de contingencia rápido y oportuno, la informalidad terminó por ganarse la mayor parte del terreno.

Es decir, el taxi colectivo, el mototaxista y el ‘pirata’ lograron convertirse en la mejor alternativa de movilidad, para quienes necesitaban trasladarse entre Bucaramanga, Floridablanca y Piedecuesta.

Frente a este tema, las autoridades de los municipios afectados atribuyeron toda culpa a Metrolínea y la señalan de ser la generadora del transporte informal. Como solución, más allá de fortalecer operativos, exigen que el AMB, que tiene todas las atribuciones del transporte, permita ampliar las rutas del transporte público colectivo para empezar a cubrir aquellas zonas donde el servicio es deficiente.

Los ‘aprietos’ de Metrolínea en el último año.

Abril de 2020

La Alcaldía de Bucaramanga advirtió multas diarias por $33 millones contra Metrocinco Plus y Movilizamos S.A., por negarse a poner en operación 21 buses adicionales, en el marco de la reactivación económica.

Diciembre de 2019

Dejaron de operar las 14 rutas complementarías que integraban el transporte público colectivo convencional con Metrolínea.

Septiembre de 2019

Movilizamos S.A. denunció que Metrolínea le adeudaba $12.087 millones por atrasos acumulados en los pagos de los últimos seis meses.

Mayo de 2019

El Juzgado Primero Civil Municipal de Floridablanca ordenó a Metrolínea desocupar el lote ubicado en la vereda de Río Frío, en el Anillo Vial Girón - Floridablanca, el cual era utilizado como Patio-Taller.

Febrero de 2019

Movilizamos S.A. anunció la suspensión de actividades, luego que la Alcaldía de Bucaramanga ordenara el embargo de las cuentas bancarias del operador, por una deuda que alcanzaba los $438 millones, por concepto de pago de estampillas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad