martes 23 de junio de 2020 - 9:21 PM

Docente lleva enseñanza a sus alumnos de inclusión a las veredas

Reinventar la educación, esa es la idea de los profesores en este tiempo de pandemia, pues la falta de conectividad ha obligado a los docentes, como Edinson López Santamaría, a desplazarse hasta las zonas rurales, para desde allí, generar una pedagogía presencial, sobre todo cuando hay niños y jóvenes especiales.
Escuchar este artículo

Es el caso del Instituto Decroly, un colegio ubicado en la zona norte de Bucaramanga (barrio Kennedy), en donde hoy ya son 20 niños de inclusión, que no tienen los medios para recibir las clases, por lo que Edinson tomó la iniciativa de ir hasta sus viviendas para llevarles la enseñanza.

“Es un proyecto que surgió desde el colegio. Es ir a hacer un acompañamiento directo, donde los papás también se involucran y estudian con los niños. Es poderle llevar, en este plan piloto, la educación hasta sus casas”, manifiesta López Santamaría, quien ya cumple un año en la institución y 9 en la pedagogía.

A Edinson le ha tocado afrontar esta deserción escolar ocasionada por la emergencia del Covid 19; sin embargo, esto no ha sido motivo para desfallecer en su proceso educativo, el cual lleva un componente vocacional, que lo hace único.

“Comenzamos un proceso con un alumno, Jonathan; él vive más adelante del sector de Colorados, cerca al Pablón, nos trasladamos hasta una finca, más o menos a 20 minutos de la vía principal y allí de lunes a viernes, todas las tardes, recibe sus clases, como si estuviera en el colegio con un material didáctico”, argumenta el docente.

Las necesidades de sus alumnos, pues la mayoría de bajos recursos, hacen que este profesor se las ingenie para seguir en la lucha de la transformación social. Iniciativa a la que ahora se han unido otros docentes de la institución.

Según los rectores del colegio, es un planteamiento que busca darle oportunidades a todos, sin mirar dificultades.

“En el Kennedy sabemos que hay jóvenes de estrato 0, 1 y 2. Aunque somos una institución privada, le damos enseñanza a la población vulnerable. El proceso comenzó hace 3 meses y ya son 20 niños y jóvenes quienes reciben este acompañamiento, en varios sectores.

“Donde los estudiantes no tienen las herramientas, ahí llegamos nosotros. Ideándonos las estrategias, para cuando volvamos (después de la pandemia) y algunos de ellos se incapaciten, tengamos un mecanismo para que desde casa se pueda enseñar también de forma presencial”, sostiene Erika Mileidys Supelano Prada, rectora de la institución.

Por ahora, la pandemia del Covid-19 ha motivado a este docente y a sus directivas, a mirar alternativas, a diferencia de los grandes colegios, que en la ruralidad, las desventajas tecnológicas son muchas, por eso la creatividad y el esfuerzo los mantienen firmes en el proceso de lograr su objetivo: enseñar por encima de todo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad