viernes 20 de marzo de 2020 - 12:00 PM

El alentador mensaje que dos adultos mayores colgaron en su casa para enfrentar el coronavirus

Don Yayo y doña Hilda son una pareja de esposos que buscan, de manera creativa, darle un mensaje de ánimo a su comunidad ante la crisis por el Coronavirus. Su historia se hizo viral y en Vanguardia se la contamos.
Compartir

Desde el pasado miércoles 18 de marzo, los vecinos y las personas transitan por el barrio los Andes en Floridablanca, no podrán evitar voltear su mirada hacia la casa de don Yayo Medina y su esposa, Hilda Jaimes.

Allí, desde su balcón, muy grande y llamativo, había un pendón con un mensaje que decía “Todo saldrá bien, el verdadero enemigo es el pánico”, el cual busca darle a quienes lo vean, un mensaje de ánimo ante la situación que se vive en el mundo por el COVID-19.

Tan pronto lo hicieron visible en su casa, varios usuarios en redes sociales han compartido la foto en donde se ve a don Yayo asomado en el balcón junto al letrero que hizo con todo el amor junto a su esposa.

Lea también: En tiempos de coronavirus, la solidaridad sorprendió hasta las lágrimas a un vendedor de cocadas.

Y es que lo que más llama la atención es que hayan sido estos dos esposo, ambos adultos mayores, los que hayan que-rido realizar esto con el fin ‘bajarle’ un poco al afán que todas las personas tienen por estos días y, quizás, hacerlos caer en cuenta que todo va a estar bien, siempre y cuando se sigan las medidas recomendadas.

“Ellos se dan cuenta que se está generando pánico. Escuchan que los vecinos están preocupados, la familia, incluso los jóvenes por eso quisieron que en medio de tanto caos, hubiera un mensaje alentador. Entonces decidieron hacer ese aporte de manera creativa, porque es algo que siempre les ha gustado”, dijo Silvia Medina, hija de estos dos esposos.

Para aportar ese ‘granito de arena’ y ser creativos, no hay nada que detenga a don Yayo y a doña Hilda, pues fueron ellos mismos, solos los que decidieron hacer el letrero con algunas materiales que ya tenían en sus casas.

“Llegué y pensé que era para poner en la parroquia. Les pregunté y respondieron que era para la casa. Recogieron todo el material que tenían y empezaron a construirlo. Para mí fue sorpresa cuando llegué a la casa y lo tenían prácticamente listo. En lo único que necesitaron ayuda fue para colgarlos”, expresó Silvia.

Lea también: Cierran dos establecimientos en Piedecuesta por vender bebidas alcohólicas.

Hasta el momento, el resultado ha sido positivo y han obtenido la respuesta que esperaban, pues los vecinos que han pasado frente a su casa y han tenido la oportunidad de leer el mensaje de aliento, los han felicitado por la iniciativa.

Aunque don Yayo y doña Hilda se mantienen positivos y esperan que todo el mundo se encuentre igual, no niegan que el aislamiento les ha afectado, pues una de las actividades que más aman es poder salir los domingos a misa y aprove-char para visitar a su hijo, quien es el párroco de Floridablanca.

“Lo que ellos más recalcan es que no sirve de nada estar asustados y no hacer lo que nos recomiendan. Sí están preocupados, pero sí somos conscientes de seguir las normas, vamos a salir de esta”, comentó Silvia.

Y pese a que puede ser contradictorio, debido a que don Yayo y doña Hilda hacen parte de la población más vulnerable por el Coronavirus, están dando un mensaje alentador original y creativo, hecho con todo su amor y esfuerzo para alentar y tranquilizar aunque sea un instante, a todo aquel que pase en frente de su casa.

Lea también: Ante el toque de queda, empresarios bumangueses se unen para ayudar a los vendedores ambulantes

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad