lunes 29 de julio de 2019 - 12:00 AM

Esta semana inician en Bucaramanga y su área las sanciones contra automotores ‘chimeneas’

A partir del próximo jueves, 1 de agosto, el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, trabajará en conjunto con las direcciones y secretarías de tránsito de los cuatro municipios para hallar automotores que infrinjan los límites de gases e imponer sanciones a sus propietarios.
Escuchar este artículo

Santander es uno de los departamentos del país en donde más se incumple la Revisión Técnico Mecánica, que establece el Ministerio de Transporte. Las estadísticas publicadas por el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, indican que el índice de evasión en tal obligación es del 56,7% en el departamento.

Es decir, más de la mitad de los automotores registrados en territorio santandereano tienen pendiente dicha inspección automotriz, que entre otros aspectos sirve para medir, regular y reparar la emisión de gases de los diferentes tipos de vehículos.

Lea también: Por primera vez Bucaramanga registró aire “dañino” para la salud

En el área metropolitana de Bucaramanga es muy común observar a diario un sinnúmero de carros, motocicletas, buses, volquetas y furgones que parecen verdaderas ‘chimeneas’, debido a la gran cantidad de humo que sale por sus tubos de escape.

Se agudiza el problema

La emisión de gases que genera el parque automotor del área metropolitana de Bucaramanga dejó de ser un problema menor y se convirtió en un asunto que ocupa los primeros renglones de los asuntos a tratar por parte de gobernantes y autoridades.

La problemática de contaminación por causa de los vehículos ‘chimeneas’ es tal, que durante el último semestre se declararon varias alertas en la ciudad a raíz del grado de polución que presentó el aire.

Mediciones realizadas por el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, en marzo pasado, concluyeron que la calidad del aire respirado por la ciudadanía en aquel entonces oscilaba entre “moderado y dañino”.

Ese mes, el AMB alertó a la población por el alto grado de contaminación que presentaba la atmósfera. De hecho, recomendó cuidados y protección especiales para infantes, adultos mayores y embarazadas, por ser considerados grupos poblacionales con mayor grado de vulnerabilidad frente a dicha problemática.

Tal situación ocasionó numerosos mensajes de manifestación por parte de la ciudadanía, que comenzó a exigir mayores controles y operativos para identificar y sancionar a propietarios de vehículos ‘chimeneas’.

También le puede interesar: Bucaramanga requiere renovar flota de buses para mejorar la calidad del aire: Naturgas

Frente a tales manifestaciones de la población, a mediados del mes actual el AMB puso en marcha una serie de acciones pedagógicas, en las cuales hizo mediciones y entregó recomendaciones a propietarios de vehículos, para que cumplieran lo exigido en lo concerniente a la emisión de gases.

Inician las sanciones

Dicho ejercicio educativo con conductores se finalizará el próximo miércoles, 31 de julio, y a partir del jueves entrante, 1 de agosto, se iniciará la imposición de sanciones a propietarios de vehículos ‘chimeneas’, conforme con lo anunciado por el AMB.

“A partir del 1 de agosto los operativos se ejecutarán para detectar, examinar, sancionar e inmovilizar a todo tipo de vehículos de transporte público, como buses y taxis, y de transporte particular como carros y motocicletas, que circulen sin cumplir con los estándares requeridos y niveles permisibles de emisiones contaminantes en el área metropolitana”, informó el AMB a través de un comunicado oficial.

De acuerdo con lo indicado, el AMB aplicará dichas sanciones conforme lo dispone la Resolución N° 910 del 2008, expedida por el Ministerio de Transporte.

Así se aplicarán las sanciones

Según Óscar Rojas, coordinador del Equipo de Calidad de Aire del AMB, aquel automotor sometido a prueba de gases y cuyo resultado sea negativo o infrinja los límites de emisión permitidos, automáticamente su propietario se verá obligado a enfrentar una multa “cuyo valor es de medio salario mínimo legal vigente”.

Es decir, el dueño de un vehículo ‘chimenea’ deberá pagar alrededor de 414 mil pesos como sanción. Sumado a esto, podrá sufrir la inmovilización del carro, moto o bus, dependiendo de la normativa que se le aplique, según la jurisdicción en la cual sea sorprendido.

“Trabajaremos en apoyo con las diferentes secretarías y direcciones de tránsito que operan en el área metropolitana. Para estos operativos se dispondrán puestos de control sorpresa, en múltiples puntos de cada municipio. Así mismo, iremos hasta las estaciones de bus y parqueaderos, para hacer mediciones sorpresa a las flotas y empresas que prestan servicio en la ciudad”, explicó Rojas.

Tales mediciones se llevarán a cabo con el uso de equipos de última tecnología y que previamente fueron revisados y autorizados por parte de expertos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam.

“Los equipos y el software que nos acreditó el Ideam determinan los límites permisibles y el estado de emisiones de cada automotor. Además de la multa, cada vehículo que resulte con la prueba rechazada serán requerido nuevamente en un término que no deberá exceder los 15 días, con el fin de que se sometan a una nueva revisión y así establecer si el propietario hizo las refacciones del caso”, señaló el funcionario del AMB.

¿Qué se hará en los puestos de control?

1. Detención: agentes de Tránsito le solicitarán el certificado de la Revisión Técnico Mecánica y seguidamente someterán el vehículo a prueba.

2. La prueba: conectarán equipos y lo harán acelerar a fondo. Para una moto la prueba dura 10 minutos, en un vehículo a gasolina, 20 minutos, y uno a Diesel, 30 minutos.

3. Resultado: de ser negativo, lo multarán y lo citarán de nuevo para verificar si hizo la debida reparación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad