jueves 23 de noviembre de 2023 - 11:41 AM

Estudio: 19 mil alumnos en colegios públicos de Bucaramanga han sufrido acoso

Así lo reveló una investigación que fue desarrollada con participación de la Alcaldía de Bucaramanga. Son miles de niños y adolescentes los que anualmente sufren agresiones verbales, psicológicas y físicas al interior de las aulas y en alrededores de las sedes educativas.
Compartir

Las estadísticas oficiales más recientes alertan una gran incidencia del ‘bullying’ o matoneo escolar en colegios públicos de Bucaramanga. Preste mucha atención a las posibles señales, muchos niños y adolescentes sufren en silencio este tipo de acoso.

Una investigación desarrollada recientemente en el municipio, permitió conocer la gran cantidad de estudiantes que en algún momento han padecido este tipo de situaciones, tanto al interior de las aulas y en espacios del colegio, así como en las afueras de las sedes educativas.

Dicho estudio reveló que el 28 % de los estudiantes en colegios públicos de Bucaramanga ha sufrido, en al menos una ocasión, ataques verbales, psicológicos y físicos, que ocasionan impactos negativos tanto en la salud como en el desarrollo social de la víctima.

Anualmente más de 70.000 niños y adolescentes son matriculados en sedes educativas del sector oficial en la capital santandereana. Teniendo en cuenta el indicador que reveló la investigación, se calcula que durante los últimos años más de 19.000 estudiantes padecieron alguna forma de matoneo escolar.

De acuerdo con lo precisado por el Gobierno Local, de este 28 % en mención cerca del 25 % afirmó “que lo sufrió (’bullying’) durante un tiempo, pero al momento de responder la encuesta ya no lo padecía, y un 3 % de los estudiantes encuestados aseguró ser víctima de situaciones de acoso escolar en las instituciones educativas oficiales”.

Este estudio se realizó de forma conjunta por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, además de las secretarías del Interior y Educación de la Alcaldía de Bucaramanga.

Las autoridades también han podido identificar sobre dicha problemática que, alrededor del 80 % de los casos de matoneo escolar se registran en cercanías a las sedes educativas, y el 20 % restante al interior de los colegios.

$!Estudio: 19 mil alumnos en colegios públicos de Bucaramanga han sufrido acoso

Atento a las posibles señales

Los expertos sugieren que este tipo de casos de acoso contra niños y adolescentes sean abordados de manera detenida por los padres de familia.

Lo primero de lo cual deben estar alertas los padres es a las señales que genera una víctima de ‘bullying’. De acuerdo con recomendaciones de organismos como Unicef, las señales de alerta son:

- Lesiones inexplicables (hematomas, raspaduras, cortes, etc).

- Pérdida o rotura de ropa, libros, dispositivos electrónicos o joyas.

- Dolores de cabeza o estómago frecuentes, sensación de malestar o simulación de enfermedad.

- Cambios en los hábitos alimentarios, como saltarse horarios de comidas. Los niños pueden llegar de la escuela con hambre porque no tomaron sus onces, por ejemplo.

- Dificultad para conciliar el sueño o pesadillas frecuentes.

- Calificaciones bajas, pérdida de interés en las tareas escolares o se niega a ir a la escuela.

- Pérdida repentina de amigos o deseo de evitar situaciones sociales.

- Sentimientos de impotencia o disminución de la autoestima.

- Comportamiento autodestructivo como escaparse del hogar, autoinfligirse heridas o hablar de suicidio.

$!Estudio: 19 mil alumnos en colegios públicos de Bucaramanga han sufrido acoso

Si su hijo es víctima de acoso escolar, las autoridades recomiendan “solicitar apoyo de profesionales del entorno escolar (orientadores, psicólogos, docentes o directivos), sobre las acciones a tomar”.

Si en la institución educativa no se toman correctivos y se emprenden acciones al respecto, puede denunciar el caso ante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, a través de la línea 141 o el correo electrónico atencionalciudadano@icbf.gov.co.

Para prevenir que su hijo sea víctima de matoneo, los expertos sugieren “mantener una comunicación asertiva en la familia, que permita conversaciones en las que se puedan abordar con anticipación este tipo de situaciones”.

Igualmente se pide a los padres de familia estar muy atentos ante los cambios de humos o de comportamiento de sus hijos, por más leves que sean. En muchos casos, los niños o adolescentes no informan lo que les sucede.

Tras dicha investigación, el Gobierno de Bucaramanga tomó acciones en sedes educativas del sector oficial e intensificó campañas de sensibilización, en temas como la resolución pacífica de conflicto y el respeto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad