martes 21 de enero de 2020 - 12:00 AM

Investigación de la UIS revela componente químico en medicamento natural

Contrario a lo que miles de colombianos han creído y lo que asegura su fabricante, este medicamento contra el dolor, de origen natural y venta libre, no está hecho sólo de caléndula. Investigadores de la Universidad Industrial de Santander, UIS, revelaron que además contiene diclofenaco.
Escuchar este artículo

A raíz de un dolor en la cadera, muslo derecho y la espalda baja me recomendaron tomar Dololed. Durante tres días lo consumí como indica la caja, una tableta cada ocho horas. Aunque sí mejoró el dolor, me dio molestia estomacal, náuseas y desaliento, motivo por el que decidí suspenderlo”.

“Para calmar el dolor que sentía en uno de mis pies, como consecuencia de un accidente en el cual me lesioné, me recomendaron tomar Dololed. Nunca he sido amiga de consumir tanta medicina química, pero este medicamento me llamó la atención porque dice ser de caléndula. Solo tomé tres pastillas e inmediatamente me sentí muy mal”.

“Yo supe del Dololed por un sacerdote que me lo recomendó para calmar un dolor muscular. No he consumido más de una tableta al día. Lo que si hice fue recomendarle a una amiga que se fracturó un brazo que lo tomara cada ocho horas para bajar la inflamación”.

“Mi esposo, quien sufre de cáncer, toma Dololed. Se lo da el seguro, por la clínica del dolor. Toma dos tabletas cada seis u ocho horas, desde hace cuatro meses, pero vive con náuseas y vómito además de que dice sentir la boca como si se la hubiese quemado”.

Así reaccionaron algunas personas que aceptaron en algún momento de su vida y por distintos motivos consumir Dololed, un fármaco de uso terapéutico y antiinflamatorio, que promete aliviar el dolor gracias a su composición natural, a base de extracto seco de flores de caléndula.

Sin embargo, en 2018 y por casualidad, investigadores del Centro de Cromatografía y Espectrometría de Masas, Crom-Mass, de la Universidad Industrial de Santander, UIS, realizaron un exhaustivo examen químico al medicamento y descubrieron la presencia de diclofenaco en su composición.

Elena Stashenko, docente y Directora de Crom-Mass, reveló que llegaron a la investigación porque en 2018 una persona se acercó al laboratorio, y les pidió a los químicos que analizaran el contenido de este “fitofármaco”.

Lea también: No hay irregularidades en la calidad del agua de Bucaramanga y el área: Amb.

La petición, según Stashenko, se hizo porque luego de que esta persona tomó Dololed por recomendación médica, para controlar dolores crónicos, notó síntomas que le parecieron diferentes a lo que podría producir la caléndula.

“Al efectuar el análisis nos topamos con una tremenda sorpresa, el componente mayoritario de este medicamento naturista es diclofenaco”, mencionó la investigadora.

Ante los resultados, el grupo de investigación decidió realizar un análisis más minucioso.

“Estudiamos de ocho a diez cajas del medicamento, compradas en las principales farmacias de Bucaramanga. Recolectamos las muestras y empezamos a analizar si la pastilla entregada por el paciente era la única contaminada con diclofenaco. Sin embargo, al concluir el estudio encontramos que todas las pastillas tenían diclofenaco en concentraciones de alrededor de 10 %”, señaló.

A pesar de las conclusiones la duda siguió latente en los investigadores, quienes asumieron que los lotes podrían estar contaminados por lo que decidieron repetir el análisis, pero esta vez con muestras no solo de Bucaramanga sino de Medellín, Barranquilla, Yopal y Cúcuta. En total fueron 16 muestras y el mismo resultado: diclofenaco como protagonista.

“La caléndula es una planta europea que desde antaño ha sido utilizada por sus efectos antiinflamatorios in vitro, es un producto natural que se ha convertido en una tradición en la medicina natural, pero en este caso el que quita el dolor, es el diclofenaco”, explicó Elena Stashenko.

Luis Édgar Moreno Prado es el Gerente de Pronabell, el laboratorio que produce el medicamento en cuestión. Según reveló al periódico El Espectador, en Colombia se consumen cerca de 100 mil unidades de Dololed al mes y ratifica que la composición de su medicamento es extracto de caléndula, que importa desde Argentina.

Vanguardia intentó comunicarse con el Gerente para conocer su versión y las asistentes aseguraron que en las próximas horas darían declaraciones.

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima tampoco se pronunció al respecto.

Voz del experto

Diego Rincón, docente de Farmacología de la UIS, reveló que la dosis máxima permitida al día de diclofenaco son 150 mg repartidos en 50 mg cada ocho horas.

Además, señaló que cada vez que se vaya a formular diclofenaco se debe conocer cómo está la función renal, si no es así formular dicho medicamento está prohibido. Alergias, problemas cardiacos y daños en el riñón e hígado son los efectos más que secundarios, indeseables del consumo de diclofenaco de manera progresiva.

Lea además: Este martes vuelven las marchas y cacerolazos en Bucaramanga.

“El diclofenaco es un aine y puede dar todas las reacciones indeseables de alergia medicamentosa. Igualmente puede causar bronco espasmos, asma severa o la muerte por un shock anafiláctico, la reacción alérgica más grave que existe”, señaló el docente.

Adicional a esto, si un paciente tiene comprometido el riñón puede desencadenar una insuficiencia renal, es hepatotóxico directo, es decir, daña el hígado, puede llevar a trastornos de coagulación o hemorragias, además de úlceras gástricas.

Jaime Alberto Rodríguez, vicepresidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología mencionó que por períodos cortos o de escasos días para manejo agudo del dolor no hay grandes inconvenientes en el consumo de diclofenaco. “La precaución que debe evaluarse por el médico tratante está encaminada a aquellos pacientes que tienen riesgo cardiovascular aumentado, aquellos que tienen patologías cardíacas como insuficiencia cardíaca, hipertensión arterial, infarto agudo del miocardio y antecedentes cerebrovasculares, pues se incrementa el riesgo cardiovascular”.

El porcentaje de diclofenaco contenido en cada tableta de Dololed es tres veces la dosis diaria recomendada, es decir, se está consumiendo de nueve a diez veces la dosis diaria normal.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad