martes 14 de julio de 2020 - 12:00 AM

Migrantes están llegando a más lugares de Bucaramanga para pernoctar

La Personería de Bucaramanga recibe quejas a “diario” sobre invasión de predios y espacios públicos por parte de ciudadanos extranjeros. El Municipio ha ayudado con subsidios de arriendo a decenas de migrantes.
Escuchar este artículo

En la madrugada de este lunes cerca de 203 migrantes fueron trasladados del Parque del Agua en Bucaramanga hasta la frontera con Venezuela. En dicho campamento, que se instaló desde marzo pasado, aún permanecen aproximadamente 100 personas, de acuerdo con la información oficial.

Pareciera una labor humanitaria de nunca acabar. Las autoridades afirman que siguen llegando caminantes a diario a la capital santandereana. Muchos de ellos en ruta y buscando hacer conexión con Cúcuta para arribar hasta Venezuela, y algunos ven en la ciudad su hogar temporal.

Lea también: Video: Así amaneció el Parque del Agua de Bucaramanga tras el traslado humanitario de más de 700 migrantes

Las ganas de aquellos migrantes que quieren quedarse en Bucaramanga y la difícil situación económica que sufren, ha propiciado que algunos invadan espacios públicos y predios en la ciudad, tal y como ocurrió en las afueras del Parque del Agua.

De acuerdo con lo informado por la Personería Municipal, constantemente se reciben quejas o reportes por parte de la ciudadanía sobre invasiones de zonas verdes o escenarios comunales por parte de ciudadanos extranjeros.

Este domingo la Policía Metropolitana informó que en inmediaciones de la cárcel de mujeres de Bucaramanga se identificó una intervención anómala en un terreno por parte de personas “que intentaban invadir este predio para construir viviendas”.

Katherine Martínez Fontecha, personera de la capital santandereana, indicó que los reportes de los bumangueses por este tipo de invasiones se registran “a diario. No es solamente en el Parque del Agua. Detrás de la cárcel de mujeres están invadiendo, en su mayoría son migrantes”.

Las autoridades han dado a conocer situaciones similares en el Norte de Bucaramanga, en donde también ha sido necesaria la intervención de la Policía en ciertas ocasiones.

“Siguen llegando a pie”

En medio de la pandemia, la Alcaldía de Bucaramanga creó un albergue temporal para brindar techo a familias vulnerables de migrantes. La atención se enfocó especialmente en núcleos familiares con menores de 14 años, gestantes y bebés. Esta iniciativa se puso en marcha en mayo pasado y se extendió dos meses.

Natalia Durán, secretaria de Desarrollo Social del Municipio, informó que este “programa tenía un término fijo desde sus inicios, y esta semana finaliza. Se atendieron personas en dos ciclos, cada uno con alrededor de 80 ciudadanos, con una atención integral a las familias”.

Además de este refugio, por medio de alianzas el Gobierno Local también ha entregado decenas de subsidios para arriendo a familias migrantes en riesgo de calle y que se alojan en residencias u hospedajes.

Durán resaltó que “hemos tratado de mitigar, de diferentes maneras, el riesgo de que estas personas puedan estar en situación de calle. Logramos gestionar recursos e identificar, con agencias de cooperación internacional, personas en riesgo y que recibieron este tipo de ayudas monetarias, en la cual se incluyen migrantes e igualmente bumangueses en situaciones complejas”.

“También entregamos mercados para beneficiar a más de 7.000 migrantes, desde el inicio de la pandemia”, agregó la Secretaria.

Durante la Emergencia Sanitaria, la Alcaldía de Bucaramanga ha distribuido alrededor de 50 mil comidas calientes a migrantes vulnerables y habitantes de calle.

El panorama es complejo. Desde que se inició la pandemia no se ha detenido el éxodo de migrantes en Santander, provenientes de otras regiones del país.

La Personera de Bucaramanga, quien viene supervisando los traslados de migrantes, indicó que “siguen llegando migrantes a pie a la ciudad, hay unos que se quieren ir, pero otros que no”.

La funcionaria considera que se debe crear otro programa o proyecto para brindar refugio temporal a los extranjeros, “porque somos un corredor por donde pasan para llegar a su país”.

La Secretaria de Desarrollo dijo que “estamos evaluando todas las alternativas que puedan generar mejor condición de vida, tanto para personas con otra nacionalidad como para colombianos”.

Hablan los migrantes

Karlis Cárdenas: “Mi hija está atrasada con las vacunas, la última vez me cobraron y no pude vacunarla. Necesitamos servicios de salud, sobre todo para los niños”.

Beyker Rico: “Que nos dejen trabajar. Comencé a vender frutas y la Policía no me dejó. Tuve que ponerme a reciclar y mi esposa vende dulces para hacer lo del día”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad