martes 24 de marzo de 2020 - 11:23 AM

Mitos y realidades sobre el COVID-19

En redes sociales rondan múltiples comentarios y afirmaciones sobre el coronavirus que han generado confusión en la ciudadanía, por eso Vanguardia habló con Patrick Eliana Sarmiento, médica pediatra e infectóloga para resolver algunas dudas con respecto a este tema.
Escuchar este artículo

Del coronavirus se ha hablado mucho últimamente. Gracias a las redes sociales, se ha presentado una saturación de contenido alrededor de este tema, que en vez de informar a las personas, lo que ha hecho es generar confusión y desinformación.

Comentarios graciosos, teorías conspirativas y hasta afirmaciones sobre su naturaleza y el cuidado para no contagiarnos, todo ha hecho parte de numerosas publicaciones y cadenas en grupos de WhatsApp. Sin embargo, ¿qué de todo lo que se habla es cierto?

En Vanguardia decidimos hablar con Patrick Eliana Sarmiento Wilches, médica pediatra e infectóloga de la Clínica Maternoinfantil San Luis, para explicar algunos aspectos generales y resolver ciertas dudas y mitos sobre la pandemia que tiene alarmado al mundo y a nuestro país.

$!Foto: Suministrada/ VANGUARDIA
Foto: Suministrada/ VANGUARDIA

Relación entre el desabastecimiento de algunos productos y el virus

$!Foto: Colprensa/VANGUARDIA
Foto: Colprensa/VANGUARDIA

Es un fenómeno que tampoco nosotros entendemos. Sin embargo, lo que puedo decir es que esta pandemia también afecta el tema económico, político, es una crisis a nivel global. La gente se da cuenta de cómo ha afectado al mundo y los expertos lo describen como algo que hace parte del pánico comunitario donde la gente tiene comportamientos inexplicables. Entonces la gente piensa que no van a salir dentro de mucho tiempo y que deben asegurarse de tener productos vitales, aunque también pueden ser conductas impulsivas y sin sentido. Tampoco hay una relación entre el papel higiénico, eso no evita contraer el virus, no hay una explicación, o por lo menos, no la conozco.

Tapabocas, los N-95 y la forma de contagiarnos

$!Foto: Colprensa/VANGUARDIA
Foto: Colprensa/VANGUARDIA

Los tapabocas N-95 tienen una efectividad del 95%. Debido a su alta efectividad, son los que debe usar el personal de salud para realizar procedimientos de atención a pacientes que son casos sospechosos.

Los tapabocas convencionales, o máscaras quirúrgicas, tienen unas indicaciones de uso específicas. Se usan cuando la persona está enferma, es decir, la indicación es para pacientes que tengan síntomas respiratorios porque protegen que sus secreciones no contaminen a los demás. Es importante recalcar que estas mascarillas hay que ponérselas con el filtro hacia adentro y que también deben ser usadas por personal de la clínica que está expuesto y los acompañantes de pacientes que puedan tener algún tipo de inmunosupresión.

Las personas del común cuando salen a la calle no deberían colocarse tapabocas, simplemente acatar las medidas del lavado de manos de manera frecuentemente y correcta, el distanciamiento y evitar aglomeraciones.

El filtro del tapabocas viene de manera unidireccional, es una medida solo para evitar que mis secreciones salgan. La mayoría de personas se está confiando del tapabocas, pero están tocándolo todo el tiempo con las manos, lo que es incorrecto. Además, estas máscaras tienen una efectividad de máximo 6 horas, por lo que después de ese tiempo, hay que desecharlas.

¿Mantener la calma o alarmarnos?

$!Foto: Colprensa/VANGUARDIA
Foto: Colprensa/VANGUARDIA

Esto es un problema de salud pública y es una pandemia porque se está dando una transmisión sostenida en regiones geográficas.

Como todo problema de salud pública es para que no lo descuidemos y pensemos en medidas para evitar que progrese y que tengamos complicaciones o secuelas. Es importante no perder la calma, las redes sociales han hecho que tengamos mucha información, pero también se produce información falsa que hace que la gente entre en pánico y tome conductas que no son las más apropiadas. Hay que poner atención y preocuparnos por hacer las cosas lo mejor posible, pero tratar de no entrar en pánico.

¿Qué tan preocupados debemos estar por los niños?

$!Foto: Colprnesa/VANGUARDIA
Foto: Colprnesa/VANGUARDIA

La experiencia de los otros países nos dice que la población pediátrica no es la que más se ha infectado, son las cifras más bajas de infección y los síntomas de la enfermedad han sido muy leves en comparación a la población mayor.

Aunque no ha habido registro de muerte en niño, hay que tener en cuenta la caracterización de esas regiones y no la nuestra. No sabemos qué efectos tiene en nuestra población pediátrica, que cuenta con sus propias características y que son diferentes por vivir en otra región geográfica.

También se ha encontrado que los niños tienen la carga viral alta, pero son asintomáticos, entonces se considera que pueden ser portadores.

El aislamiento correcto

$!Foto: Colprensa/VANGUARDIA
Foto: Colprensa/VANGUARDIA

Hay tres escenarios. El paciente que tiene la enfermedad y está muy grave puede buscar ayuda asistencial en una institución de salud que le pueda brindar los cuidados adecuados y será aislado. Pero si es una persona que es caso sospechoso porque vino de uno de los países más contagiados o tuvo contacto con un paciente con COVID-19, debe acudir a su EPS por llamada telefónica para que sean ellos los que le indiquen cómo va a ser tomada la muestra para que el paciente no tenga que desplazarse hasta una institución de salud a poner en riesgo a muchas personas. Sí hay que tener un confinamiento de catorce días para el paciente asintomático, como para el que tiene síntomas.

Gel antibacterial y supervivencia del virus

$!Mitos y realidades sobre el COVID-19

Hay varios estudios que se han hecho recientemente al respecto y lo que se ve es que lo máximo que pueda durar son nueve días en algunas superficies. En las que más dura son en el plástico, la madera, el papel, en el vidrio. Hay duraciones muy variables, por ejemplo, de 2 a 8 horas en un guante, en el aluminio tampoco dura mucho.

En cuanto al gel atibacterial, la indicación es que debe tener el alcohol a más de 70%, entonces puede proteger porque neutraliza y mata el virus.

Las teorías sobre su origen

$!Foto: EFE/VANGUARDIA
Foto: EFE/VANGUARDIA

Todas las teorías son respetables, pero si nos guiamos con lo que han dicho los que han estudiado el virus, ellos lograron descifrar que el coronavirus tenía unas características genéticas muy específicas. Es decir, encontraron que tenía similitud de un 70% con el SARS del 2002, pero también un 89% de similitud con un SARS que se da en una especie puntual de murciélago. De alguna forma, tuvo un salto de especie y se dio por mutaciones que tuvo el virus, porque dentro de su genoma tiene unos marcos de lectura abiertos que hacen que, cuando se hace su replicación, tenga muchos errores, y esos errores producen mutaciones puntuales que yo creo que sería muy difícil que eso lo pueda fabricar el hombre para usarlo como un arma biológica, porque fue algo muy específico, muy especial y muy aleatorio. Este virus tiene errores mutacionales muy frecuentes y esto llevó al salto de especie de un animal a un humano, por el contacto que tienen en China con algunos animales.

Hay evidencia que a altas temperaturas se puede inactivar el virus, pero son a temperaturas muy altas, que no son usuales. Que si los cocinaron bien o no, nos quedamos sin saberlo, pero tendrían que ser unas características muy específicas de temperatura.

La rápida realización de cura o vacuna

$!Mitos y realidades sobre el COVID-19

Se han probado varios medicamentos ante esta pandemia considerando la similitud de este virus con otros. Se están usando algunos retrovirales, pero todos estos no tienen los suficientes estudios, todo ha sido experimental ante el riesgo - beneficio de poder ofrecer algo a ese paciente grave. Todavía no se pueden recomendar con alta evidencia científica como primera línea de tratamiento. Puede tardar meses o años para que salga la vacuna para el uso en humanos.

Las personas que se han curado es por la evolución natural del virus, porque pasaron por todas las fases y dejaron de excretarlo. Sin embargo, todo puede cambiar en algunos días, porque varios pacientes después de haber negativizado sus pruebas de búsqueda de virus, tiempo después han dado positivo, entonces por esta razón la OMS considera que si un paciente ya tuvo el virus y se curó, debe estar en aislamiento catorce días para evitar ser infectante para otros.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad