jueves 12 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Obras “sin control” en Bucaramanga: La odisea de quienes sufren daños

En Bucaramanga denuncian falta de controles por parte de la Alcaldía para intervenir obras que no cumplen con las normas, y que atentan contra el patrimonio y la integridad de aquellas familias contiguas a dichas construcciones.

Mi apartamento se devaluó en 65%. Mi vivienda pasó de costar $210 millones, a un valor actual de $80 millones, debido a los daños que ha sufrido el inmueble por una construcción que hicieron al lado y que no cumple las normas”.

Este testimonio es de Miguel Reyes, quien desde hace más de seis años inició una batalla legal para denunciar una obra que causó diversos perjuicios en su vivienda, y para exigir que se apliquen las sanciones y correctivos del caso. Ha sido una odisea para él y su familia.

Lea también: Edificio en Terrazas habría afectado a predios vecinos

Reyes afirma que, aunque la misma Alcaldía evidenció anomalías, nunca se tomaron las acciones pertinentes para evitar que tal construcción causara perjuicios en las propiedades aledañas. Esta situación se registra en el barrio Terrazas, en la carrera 44 entre calles 57 y 58.

Un caso similar también ocurre en el barrio La Ceiba, en la carrera 17C con calle 62, en donde una familia denuncia la construcción de un edificio sin que se hubieran cumplido parámetros mínimos como la instalación de mallas de seguridad.

Por más de tres meses este hogar estuvo expuesto al riesgo inminente de sufrir un grave accidente, por la caída de materiales de construcción y hasta de concreto.

De hecho, la Secretaría de Planeación de la Alcaldía de Bucaramanga evidenció las irregularidades cometidas, tras una inspección que se hizo el pasado 10 de agosto.

“La construcción no cuenta con la documentación que acredite la legalidad de la obra... No cumple con aislamiento posterior”, se consignó en el acta oficial que se elaboró ese día por parte del Municipio.

Pese a estas evidencias, “nunca se ha ordenado ningún tipo de intervención ni se impuso sanción a la obra; ya casi la van a terminar y la Alcaldía no actuó. Me dañaron las paredes, los vidrios, el piso y hasta la ropa con todos los escombros que han caído”, manifestó Delfina Tolosa, propietaria de la casa perjudicada en La Ceiba.

La denunciante señala que no existe una reacción oportuna de la Administración Municipal ante los reportes de las posibles irregularidades que se cometen en construcciones, y que no existe el debido seguimiento a este tipo de casos que advierte la comunidad.

“Falta control y celeridad del Municipio, desde julio pasado radiqué formalmente la denuncia. En la respuesta más reciente, el mes pasado -Octubre- la Secretaría de Planeación me dijo que la responsabilidad de imponer las sanciones es de la Secretaría del Interior, que tampoco ha hecho nada”, agregó Tolosa.

“Ni por medio de la justicia”

En el caso de Miguel Reyes Planeación también evidenció irregularidades, “pero la Alcaldía permitió que la obra continuará. En 2014 se emitió la orden de cierre de la construcción, pero aún así el constructor continúo con los trabajos y nadie del Municipio vino a revisar, a pesar de los llamados insistentes”, aseguró este residente de Terrazas.

Luego de una inspección, en septiembre de dicho año tal Secretaría ordenó la suspensión preventiva de la obra por “no contar con licencia de construcción”.

Reyes señaló que “esa obra se inició sin planos aprobados, sin estudios de suelo, y ni siquiera actas de vecindad... cómo es posible que la hayan dejado terminar. Las columnas del edificio que construyeron se apoyaron en las estructuras de las viviendas aledañas existentes”.

Al igual que Miguel, la familia Jurado Sanabria también padece esta odisea desde 2014, cuando comenzaron a aparecer grietas en pisos y paredes. De hecho, expertos que realizaron evaluaciones técnicas concluyeron que la casa de los Jurdado Sanabria sufrió perjuicios estructurales tan graves que lo más adecuado y seguro es demoler dicha propiedad.

“En la casa 202 se rompió una viga, y en la casa 203 hay otra viga con ruptura. En el piso de la primera planta hay grietas. También existe invasión del espacio público, y no se respetó el perfil”, manifestó una de las personas que habita esta vivienda multifamiliar en Terrazas.

Ante la pasividad de las autoridades, Miguel decidió llevar su caso a la justicia. En agosto de 2019, en sentencia de segunda instancia, el Tribunal Administrativo de Santander dio la razón a las familias perjudicadas, al considerar que “vulnerado o amenazado el derecho a la seguridad y prevención de desastres previsibles técnicamente, teniendo en cuenta las irregularidades que presenta la construcción”.

Sin embargo, su odisea aún no finaliza. “Tuve que interponer un incidente de desacato porque no se han hecho los arreglos respectivos. Planeación es responsable desde el principio, porque permitió que se continuara la construcción de ese edificio, que hoy ni si quiera cumple con normas de espacio público porque tiene rampas, en lugar de andenes”, manifestó Miguel Reyes.

Peligrosa excavación en Cabecera

Hace 10 años comenzaron a formarse grietas en la vivienda de Isbelia Orozco, y en noviembre de 2018 sufrió el colapso parcial del frente de su casa, ubicada en la carrera 39 con calle 42.

En dicha zona hace más de 20 años se excavó un lote para un edificio que nunca se hizo. Con el paso del tiempo y las lluvias, el terreno se debilitó, causando perjuicios a la vivienda de Isbelia, quien demandó al Municipio.

Iván Vargas, secretario de Infraestructura, aseguró que “se hizo un muro de contención para que el riesgo se mitigue. La juez recibió la obra, que tuvo cerca de $288 millones de inversión, y cerró el caso”.

Sin embargo, nadie ha pagado ni reparado los daños que sufrió la casa.

Más de 916 quejas y solicitudes

Según información de la Alcaldía, entre enero y septiembre se presentaron 916 quejas y solicitudes relacionadas con posibles anomalías en construcciones.

José David Cavanzo, secretario del Interior, indicó que se revisarían los casos denunciados en este informe.

El funcionario agregó que “cuando Planeación emite un concepto sobre la violación de alguna norma, nosotros aplicamos el cierre inmediato de la obra. Desafortunadamente muchas construcciones no respetan esta sanción, y toca hacer control con Policía”.

Vanguardia trató de hablar con el Secretario de Planeación, Julián Silva, pero el funcionario no se pronunció y tampoco se pudo conocer cuántas obras han sancionado este año.

Dato: 481 obras recibieron licencia en Bucaramanga entre enero y septiembre de 2020, según el Gobierno Local.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad