domingo 09 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

600 familias están en riesgo por inminente deslizamiento en Piedecuesta

Las filtraciones de aguas residuales de un barrio subnormal estaría socavando el terreno. La comunidad hace un llamado a las autoridades para prevenir una emergencia.

Un inestable talud, que amaga con venirse al piso, tiene en alerta a cerca de 600 familias de los barrios Villas de Andalucía y Brisas de Primavera II, situados al oriente de Piedecuesta. ¿La razón? Sobre esa peligrosa ladera se construyeron de manera ilegal y de forma antitécnica 200 viviendas, las cuales agudizaron el problema.

Tales predios están sobre el barranco del sector de Villas de Andalucía y tanto esa comunidad como los vecinos del sector de Brisas de Primavera, situado en la parte baja del talud, temen que pueda ocurrir una tragedia.

Lea también: El telegrama: El whatsApp de nuestros viejos

Antecedentes

Desde hace 18 años se inició la ocupación de este asentamiento Villa de Andalucía, en la cabecera del barranco. Esta comunidad carece de un sistema de alcantarillado, por lo que las aguas negras terminan filtrándose y afectando el talud del sector.

La escarpa mide cerca de siete metros de alto y la extensión cubre las cuatro cuadras de la avenida 14 de Brisas de Primavera II.

Paola Hernández, habitante del sector vecino de Villas de Andalucía, asegura que las pilas que almacenan las aguas negras no dan abasto con el nivel de desechos que genera el barrio, por eso es que se desbordan: “Nuestro sistema de alcantarillado es artesanal. Necesitamos la instalación de las redes, pues la precariedad de los servicios públicos afecta la salud de la comunidad”, sentenció Hernández.

Al respecto, Pablo Meneses Moncada, presidente de la Junta de Acción Comunal de Villas de Andalucía, ratifica que las cajas que almacenan las aguas negras colapsaron, por lo que los residuos terminan sobre las calles del barrio: “El agua se desliza sobre el muro que nos divide con Brisas de Primavera II. Por eso son bien fundadas las preocupaciones con el talud”.

El líder cívico añadió que la Alcaldía de Piedecuesta ve viable el proyecto de construir un sistema de acueducto y alcantarillado, lo que no se sabe es cuándo se ejecutará.

Le puede interesar: Se quedaron en promesas las obras para la vereda Acapulco

Máryory Meza Toloza, presidenta de la JAC de Brisas de Primavera II, recalcó que los malos olores y el debilitamiento del talud son preocupantes, aunque confía en los compromisos fijados por la Administración Municipal.

Habla el Alcalde

Danny Ramírez Rojas, alcalde de Piedecuesta, subrayó que están atentos a la situación, pero se han encontrado ante la imposibilidad de invertir recursos propios por ser un barrio ilegal: “Buscamos recursos del orden nacional para aliviar el problema. Además, hemos programado visitas periódicas para evaluar las condiciones del talud”.

Posible alternativa

Jairo Camacho, líder de la Oficina de Medio Ambiente y Gestión del Riesgo, dijo que se evalúan varias opciones para mitigar el debilitamiento del talud que separa los dos sectores.

Una de las medidas que se contemplan es construir más cajones de inspección que permitan conectar las aguas negras de Villas de Andalucía al alcantarillado de Brisas de Primavera II.

“Si el alcantarillado de Brisas da la capacidad para recibir las aguas residuales, ésta sería la solución para mitigar el riesgo”, aseveró Camacho.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad