Publicidad

Colombia
Jueves 04 de abril de 2024 - 12:10 AM

‘¿Qué hacemos con el Fondo Nacional de Café?’, Petro advierte que tomará decisiones

El presidente se refiere a un fondo que es una cuenta parafiscal, conformada por dineros considerados públicos, que se nutre principalmente de la contribución cafetera pagada por cada libra de café exportado.

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

En un auditorio lleno de caficultores de base, pertenecientes a pequeñas asociaciones y cooperativas del sector, el presidente Gustavo Petro insistió en que llegó la hora de tomar decisiones sobre el Fondo del Café.

¿Qué hacemos con el Fondo Nacional de Café?, esa es la pregunta, porque si uno dice plata, los funcionarios empiezan a decir ¿de dónde?, pero es que la plata la tenemos, no tenemos toda la plata, pero tenemos una plata, lo que pasa es que no sabemos cómo se está usando y es propiedad del Estado”, dijo el mandatario en medio de aplausos.

El presidente se refiere a un fondo que es una cuenta parafiscal, conformada por dineros considerados públicos, que se nutre principalmente de la contribución cafetera pagada por cada libra de café exportado.

Dicho Fondo es administrado por la Federación Nacional de Cafeteros desde 1928 (aunque se constituyó como cuenta especial en 1940), cuyo contrato ha sido ratificado cada 10 años. Su objetivo es: “Contribuir a maximizar el ingreso del productor de café y debe cumplir con los objetivos previstos en la normatividad aplicable consistente en impulsar y fomentar una caficultura eficiente, sostenible y mundialmente competitiva.

Como dice el exministro de Agricultura y exgerente comercial de la Federación, Andrés Valencia, son dineros de los cafeteros.

Esos contratos establecen que la Federación es administrador idóneo por ser la legítima representante de los cafeteros, por su estructura democrática, su efectividad y transparencia en el manejo de los recursos.

Sin embargo, esto es algo que al mandatario no le suena. Desde el principio de su gobierno ha criticado los altos salarios de los directivos de la Federación y ha insistido en que la plata del Fondo está mal utilizada.

Así que en la Asamblea Nacional de Cooperativas y Asociaciones Cafeteras convocada por el Ministerio de Agricultura en Bogotá, el presidente Petro volvió a poner el dedo en la herida, “se creó la tesis de que hay derechos adquiridos sobre el Estado, eso no existe, el único propietario del Estado es el pueblo, lo dice el himno. Entonces, yo sí creo que hay que desatar un proceso constituyente cafetero”.

Y es que el presidente insistió en que no hay más remedio que la constituyente, y puso como ejemplo lo que acaba de suceder con la reforma a la Salud: “Hace dos años las EPS se acababan con nuestro proyecto, vinieron los congresistas y los empresarios, pasamos a una concertación, hablábamos de un gran acuerdo nacional y eso se volvió carreta. Salvamos a las EPS, no podían ser aseguradoras porque tenían que tener reservas técnicas, ahora resulta que se comieron la plata de los fondos, se comieron sus reservas técnicas. Entonces, para salvarlas, las queríamos volver gestoras, y no les gustó y ahora los congresistas de las EPS, porque los financiaron en sus campañas, hundieron el proyecto”.

Y agregó: “Ahora nos toca resolver lo que debió ser una negociación tranquila, ordenada y ahora es de golpe”.

Y volviendo al tema cafetero dijo que “lo mismo es aquí, aquí hablamos de trabajo humano y de ilusiones. A mí se me burlaron en la Federación de este tema y escogieron a un señor ahí (refiriéndose a Germán Bahamón)”.

“Cuántos son los salarios de la federación, qué es lo que hacen con la plata pública. Por qué no hay comercialización, por qué el Estado no puede sustituir a esa serie de personajes que se van es de vacaciones a los lugares donde se supone que deben promover el café, por qué los embajadores no pueden hacer esas funciones y promover el café para que ese dinero vaya a la sociedad cafetera”, cuestionó.

Y concluyó que el objetivo del Fondo Nacional de Café es que el café sea más rentable, que el país produzca más café, que sea más industrializado y que las suyas dejen de ser zonas de violencia.

No obstante, el gobierno es consciente del cariño que los cafeteros sienten por la Federación, en un encuentro con algunos cafeteros del Quindío reconoció que “la Federación es una institución más querida que el mismo Ejército Nacional. Es una institución querida y respetada por todos los cafeteros”.

Esta situación recuerda cuando en 2016 el presidente Juan Manuel Santos decidió quitarle a Fedegán la administración del Fondo Nacional Ganadero. Pero, tres años después, ya bajo el Gobierno de Iván Duque se la devolvieron con el argumento de que “sólo existe una agremiación en el sector ganadero bovino y bufalino de carne y leche que cumple con los criterios de representatividad nacional y organización y estructura democrática, la cual es Fedegán”.

Bajo ese contexto, no es muy claro qué otra institución diferente a la Federación Nacional de Cafeteros cumple los criterios para administrar el Fondo Nacional del Café. Lo que sí está claro es que el presidente Petro no lo piensa dejar allá.

Con información de El Colombiano*

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Redacción Digital

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad