miércoles 10 de abril de 2019 - 12:00 AM

Autogol sin objeciones

La Cámara de Representantes le dio un fuerte golpe al Gobierno de Iván Duque al negar las objeciones. Un nuevo debate se avecina en el Senado.
Escuchar este artículo

Luego de casi cuatro horas de debate en el Salón Elíptico, para definir el futuro de las objeciones que presentó el presidente Iván Duque a seis artículos de la Ley Estatutaria de la JEP, la plenaria de la Cámara de Representantes decidió negarlas.

Con un total de 110 votos en contra y 44 a favor de que se aprobaran, finalmente la oposición ganó el pulso en esta primera parte de la contienda.

Un hecho que si bien la opinión pública y los defensores del Tribunal de la Justicia Espacial para la Paz han celebrado, representaría el mayor golpe que hasta el momento recibe el Gobierno de Duque y su sector político, el Centro Democrático.

Y aunque el ‘partido final’ se jugará luego de Semana Santa, y será el Senado el encargado de definir el marcador, todo indica, según los expertos, que las objeciones no prosperarán, lo que obliga al Presidente a sancionar la Ley.

Lea también: Cámara de Representantes negó las objeciones presidenciales a la JEP

¿Por qué objetó?

Uno de los grandes interrogantes que se levantan sobre el actuar del mandatario gira en torno a las verdaderas razones por las cuales objetó los seis artículos, especialmente luego de que estos ya fuesen revisados por la Corte Constitucional.

Pese a que Duque afirmó que lo hacía para cumplir una de sus promesas en campaña, las verdaderas razones siguen siendo motivo de múltiples debates, generalmente entre quienes consideran que lo hizo solo para seguir las órdenes del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

“El Presidente tiene las competencias para objetar leyes y proyectos en determinado momento, pero lo importante es cumplirlo dentro de la constitucionalidad. Es curioso ver que objetó un proyecto de ley que ya había sido calificado por la Corte Constitucional. Así mismo, la Cámara de Representantes y el Senado tienen las competencias para negar dichas objeciones”, explicó Hernando Torres, decano de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional.

Torres, además, manifestó que mientras hubo un sector que calificó dichos reparos como inconstitucionales, hubo también quienes defendieron la posición de Duque, asegurando que eran por inconveniencia.

Lo cierto es que este punto abrió el debate, hecho que el docente destaca en medio de la confrontación de las partes.

“Lo importante es que se dé este debate, más allá de hacer el cálculo de los votos, porque se permite que las partes defiendan su posición. Los actores políticos, que son los mismos movimientos o partidos, dieron su veredicto al no estar de acuerdo con las objeciones que presentó Duque. Ahora, tendremos que ver en qué otros escenarios políticos se da esta coyuntura, representada por los partidos que se unieron para defender a la JEP. Pero no debemos olvidar que ellos son ‘mutantes’ y que en este caso se apoyaron para sacar adelante la Ley”, agregó el Decano de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional.

Le puede interesar: Tensión en el Cauca por frustrada reunión entre Duque y la Minga

Así mismo, recordó que si el Senado, al igual que la Cámara de Representantes, no aprueba las objeciones contra la Ley Estatutaria de la JEP, el presidente Iván Duque no tendrá otra opción más que sancionarla.

Cambios en positivo

Para el abogado constitucionalista, José Gregorio Hernández, si bien el Presidente tenía las facultades para objetar la Ley Estatutaria, hacerlo no fue una buena estrategia.

“Claramente Duque podía hacerlo, pero no fue conveniente, ni estratégico. A pesar de que es evidente que hay ciertos puntos en los que la Justicia Especial tiene algunos vacíos, como el caso de Jesús Santrich, que ya cumple un año detenido y donde el proceso no avanza, no era necesario que se generara este escenario tan espantoso, que lo único que hace es confundir respecto a la forma en la que opera la JEP”, indicó el expresidente de la Corte Constitucional.

Así mismo, explicó que lo ideal, e incluso más beneficioso para la imagen de Iván Duque, era sancionar la Ley de manera inmediata y formular proyectos de reforma que aclararan los puntos que aún son confusos.

“Pudo haber formulado nuevos proyectos aclaratorios sobre ciertas normas de la JEP, pero eso es algo que se puede hacer de común acuerdo con los partidos. No era necesario crear este conflicto que lo que hizo fue que Cambio Radical y el Partido Liberal se unieran para hundir las objeciones. Una cosa es hacerle ajustes a esas normas y otra es hacer trizas el acuerdo de paz ni acabar con la JEP”, señaló Hernández.

Así las cosas, el experto considera que no es de extrañarse que el Senado se pronuncie de la misma manera en la que lo hizo la Cámara de Representantes, lo que acabaría con esta puja.

“Si Cámara y Senado hunden las objeciones, tanto Iván Duque como el Centro Democrático deberán aceptarlo y respetar lo que dice la Constitución. Solo le quedará firmar y darle vía libre al proyecto”, concretó el abogado.

Por ahora, el panorama favorece a la oposición y se espera que luego de Semana Santa, la Ley Estatutaria de la JEP sea sancionada, tras conocerse la decisión del Senado.

¿Se dilata el proceso?

Si bien las cuentas actuales le darían el triunfo a la oposición y hundirían las objeciones contra la Ley Estatutaria de la JEP, la ‘suerte’, según los expertos, puede cambiar.

Así lo explica Vanessa Suelt Cock, docente de derecho constitucional de la Universidad Javeriana, quien señala que “lo más probable es que el Senado también rechacé las objeciones, pero el hecho de que las votaciones sean después de Semana Santa, le da tiempo a Ernesto Macías, que está haciendo lo posible para que las objeciones sean aceptadas y así favorecer a los gobernistas, de conseguir más votos a favor”.

En ese sentido, aún existe un riesgo. Aunque Cambio Radical, el Partido Liberal, el Partido Verde, el Polo Democrático y la Lista de los Decentes marcan la mayoría, y serían ellos los que hundan los reparos contra la Ley Estatutaria, aún hay una disputa dentro del Partido Conservador y La U para definir a quién apoyará.

Lea además: Así van las objeciones presidenciales a la JEP en el Senado

“Si en el Senado las objeciones no progresan, el Presidente deberá sancionar la Ley. Si se niega, será Macías quien deba firmarla. Acá lo importante es que tanto el Centro Democrático, como otros partidos, acaten lo que señala la Constitución, a pesar de su posición y de no estar de acuerdo con ella. Sin la Ley Estatutaria y sin la JEP, no habrá verdad”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad