martes 16 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Incautadas más de 20 lanchas que transportaban migrantes a Panamá

Los viajeros de la región del Darién sufren asaltos, agresiones sexuales y muchos mueren, de acuerdo con sus propios testimonios y ONG.

Las autoridades de Panamá decomisaron más de 20 lanchas colombianas que transportaban migrantes ilegales, en el marco de una operación especial de seguridad en la frontera binacional que comenzó a inicios de este año, informó ayer el Gobierno.

“Tenemos más de 23 lanchas decomisadas, judicializadas. Eran lanchas colombianas que traían migrantes ilegales a territorio panameño. Incursionaron en nuestro mar territorial sin ningún tipo de autorización”, dijo el titular del Ministerio de Seguridad Pública, Juan Pino.

Los tripulantes de las embarcaciones, también de nacionalidad colombiana, “están a órdenes de las autoridades competentes”, anotó el alto funcionario.

El decomiso de las embarcaciones y la captura de los ‘coyotes’ o traficantes de personas ocurrieron en el marco de la campaña “Vamos con todo”, puesta en marcha en enero pasado en la zona fronteriza con Colombia, dominada por la peligrosa selva del Darién y por costas caribeñas. En 2021 más de 133.000 personas cruzaron la selva, una cifra histórica que sería superada este año.

Por la inhóspita y salvaje jungla del Darién, la frontera natural de 266 kilómetros entre Colombia y Panamá, llegan al país centroamericano migrantes irregulares procedentes de todo el mundo que viajan hacia Norteamérica, en un flujo que se ha ido incrementando con el tiempo.

En 2021 más de 133.000 personas cruzaron la selva, una cifra histórica que podría ser superada este año, cuando hasta julio se registró el paso de más de 71.000 migrantes, más del 60% de ellos venezolanos.

Le puede interesar: Fiscalía imputó cargos a tres cabecillas disidentes de las Farc por reclutar a dos niñas

Panamá acoge a los viajeros irregulares en estaciones de recepción migratorias (ERM) situadas en su frontera con Colombia (sur) y con Costa Rica (norte), donde toman sus datos biométricos y reciben alimentación y atención médica, en un operativo único en la región que consume millones de dólares anuales, como dijo el Gobierno.

Los viajeros sufren asaltos, agresiones sexuales y muchos mueren, de acuerdo con sus propios testimonios.

Pino aseguró que “los resultados contundentes de la campaña ‘Vamos con todo’” incluye la detención y procesamiento judicial de “personas que atentaban en las trochas contra los migrantes, que los robaban, los violaban y ultrajaban. Ya tenemos muchos detenidos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad