martes 29 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

Los retos del presidente Iván Duque para el 2021

Grandes retos tiene el presidente Iván Duque Márquez para el año que viene. En Santander, dos temas esperan respuesta por parte del Gobierno Nacional: las licencias ambientales y el ‘fracking’.
Escuchar este artículo

El año que está a punto de terminar ha sido inusual en todos los sentidos, en especial para el presidente de la República, Iván Duque Márquez, quien tuvo que hacerle frente a la aparición de una pandemia que nadie se esperaba en medio de la ola de protestas que se vivía en el país para exigir mayores beneficios sociales y reformas profundas.

Fue así como en medio de críticas, al mandatario le tocó tomar las riendas para lograr que el país actuara de forma coordinada frente a un virus que sigue teniendo muchos enigmas para la ciencia, pero que, sin duda, ha afectado la economía, el empleo y otros indicadores sociales.

Sin embargo, pese a que el 2020 pronto quedará atrás, la COVID-19 no se ha ido y continúa afectando la salud de los ciudadanos, razón por la cual el 2021 vendrá cargado de muchos retos para el mandatario.

Lea también: Colegios Públicos de Bogotá volverán de forma presencial el 25 de enero

Pero el próximo año, pese a que será retador para Duque, coinciden analistas en que podría ser su año debido a que llegará con la mayorías en el Congreso para gestionar la agenda legislativa que se proponga, un clima favorable por la expectativa que hay alrededor de la vacuna contra la COVID-19, que espera poder empezar a aplicarse en febrero, y los órganos de control bastante cercanos: la Procuraduría con la exministra de Justicia Margarita Cabello en la cabeza, la Fiscalía bajo la dirección de Francisco Barbosa (exconsejero presidencial y amigo cercano) y la Contraloría con Carlos Felipe Córdoba, no tan cercano como los otros dos, pero con quien tiene una buena relación.

En el caso de Santander se esperan acciones concretas en materia de economía naranja, salud, infraestructura y con dos de los temas más álgidos, el Páramo de Santurbán y el ‘fracking’.

‘Hit’ en gobernabilidad

El mandatario logró un ‘hit’ en gobernabilidad, asegura el analista Carlos Andrés Arias Orjuela, quien considera que para el próximo año Duque tiene a los entes de control de su parte y al Congreso, lo que significa que en medio de la pandemia fue un buen año para él.

“¿Por qué hizo un buen año? Básicamente porque el foco social estuvo alrededor del surgimiento de la pandemia, de los primeros brotes, de la crisis, del declive económico que suscitó. La pandemia hizo que la gente le perdiera foco a toda la gestión de gobernabilidad, entendida desde el poder que tiene el Ejecutivo”, agrega Arias.

Para el experto, Duque Márquez logró sacar adelante el año conectándose con la ciudadanía, manejando bien su gestión de comunicación al inicio de la pandemia, pese a que hubo momentos en los que los mandatarios locales lograron ir un paso adelante, dejando la sensación que de que le estaban marcando la pauta al presidente.

Seguridad en las regiones

Arias Orjuela señala que la seguridad será uno de los temas que tendrá pendiente el presidente debido a que en esta materia no le fue bien en todo el 2020, caracterizándose por ser un año de grandes masacres, asesinatos de líderes sociales y defensores de los derechos humanos.

Es algo así como “el regreso a los años del miedo, aunque tiene una parte de responsabilidad en los mandatarios locales”, agrega.

Y es que según el último reporte del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, durante este año, con corte al 25 de diciembre, se registraron 89 masacres en todo el país en 62 municipios de 23 departamentos.

Sin duda, este será uno de los grandes desafíos para el presidente, teniendo en cuenta que los organismos internacionales también le vienen pidiendo cuenta al Gobierno alrededor del recrudecimiento de la violencia en ciertas zonas del país en medio de la pandemia por la COVID-19.

Por su parte, el columnista Pedro Viveros agrega que en este aspecto el desafío del presidente será el mismo que siempre ha tenido el país porque Colombia históricamente ha tenido problemas con el respeto a la vida, pero agrega que el desafío estará en hacer que en los territorios haya desarrollo y que se consolide lo acordado en el proceso de paz con las Farc.

“Estos problemas no nacieron con Duque y, por lo que se ve, no van a terminar con él”, indicó Viveros.

Los retos en Santander
Con la pandemia muchos temas de Santander se quedaron por fuera de la agenda nacional, pero ya es hora que se vuelvan a retomar, asegura Gerardo Martínez, analista político.
Para el experto, la gran causa de los santandereanos se volvió el Páramo de Santurbán, el agua y el medio ambiente, y pese a que el anterior ministro de Ambiente era santandereano, no se avanzo mucho en ese tema y por ello para el departamento es clave que esto sea una prioridad en 2021.
En infraestructura hay recursos para varias obras, pero muchos proyectos viales son inversiones diferidas a 10 años, por tanto es más retórica que hechos reales, según el analista político. Por ejemplo, en el caso de la vía San Gil – Charalá - Duitama, con más de $300 mil millones, es poco lo que le corresponde a Santander. Sí se espera, no obstante, superar el rezago en conectividad, y que obras que ya están en ejecución, como la Ruta del Cacao, la Variante de San Gil y la Conectante C1 - C2, avancen sin contratiempos.
Otro reto importante para el departamento es el ‘fracking’, que sí fue tenido en cuenta y aprobaron el piloto en Puerto Wilches, y la clave según el experto es exigir que haya precisión sobre en qué consiste la prueba piloto.
De acuerdo con Martínez, el tema más complicado es el de la salud por la pandemia. Aunque ya se repartieron algunos elementos en hospitales, lo que se necesita es que se inicie la construcción del Hospital de San Gil, que ya cuenta con recursos de la nación por cerca de $40 mil millones.
Vacunación
Pese a que el presidente Iván Duque y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunciaron que a partir de febrero del próximo año se empezaría en el país la vacunación masiva contra la COVID-19, sigue siendo un reto para el mandatario lograr que el cronograma se realice tal cual se tiene planeado, así como adquirir el resto de inmunizadores que falta para lograr lo que se conoce como la inmunidad del rebaño, que solo se lograría vacunando al 70% de los ciudadanos.
Y es que pese a que la mayoría de los colombianos celebró el anuncio de que el país tiene aseguradas 40 millones de dosis de vacunas contra el virus, las críticas siguen llegando en el sentido de que Colombia hizo la adquisición de los inmunizadores tarde, teniendo en cuenta que varios de los países de la región anunciaron el inicio de la inmunización durante las próximas semanas.
Ante este panorama, el analista y columnista John Mario González dice que este aparente atraso del país en el inicio de la vacunación masiva podría seguir generando problemas económicos, debido a que no se podrá volver a una situación regular mientras permanezca la amenaza para la salud generada por el coronavirus.
No obstante, destaca que debido a la pandemia, el mandatario va a tener un presupuesto histórico para ejecutar, pese a que los niveles de endeudamiento del país también serán elevados. Sin embargo, también destaca que esto le permitiría al presidente tener un margen de gobernabilidad debido a que podrá realizar asistencia social en medio de la situación generada por el virus.
Economía
Durante los últimos meses, el presidente Iván Duque ha logrado recuperar las cifras de desempleo que estaban antes de la COVID-19, lo que significa un avance en la gestión, asegura Pedro Viveros, analista político.
“Si el presidente logra bajar la tasa de desempleo a menos de lo que estaba antes de la pandemia, se puede decir que salvó los muebles, pero si la deja igual a lo que la tenía antes de la pandemia, uno podría decir que queda en tablas porque entrega el país como lo encontró”, precisa Viveros.
En este aspecto, el mandatario también tiene la tarea de sacar adelante reformas fiscales que le permitan al país recuperar la economía, que decreció a niveles históricos en medio de los cierres prolongados de la economía, como medida para contener la expansión de virus en el territorio nacional.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad