martes 22 de junio de 2021 - 9:00 PM

“Mi sobrino no tenía ninguna relación con la primera línea”: tía de Santiago Ochoa

Martha Ochoa, tía de Santiago, el joven asesinado en Tuluá cuya cabeza fue hallada en una bolsa plástica en el corregimiento de Aguaclara, negó que el joven tuviera alguna relación con las protestas que se han realizado en el país en el marco del Paro Nacional.
Escuchar este artículo

Esto después de que líderes políticos y activistas difundieran a través de redes sociales la versión de que el joven había sido supuestamente detenido por agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, antes de su desaparición, el pasado sábado.

“Me molesta mucho que están diciendo que mi sobrino pertenecía a la primera línea, o que tuviera que ver con algo relacionado con el paro, o muchos comentarios que han estado diciendo sobre el Esmad y la Policía, u otros comentarios que han dejado que mi sobrino era un joven consumidor, cuando todo esto es falso”, afirmó la familiar de la víctima, en diálogo con Blu Radio.

Ochoa recalcó: “mi sobrino nunca estuvo relacionado con la primera línea o el paro” y aseveró que él “no tenía redes sociales, como para decir que subía información sobre el paro”.

Sobre las posibles razones detrás del homicidio, la tía del joven indicó que la familia cree que lo pueden haber confundido con otra persona.

“Mi sobrino no era un joven de problemas, o de estar de pronto en la calle con malas amistades. Sospechamos que lo hayan confundido”, aseveró.

Enfatizó que Santiago no tenía nada que ver con narcotráfico o consumo de drogas, ante la hipótesis que ha surgido al respecto.

Reveló que al joven le gustaba el fútbol y “trabajaba con el papá en una ferretería. Él era el que le ayudaba al papá en las ventas, o en llevar un domicilio en el momento en que el domiciliario estuviera ocupado”.

“Salió a miar una moto”

El joven Santiago Ochoa desapareció desde la mañana del pasado sábado, 19 de junio, cuando salió en su bicicleta.

De acuerdo con su tía, Santiago estaba en el proceso de adquirir una motocicleta, para lo cual había ahorrado y le había ayudado su padre.

“Él quería hacerse a su 'motico' y a eso había salido, a mirar una moto”, reveló.

Los familiares perdieron información sobre el paradero del joven y solo conocieron de él en la mañana del domingo, cuando se enteraron a través de redes sociales del hallazgo de una cabeza en el interior de una bolsa plástica, en el corregimiento de Aguaclara.

Por información que permita esclarecer el hecho y dar con los responsables, la Gobernación del Valle ofreció una recompensa de 100 millones de pesos que se suman a los 10 millones de pesos que ya había anunciado la Policía del Valle.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad