miércoles 23 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Alfonso Flórez y la primera gran hazaña de los ‘escarabajos’ en Europa

Aunque Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez fue campeón del mundo de persecución individual en 1971 y había ganado competencias de un día en Italia e incluso de dos etapas en el Giro, el título de Alfonso Flórez en el Tour de l’Avenir, sin duda alguna, abrió la senda triunfal de los ‘escarabajos’ en Europa.
Escuchar este artículo

Sin duda alguna el triunfo del santandereano Alfonso Flórez Ortiz (q.e.p.d.) en el Tour de l’Avenir de 1980 marcó un antes y un después para el ciclismo colombiano, en lo que respecta a la ruta, pues sin duda alguna, no sólo abrió las puertas, sino la senda del triunfo de los ‘escarabajos’ en Europa.

Desde entonces, el pedalismo nacional ha escrito páginas doradas en el deporte de las bielas y los pedales en el Viejo Continente, ganando un gran número de las competencias de lo que hoy se conoce como el World Tour; y en las que no ha ganado, ha estado en el podio; máxima categoría del ciclismo mundial, así como las pruebas más prestigiosas del Circuito Continental Europa Tour.

Lea también: De Alfonso Flórez a Egan Bernal

“Esa fue una carrera muy dura porque los principales rivales eran los soviéticos que tenían en ese entonces al mejor ciclista aficionado de la época, Serguéi Soukhoroutchenkov, quien había ganado las dos últimas ediciones del Tour de l’Avenir, y llegó a defender sus títulos como campeón olímpico de ruta”, anotó Raúl Mesa Orozco, técnico antioqueño que dirigió el equipo nacional en esa carrera.

Y sobre si el triunfo de Flórez Ortiz significó un antes y un después para el ciclismo colombiano, el experimentado entrenador antioqueño no dudo un instante y señaló: “sin duda alguna. Ya habíamos participado en el Piccolo Giro (Giro de Italia sub 23 en la actualidad) en 1974 y en el propio Tour de l’Avenir de 1973, y se lograron cosas importantes, pero el triunfo de Alfonso significó mucho, porque nos dimos a conocer allá y se nos abrieron las puertas de Europa y desde entonces, a la fecha, el ciclismo colombiano se ha hecho a un nombre y es uno de los mejores del mundo”.

En igual sentido se manifestó Rafael Acevedo Porras, que fue compañero de Alfonso Flórez en esa edición del Tour de l’Avenir, “ese triunfo es tal vez el más importante del ciclismo colombiano, porque se demostró que también podíamos ganar en Europa, porque Colombia era el dominador en toda América, se ganaba en la Vuelta a México, la Vuelta al Táchira, la Vuelta a Chile y en cuanta carrera se hiciera en el continente, y al ganar la carrera más importante por etapas de la categoría aficionada del mundo y ante los mejores del momento en ese entonces, nos dio las credenciales para sembrar la semilla de lo que hoy es el ciclismo colombiano, uno de los mejores del mundo”.

Lea también: Nairo, el ‘emperador’ del Giro

No fue fácil

La edición XIX del Tour de l’Avenir, se disputó del 8 al 21 de septiembre de 1980, tuvo un prólogo y 14 etapas, para un total de 1.677 kilómetros, en la que Colombia participó por segunda vez en la carrera más importante del mundo en ese entonces para el ciclismo aficionado del mundo, a Alfonso Flórez lo acompañaron en el equipo nacional José Patrocinio Jiménez, Julio Alberto Rubiano, Rafael Acevedo, Antonio Londoño, Rogelio Arango y Fabio Arias, bajo la dirección de Raúl Mesa Orozco.

Lea también: Nairo Quintana, rey en España

Cabe recordar que Colombia compitió por primera vez en el Tour de l’Avenir en 1973, logrando las casillas 9 y 10 en la general final con Abelardo Ríos y Luis H. Díaz, quienes culminaron a 14’:16’’ y 14’:19’’, respectivamente del campeón, el italiano Gianbattista Baronchelli.

“Gracias a las gestiones de Héctor Urrego que se consiguió la invitación, y a la organización Ardila Lülle que tenía el equipo de Freskola y que dio todo el apoyo para poder ir, se logró viajar, competir y afortunadamente se pudo ganar”, recordó Mesa Orozco.

Lea también: Egan Bernal, el ‘escarabajo’ que destronó a Felice Gimondi

“La carrera no fue fácil, los rivales eran muy buenos, pero respondimos muy bien y se logró resguardar y ayudar a Alfonso y ‘Patro’ (José Patrocinio Jiménez), quienes batallaron cada día, no sólo con los soviéticos, sino con los demás equipos, pero se hizo el trabajo para ganar la carrera”, aseveró Acevedo Porras.

Para Raúl Mesa, la clave del triunfo en que... “cada quien cumplió con la labor asignada, cada quien marcó al corredor que tenía que marcar y Alfonso y Patrocinio respondieron cuando tenían que hacerlo. Pero no fue fácil, porque al final, los soviéticos nos atacaron con todo, se sufrió mucho en la antepenúltima etapa, en el acenso al Grand Colombier, en donde Soukhoroutchenkov hizo su último intento por arrebatarnos el liderato, pero su paisano (Alfonso Flórez) logró defender con éxito el liderato y se logró ganar la carrera”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad