lunes 07 de febrero de 2022 - 9:34 AM

Wayne Rooney reveló que tuvo problemas de depresión y se refugió en el alcohol

Wayne Rooney fue uno de los jugadores ingleses más destacados de los últimos años, pero también vivió momentos difíciles producto de la depresión y problemas con el alcohol.

En entrevista con The Sunday Times el exfutbolista inglés Wayne Rooney contó que tuvo momentos de mucha presión que lo llevaron a refugiarse en el alcohol.

"Estaba constantemente enfadado y agresivo. Tenía mucho dolor en mi interior. Me llevó mucho tiempo descubrir cómo manejar eso. Fueron momentos muy difíciles", dijo el reconocido futbolista, que se destacó en la Selección inglesa, en el Everton y en el Manchester United, entre otros elencos.

Rooney, ahora entrenador de Derby County Football Club, de la Segunda División, indicó que "hubo momentos en los que cuando tenía un par de días libres del fútbol, yo me encerraba y solo bebía para tratar de borrar todo eso de mi cabeza. La gente sabía que a veces me gustaba tomar una copa o salía, pero había mucho más que eso".

Lea también. David Ospina, el segundo menos goleado de las Grandes Ligas de Europa

Rooney debutó en el fútbol profesional con el Everton, cuando apenas tenía 16 años, y desde sus inicios deslumbró a propios y extraños con su buen juego.

Sus mejores actuaciones fueron en el Manchester United, donde se convirtió en uno de los referentes del club, al ganar varios torneos nacionales, así como la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes.

Aunque el éxito era notorio en lo deportivo, la realidad personal era difícil y al final afectó su desempeño. "No puedes hacer eso como deportista. En ese momento pensaba que estaba bien, pero eso tuvo un impacto en mí al final de mi etapa en el United".

Lea también. Atlético Bucaramanga, otra víctima de las transiciones rápidas del Deportes Tolima

El futbolista, que disputó tres Eurocopas y tres Mundiales con la Selección de Inglaterra, sostuvo que pidió ayuda psicológica y logró superar el mal momento.

"Antes diría, 'a la mierda' y saldría. Pero aprendí que necesitaba sentarme y hablar con alguien. Eso calmó las cosas. Hablé con Coleen, con sus padres y los míos. Lo hacía cuando notaba que estaba llegando a un mal momento", agregó el deportista.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad