lunes 03 de enero de 2022 - 12:00 AM

Santander ganó un oro y tres plata para su transformación y calidad del chocolate

La compañía santandereana Carlota Chocolat ganó un oro y tres platas en el primer Concurso Nacional de Chocolate Colombiano. Para el 2022 proyectan impulsar su centro de experiencia de cacao y chocolate, que abrieron hace tres meses, ubicado en Girón.

Un oro y tres platas obtuvo la empresa santandereana Carlota Chocolat en el primer Concurso Nacional de Chocolate Colombiano, en el que también consiguió el premio al mejor chocolatero, para un total de cinco galardones.

Estas distinciones se convirtieron en una oportunidad para este emprendimiento, ya que espera abrir nuevas puertas en el mercado internacional, especialmente el europeo y asiático, con la tendencia desde el grano hasta la taza, bajo la premisa de que “la calidad es un gusto y hay gustos para todos: dulce, semiamargo y amargo”.

Trayectoria

Mónica Liliana Gómez López es la directora de calidad y catadora de cacao de Carlota Chocolat. Cuenta que la marca se creó hace seis años, pero la trayectoria de la empresa data de hace 15 años. Tiene sede en el casco antiguo de Girón.

“Empezamos con el desarrollo de proyectos de cacao por medio de cooperación internacional para fortalecer la cultura cacaotera, expandiéndonos por Nariño, Caquetá, Guaviare, Putumayo, Meta y Santander”, dice Mónica Liliana.

La empresa genera nueve empleos y les compra cacao a productores de Antioquia, Arauca, Nariño, Santander y Meta.

En el exterior tienen presencia en Francia y Estados Unidos, tienen aliados en Canadá y en enero harán la primera exportación a China.

En este equipo también están María del Pilar Gómez López, directora de proyectos, y Luis Rafael Harb Guevara, chocolatero.

Lea: Enero arrancó con alza en el precio de los combustibles

Premios

El oro lo obtuvieron del cacao traído del municipio de Arauquita (Arauca), producido por Elizabeth Agudelo, hija de un productor reconocido por tener un proyecto de turismo cacaotero, donde ella hace la ruta del cacao en la finca Villa Gabi, en la vereda La Pica.

Las platas van por cuenta de tres departamentos. El de Santander proviene del Carmen de Chucurí con el productor Élkin Suárez, quien heredó de su padre la finca Los Lagos, donde se produce y cultiva cacao en la vereda Quinal Alto.

Del municipio Guamal, en el Meta, se trajo el grano de la finca El Rinconcito de Abraham Hernández; y desde Tumaco (Nariño) se le apostó a una empresa nueva creada por unos jóvenes, que se llama Agrotecnology y opera cerca del el río Chagüí, donde se logró trazabilidad y la barra de cacao Tumaco.

Cada departamento tiene su calidad genética con perfiles organolépticos propios, que los hacen atractivos para la producción.

La empresa
La directora de calidad de Carlota asegura que la empresa se dedica a trabajar el cacao colombiano desde su origen hasta la poscosecha.
La empresa cuenta con un catador, quien determina si el cacao es apto y que no tenga defectos. El chocolatero se encarga de buscar y lograr una buena formación del chocolate y llegar al porcentaje ideal. La parte comercial está a cargo de Zayda Paola Gómez, quien comercializa el grano y las barras y busca el mercado.
Ahora para el 2022, según la directora de calidad, impulsarán su centro de experiencia de cacao y chocolate, que abrieron hace tres meses, ubicado en el casco antiguo de Girón, donde también esperan promocionar el turismo de la región y que los visitantes conozcan la cultura cacaotera santandereana.
“La idea es promocionar la gira de la ruta del cacao y llegar al centro de experiencia donde se podrá maridar, catar y tener experiencias”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad