martes 12 de abril de 2022 - 12:00 AM

Se dispara el precio del pan en Bucaramanga por los sobrecostos de insumos y materias prima

La inflación también se vive en un producto básico de la mesa de los colombianos y santandereanos como es el pan. El alza en los insumos para su fabricación ha hecho que el precio suba hasta en un 50% en las panaderías.

El popular pan cascarita en Bucaramanga pasó de $200 a $300 en algunas panaderías entre finales del 2021 y el primer trimestre del 2022. Esto representa un incremento del 50%. Mientras que el pan grande rellano de jamón y queso costaba $3.000, ahora cuesta $3.500, para un aumento del 16,67%.

El alza del precio de este alimento fundamental para el consumo de los hogares se debe al incremento de los insumos y materias primas de su fabricación como huevos, harina, azúcar, aceite vegetal, esencias, mantequilla, leche y queso.

Así lo relata Henry Suárez, administrador de Islapán de la 36. “La fabricación de pan está pesada por el incremento de los insumos, por eso subimos el precio. Las materias primas se han aumentado hasta el 60% en lo corrido de este año”. Estas variaciones se han trasladado al consumidor final, quien ve más caro el precio del pan.

“La gente apenas siente el alza brinca, nos reclaman, chillan mucho y nosotros salimos a deber. Sí o sí hay que aumentarle al producto para que el negocio sea rentable. Las personas deben entender que todo está caro. Si esto sigue así, toca eliminar unas presentaciones de algunos panes o aumentarles más el precio”, afirma Henry.

Variaciones

De acuerdo con último informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) de inflación, los alimentos incrementaron su precio para marzo en cerca de 25%. Esto golpeó fuertemente la inflación general, que alcanzó a la cifra de 8,53%.

Sin embargo, para las personas de menos recursos, el incremento generalizado de precios se siente mucho más fuerte, pues este segmento de la población destina una mayor parte de sus ingresos a la compra de alimentos. En este escenario se espera que productos como el pan o la pasta sigan viendo sus precios al alza.

Por ejemplo, de los insumos para la fabricación del pan el que mayor tuvo variación de sus precios para marzo fue el huevo con 5,08%, le sigue queso con 3,91%, mantequilla con 3,81% y leche con 3,33%.

$!Se dispara el precio del pan en Bucaramanga por los sobrecostos de insumos y materias prima

Lea: Industriales brasileños del calzado continúan ganando terreno en el mercado colombiano

Situación crítica

Ginna Paola Ruiz, gerente de la panadería El Maná, afirma que en diciembre de 2021 pagaba por bulto de harina $98 mil y hoy se paga en $150 mil. Esto equivale a un incremento del 53%.

“Las grasas subieron 42,5% y los lácteos están incomparables. Estamos en un caos y ya nos dijeron que, si la próxima semana le subimos $20 mil al bulto de harina”, manifiesta la empresaria.

En reunión de la Cooperativa de Panificadores de Santander (Coopasán) la semana pasada, se concluyó que la situación es tan crítica que se está pensando en que muchas panaderías pequeñas, barriales y familiares podrían cerrar.

Ruiz afirma que el 40% del trigo que se consume en Europa era de Ucrania y de Rusia “y en el conflicto los rusos se llevaron todo el sembradío, entonces Europa le comprará a Estados Unidos y Canadá, entonces América Latina pagará los platos rotos”.

Recuerda que Colombia producía su propio trigo hace 45 años. “Hablé con Fedemol de la Andi para no quedarnos de brazos cruzados y proyectar junto con el Gobierno nacional los cultivos de trigo, pero la respuesta fue un no, porque acá no se puede”.

$!Se dispara el precio del pan en Bucaramanga por los sobrecostos de insumos y materias prima

Precisa que su empresa pasa por este momento por una situación de bajas utilidades por la alta carga tributaria y los sobrecostos de los insumos. “Es bien complicado mantener a los empleados, seguir con la labor social, pero se hace insostenible”, asegura Ruiz.

Dice que ya les ha tocado hacer dos veces cambios de precios y de pesos, uno finalizando 2021 y otro a principios de 2022. “También vemos acaparamiento de productos, como azúcar y grasas. A hoy no sabemos qué hacer, tenemos pensado volcarnos a otras líneas de negocio, como el café. No voy a dejar morir una empresa de 56 años, ni que se pierdan los empleos de madres cabeza de hogar”.

La empresaria reitera que sostener la producción de pan en la actualidad es una verdadera odisea para tenerle panes de buena calidad en los mostradores a los clientes. “Esto va desde procesos de negociación en la bolsa de valores para traer trigo a Colombia hasta buscar grasas vegetales o de animales en la región”.

Remata: “Hay tres alimentos que abastecen a los seres humanos en el mundo, son el trigo, el maíz y el arroz. Y no tenerlos en el país sería acabarnos, llevar a muchas familias a la hambruna”.

$!Se dispara el precio del pan en Bucaramanga por los sobrecostos de insumos y materias prima

Trigo

Para Pilar Ortiz, directora ejecutiva de la Cámara Fedemol de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), la encargada de importar 99,7% del trigo que se utiliza en el país para la producción de la harina de trigo, insumo principal para la elaboración de productos como el pan y las galletas, esta situación no va a cambiar a corto plazo, pues, antes que nada, se debe resolver el conflicto entre Ucrania y Rusia.

“En el país producimos tan solo 6.800 toneladas de trigo cuando nuestro consumo es de 1.8 millones” y la crisis logística que afectó al sector en los costos de los fletes está influyendo en el precio, aseguró Ortiz.

Lea: Producción de aceite de palma creció en el primer trimestre del 2022

Consumo de pan
Según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), cada persona en Colombia consume cerca de 20 kilogramos de pan al año. Para Kantar, firma dedicada a la recolección y comercialización de datos de consumo, 98% de los colombianos compran pan, al menos, en el año.
En cuanto a la evolución del precio de maíz, Henry Vanegas, gerente general de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Leguminosas y Soja (Fenalce), cree que se entró en un ciclo de precios altos que puede durar entre seis y ocho años de los cuales solo van dos.
Para Vanegas, no solo es el problema en Ucrania pues, aunque eso incrementó hasta por tres el costo de los fertilizantes, también existen otros problemas en la producción del maíz como que las semillas y los agroquímicos son importados. “El problema es el precio, porque por ahora desabastecimiento no hay, pero por la demanda, los precios y tiempos de entrega también están aumentando, afirmó.
El incremento de casi 20% en el precio del pan cuando se compara con el año pasado puede ser solo el comienzo, pues, para el gerente de Fenalce, las medidas del gobierno no van a ser suficientes para mitigar este golpe.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad