jueves 20 de enero de 2022 - 12:00 AM

Estas son las repercusiones de las OPA de los Gilinski por Nutresa y Sura en el mercado bursátil y en la gente de a pie

El Grupo Gilinski lanzó dos OPA más para buscar el 31,5% de Sura y el 50,4% de Nutresa. Siguen el camino para buscar el control de la compañía de alimentos y ser el mayor socio de la empresa de seguros e inversiones.

¿Las OPA de Gilinski por Sura y Nutresa eso qué tiene que ver conmigo?, se pregunta Fabián Rodríguez, vigilante de un edificio del centro de Bucaramanga.

Así como Fabián, hay más personas que se preguntan sobre las consecuencias de los movimientos del Grupo Gilinski en las dos compañías antioqueñas y si hay algún impacto en el ciudadano de a pie.

Analistas financieros aseguran que no habrá un impacto directo en el consumidor, pero es probable que a las empresas donde Gilinski pretende tener más control haya cambios en sus portafolios de servicios y productos, como Nutresa, que se dedica a los alimentos.

Por ejemplo, produce marcas de cárnicos como Zenú, Pietrán, Ranchera; de galletas como Saltín Noel, Ducales, Festival, Tosh; de chocolates como Corona, Jumbo, Chocolisto; de cafés como Sello Rojo, Colcafé, La Bastilla; de helados como Crem Helado, Polet; y de pastas como Doria, Monticello y Comarrico.

Cambios

Lo primero que se debe aclarar es que después de cinco décadas en que el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) consolidó su enroque y permaneció sólido ante el intento de inversionistas de otras partes por entrar, ya en el 2022 no pudieron.

El Grupo Gilinski ya tiene sillas en las juntas directivas de dos de sus grandes empresas insignias de la región: Sura y Nutresa.

Lo que pasará ahora es un cambio en la estructura accionaria del GEA y también se abrió la puerta para modificaciones en las relaciones empresariales de los socios que lo componen. Entre uno de los cambios, según analistas, sería la forma en seleccionar los proveedores de las compañías que trabajan con Nutresa.

Lo único seguro hasta ahora con las Oferta pública de Adquisición (OPA) ya los Gilinski aseguraron por Sura y Nutresa el 25,25% y el 27,6% de las acciones, respectivamente.

Pero no contento, Jaime Gilinski sigue su camino de buscar el control de la compañía de alimentos (Nutresa) y quedar como el socio más grande de la empresa de seguros e inversiones (Sura). Por eso lanzó dos OPA más, y de ser exitosas las nuevas ofertas, pasaría a tener 31,5% y 50,4%, respectivamente.

Repercusiones

Ricardo Emilio Barco, economista de la Universidad Baruch y magíster en Administración de Riesgos Financieros de la Universidad Hofstra, considera que hay muchas expectativas por las OPA, por lo que prefiere no especular tanto ante la afectación en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

“Será grande porque tanto Nutresa como Sura son empresas que están en la Bolsa que tienen mucha actividad y al haber una concentración de acciones en un solo accionista eso le resta maniobra a las actividades a la BVC, que por sí es pequeña y con poca actividad”, explica Barco.

Puntualiza que al ciudadano común no le afectarán esos movimientos económicos, pero probablemente lo podrá beneficiar.

“Gilinski no está interesado en alimentos (Nutresa), eso viene más por del grupo árabe que respalda la chequera. Ellos sí tienen dinero para desarrollar el campo colombiano en alianza con otras empresas. Eso puede beneficiar al consumidor porque puede haber variedad de productos en el mercado”.

En el caso de Sura, menciona el analista, que está metida en el negocio de seguros y construcción le llama más la atención a Gilinski, quien está construyendo una ciudadela en Panamá.

“Al empresariado antioqueño sí los afecta porque les resta poder en el GEA. Ellos se han manejado para agrandar su control y margen de maniobra política y social, y les han dado utilidades a unos ricos de Antioquia, pero los accionistas llevan años recibiendo pocos dividendos, bajo la excusa de que las empresas están creciendo”, reseña el analista financiero.

Barco comenta que hubo descontento en muchos accionistas por la rentabilidad, no solo en su crecimiento, sino en el dividendo.

“Los antioqueños siguen con mucho poder, pero con los movimientos de Gilinski, ellos ahora se podrían detener en Celsia y focalizar la inversión”.

Hipótesis

Diego Fernando Palencia, vicepresidente de investigaciones y estrategia de Solidus capital, banca de inversión, considera que los movimientos de los Gilinski sacudieron el mundo corporativo en Colombia.

“Estamos viviendo ofertas públicas de adquisición en momentos donde estamos saliendo de la pandemia. Las revoluciones normalmente sacuden la visión y la planeación estratégica del gobierno corporativo, debido a que, en periodos muy cortos se debe ajustar los planes en ejecución. Muchos piensan que es un juego de ajedrez debido a que son muchas jugadas y un objetivo claro, llegar al jaque mate”, explica el analista financiero.

Después de las sucesivas OPA, Palencia afirma que existen múltiples hipótesis sobre el futuro del GEA, las cuales incluyen diversos movimientos que se pueden presentar en el corto plazo de la mano de un “caballero blanco” (empresa será adquirida intenta elegir a un comprador que por motivos estratégicos o económicos se considere preferible al que ha presentado la OPA), que junto al GEA puedan hacer frente al grupo Gilinski.

“Otra hipótesis puede ser la creación de OPA competitivas en el corto plazo por el GEA, que permitan repotenciar su lucha por el control corporativo”.

El experto asegura que la revolución de las fusiones y adquisiciones llegó para quedarse y echar raíces en el mundo corporativo colombiano.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad