miércoles 03 de agosto de 2022 - 3:59 PM

La billonada que Colombia perdería si renuncia a la producción de hidrocarburos

Para 2020, los ingresos del petróleo representaron más de $153 billones de regalías.

Que Colombia deje de producir hidrocarburos resultaría muy riesgoso, pues llevaría a que el país, en vez de producir y aprovechar lo que tiene, se volviera dependiente de otros países.

Esta es solo una de las reflexiones que arrojó un estudio elaborado por un grupo de expertos del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga (ICP) y de la Universidad Externado, el cual aborda los beneficios y las consecuencias económicas, jurídicas y para la seguridad energética, que se generarían si se frena la producción de hidrocarburos.

De acuerdo con el informe, los ingresos petroleros entre 2007 y 2017 representaron en promedio el 9% del Producto Interno Bruto (PIB), así como el 70% de las exportaciones del país; más de $153 billones entre regalías, impuestos y dividendos; el 12% de los ingresos corrientes de la Nación; el 29% del presupuesto total de inversión del Presupuesto General y casi uno de cada cuatro pesos de las finanzas públicas del país

“El debate sobre los hidrocarburos en 2022 no puede ser el mismo que en 2019. En esa época el contexto geopolítico era otro y permitía a diversos actores del sistema internacional priorizar los posibles riesgos de la crisis climática, la actual coyuntura demuestra que la complejidad de las decisiones en materia ambiental y energética impone retos y la necesidad de elevar los estándares del debate para responder con políticas acertadas”, apuntó el estudio.

No perder autosuficiencia energética

De acuerdo con los expertos que elaboraron dicho estudio, desde distintos escenarios supranacionales o intergubernamentales se han impulsado con insistencia una serie de políticas para intervenir el modelo de producción, en particular el energético, con el fin de sustituir los hidrocarburos que en conjunto suministran aproximadamente el 80% de la energía del mundo.

Para esto, cita el informe, se ha insistido en una transición energética hacia energías renovables, imponiendo sobre los Estados y los mercados energéticos una serie de medidas para forzar dicha transición en el corto plazo, sin tener en cuenta aspectos relacionados con las leyes de la física, las dinámicas geopolíticas y el valor estratégico de la energía, especialmente para los países menos desarrollados.

“En general, prohibir la exploración, exportación y explotación de los recursos de los hidrocarburos y mineros implicaría un retroceso económico sin precedentes dejando al país en condición de vulnerabilidad, desbalance fiscal, pérdida de capacidad adquisitiva y crisis energética y alimentaria”, afirmaron los expertos.

Asimismo, Chacón anotó que la propuesta de resistirse al fracking y a la exploración y exportación de petróleo, significa que el Gobierno Nacional tendrá que buscar nuevas fuentes para financiar el gasto público a través de más impuestos, deuda pública y emisión monetaria, lo que llevaría a una mayor inflación.

En este mismo sentido, Diego Mesa Puyo, ministro de Minas y Energía, expresó para que Colombia tenga una autosuficiencia energética se requiere continuar desarrollando yacimientos y reservas, razón por la cual considera que el fracking le daría una ventana adicional al país para seguir manteniendo las reservas en el largo plazo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad