domingo 29 de noviembre de 2020 - 8:50 AM

Salario mínimo del 2021: aumento sería de $26.334

La discusión sobre el aumento del salario mínimo, que arranca mañana, siempre es difícil, pero este año la crisis económica añade mayores complejidades.
Escuchar este artículo

“El alza en el salario debe garantizar el nivel adquisitivo del empleado y compensar el efecto de la inflación del 2020. Así que debería subir entre 2% y 3%”, dice Álvaro Yesid Ocampo, fundador de la empresa caleña Simeón.

“Debido a la situación coyuntural de crisis en la que se encuentran las Pymes, el alza debe estar alrededor del 2%”, comenta Mario Salazar, gerente de la compañía PromMedical.

La opinión de estos dos empresarios vallecaucanos es la que tiene gran parte del sector productivo del país cuando se les pregunta sobre cuál cree que debería ser el incremento del salario para el 2021. Según estas propuestas, más de 10,7 millones de colombianos que devengan el mínimo, de acuerdo con cálculos del Ministerio de Trabajo, recibirían un incremento entre $17.556 (2%) y $26.334 (3%) para el próximo año, cifra con la que están de acuerdo centros de pensamiento como Fedesarrollo y la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif.

Pero para otros grupos de población, entre los que están los trabajadores, la simple cifra genera indignación, pues solo la canasta básica de los hogares vale $1,3 millones al mes.

El dilema

La discusión sobre el aumento del salario mínimo, que arranca mañana, siempre es difícil, pero este año la crisis económica añade mayores complejidades. Por ello, todos coinciden en que la mesa de concertación salarial enfrenta un gran dilema o más que ello, el Gobierno Nacional, que seguramente tendrá que dirimir las diferencias.

Para Mauricio Santa María, presidente de Anif, un alza de más de $26.350 (3%) “pondría en riesgo la recuperación económica, en particular la creación del empleo formal, altamente golpeado por la pandemia”.

Desde esa entidad consideran que debe haber prudencia en las discusiones que se avecinan. “Se necesita un balance justo entre la remuneración digna de los actuales trabajadores y la difícil situación por la que está pasando buena parte del empresariado del país”.

¿Por qué un alza de más allá del 3% afectaría a las empresas? “Cuando hay un aumento grande del salario mínimo, para el empleador el costo de contratar puede ser mayor que lo que el empleado le genera a la compañía. Cuando eso sucede, se prefiere no contratar, y puede aumentar el desempleo”, comentó Luis Carlos Reyes, miembro del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana.

Agregó que si el país quiere asegurarse de que todos los trabajadores colombianos tengan un nivel mínimo de ingresos “deberíamos movernos hacia el debate de la renta básica garantizada, y me parece un excelente desarrollo que los sindicatos hayan tenido la iniciativa de incluirlo en la negociación de este año”.

Al debate, Carolina Camacho, socia Laboral de la firma Posse Herrera Ruiz, añadió que la incertidumbre actual no se va con el 2020 sino que sigue en el 2021, pues aunque muchos dicen que será un periodo de crecimiento, no es claro que lo sea para todos. “Veo difícil que se logre obtener un alza de dos puntos por encima de la inflación que es lo que se ha dado en los últimos años. Como colombianos lo que esperamos es que los actores desde sus esquinas dejen de lado sus intereses particulares y se logren acuerdos”.

Recordó que es probable que la economía caiga cerca de 9%, que la tasa de desempleo termine por encima del 14% y una inflación que tal vez no llegue al 2%, es decir unas condiciones particulares que deben ser analizadas por la mesa de concertación, pensando más que en generar nuevos empleos, proteger los que hay, en este momento.

“Obvio que entre más dinero se mueva en la economía se genera consumo y empleo, pero hoy muchas empresas tienen dificultades para cumplir con sus nóminas y tener un salario alto, generaría más terminaciones de contratos. Se debe buscar un equilibrio”.

Propuestas de los trabajadores

Las centrales obreras pidieron que el salario mínimo del 2021 se lleve al millón de pesos (13,6% de alza). Hoy esta remuneración está en $877.806 más la potencial alza de $26.334, quedaría en $904.140, es de casi $96.000 menos frente a la expectativa de los trabajadores.

Diógenes Orjuela, presidente de la CUT, explicó que la propuesta de las centrales obreras no implica solo un alza salarial sino un conjunto de iniciativas que propenden por la reactivación económica del país.

Destacó que son varios elementos: subir el salario mínimo a un millón de pesos; una renta básica del Estado, durante el tiempo que sea necesario, para ayudar a los hogares más pobres y que el Gobierno asuma la nómina de las mipymes para restablecer los empleos.

“Con ello logramos que la gente tenga recursos, se inyecte dinero para el consumo y se forma un círculo virtuoso que estamos defendiendo para que se incremente el consumo de los hogares, esto acompañado de estímulos a la agricultura y a la industria que permitan un aumento de la producción y de ahí el incremento del empleo”.

La propuesta de los trabajadores es que el Gobierno use unos US$10.000 millones de las reservas internacionales para ello, lo que representa unos $40 billones.

Algunos empresarios como Mario Salazar, representante de PromMedical, considera que si el alza del salario mínimo supera el 3%, el Gobierno debe tomar otras medidas como subsidiar a las Pymes con el aumento adicional, por el año 2021, además solucionar temas como la flexibilidad en la contratación laboral para impulsar el empleo formal.

Asimismo, Mauricio Santa María, presidente de la Anif, planteó que la situación de las empresas es compleja y que se requieren estímulos adicionales, en especial para sectores como la construcción y servicios en actividades de recreación, viajes, turismo y alojamiento.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad