domingo 07 de julio de 2019 - 12:00 AM

¿Por qué es importante tener historial crediticio?

Muchos piensan que lo mejor es no tener ningún tipo de deuda. Sin embargo, construir una historia crediticia es importante. Eso sí, su comportamiento financiero, tanto bueno como malo, queda grabado y puede ser consultado.

Todo lo que hace relacionado con créditos y su vida financiera queda registrado. Es como una hoja de vida que lleva la bitácora de esa parte de su diario vivir.

Para el economista Raúl Ávila Forero, lo que se conoce como historial crediticio es, simplemente, el registro fidedigno de la forma en que una persona maneja las deudas a lo largo de su existencia. “El reporte será positivo en la medida en que una persona pague sus deudas a tiempo y recurra menos a los tiempos extemporáneos, o que incumpla. Pero si tiende a ser de las personas que dejan los pagos para fecha de corte, o si es de aquellas a las que la memoria le hace una mala jugada, su reporte empezará a caer, y podrá figurar como una persona con un riesgo muy alto, lo que le dificultará acceder a créditos que quiera adquirir a futuro”, asegura.

Pero, ¿cómo iniciarla? Para Coltefinanciera, hay muchas formas, sin embargo, no todas son fáciles. “Si usted solicita un crédito sin haber contratado productos similares en el pasado, lo más probable es que se lo nieguen, necesite un codeudor o tenga que tener algún bien como respaldo (de valor muy superior al crédito monto que está solicitando). Algunas opciones pueden ser adquirir un plan de celular o una tarjeta de crédito especial que no requiera historia crediticia, que son opciones sencillas en comparación con las demás, y le servirán para empezar su historial. Estos productos tienen la ventaja de que solamente necesitan extractos bancarios, y a veces el certificado de ingresos, para ser contratados; documentos que para un empleado no son difíciles de conseguir”, aseguran miembros de la entidad.

Según la entidad, empezar un historial crediticio es necesario comprometerse a hacer un pago periódico mediante un contrato. Una vez se empiece este historial, lo mejor es cuidarlo, porque los reportes negativos significan menores oportunidades en los años siguientes.

Siendo así, una persona no nace con historia crediticia y tampoco está obligado a construirla a lo largo de su vida. La historia crediticia generalmente empieza cuando una persona se compromete a hacer una serie de pagos por algún servicio, producto o préstamo (tarjeta de crédito, contrato de telefonía móvil, pagos fragmentados a través de recibos de servicios públicos, créditos de vivienda, vehículo o educación, etc.). Cuando la persona firma un contrato con alguna compañía, que puede ser un banco, compañía de financiamiento, cooperativa, empresas de servicio de telefonía celular, televisión por suscripción, entre otros, una parte del contrato autoriza a dicha compañía para dar sus reportes a una central de riesgo, en la cual se registra un historial del cumplimiento en los pagos; algo que no es realmente malo, a menos que la persona incumpla con estos.

De acuerdo con la firma Rapicredit, un historial crediticio le da una mejor carta de presentación comercial, le puede ayudar a disminuir los trámites y el tiempo que se requiere cuando accede a un crédito. Les brinda a las entidades que otorgan créditos información para que pueda analizar de mejor manera su perfil crediticio.

Esa firma recomienda que para iniciar su historial crediticio es indispensable que cuente con un trabajo estable, una buena fuente de ingresos, activos a su nombre o algún tipo de apoyo económico por parte de familiares.

“Se recomienda empezar por adquirir un plan pospago en alguna empresa de telefonía móvil, sacar una tarjeta de crédito de pequeño monto con el banco de su preferencia, también se puede sacar una tarjeta por medio de un almacén de cadena como Éxito o Falabella”, puntualizan los expertos.

A cuidarlo

El mejor consejo para mantener una vida crediticia saludable es procurar no atrasarse en el pago de sus deberes, pues esto puede afectar su historial crediticio, pues con él se empiezan a construir reportes negativos y positivos en centrales de riesgo.

Para Ávila la mejor recomendación es precisamente esa, la puntualidad en los pagos, evitando los extemporáneos que sumen deudas por mora. “Asimismo, la tecnología hoy día nos da las ventajas para adherir pagos automáticos y evitar la excusa de una mala memoria, dado que es muy común olvidar las fechas puntuales de pago”, asegura.

Agrega que, no obstante, se deberían priorizar algunos tips que vienen relacionados más a la educación financiera que debe tener una persona. “En esto, es importante mantener un balance por debajo del dinero disponible para gastar, para evitar aquella práctica tan usual en los colombianos, que es la de endeudarse por encima de lo que realmente se puede pagar. Esto solo perpetúa sus obligaciones.

De igual manera, es importante consolidar primero una base de pago estable antes de pensar en adquirir deudas. Aunque las centrales de riesgo argumenten que más del 80% de sus reportes suelen ser positivos, se ha visto una tendencia reciente en que los primeros créditos suelen adquirirse entre los 18 y los 25 años, cuando aún se cuentan con ingresos muy pequeños y variables, por lo general. Por ello, es conveniente esperar una mayor madurez financiera, porque incluso hay créditos educativos que pueden ser pagados al terminar los estudios y empezar formalmente a trabajar para pagarlos en parte. Los gastos deben justificarse sobre una solidez de los ingresos y esto es una premisa para tener una vida financiera saludable a futuro... téngalo por seguro”, puntualiza.

Cómo funcionan Datacrédito y Cifín
Según Asobancaria, los reportes que generan Datacrédito y la Cifín no sólo se limitan al comportamiento negativo de las personas, por el contrario, el positivo tiene una gran importancia en su historial, ya que este último refleja el cumplimiento de las obligaciones que adquiere con las entidades financieras.
Tanto el reporte negativo como el positivo son evaluados por los bancos, entre otros aspectos, para aprobar una solicitud de crédito.
Según la Ley 1226 del 2008, el reporte negativo en las centrales de riesgo se da después de 20 días de que la entidad le envíe una comunicación (a la última dirección registrada) sobre el no pago de su obligación. En este tiempo, usted puede demostrar o efectuar el pago de la deuda o controvertir aspectos como el monto o cuota y la fecha de exigibilidad.
La información de carácter positivo permanecerá de manera indefinida en los bancos de datos de los operadores de información.
En el caso de la información negativa, de acuerdo con el Artículo 13 de la Ley 1266 de 2008, aplica la siguiente regla: Una vez la persona ha cancelado la obligación pendiente, el dato negativo permanece por el doble del tiempo que estuvo en mora, contado a partir de la fecha de pago, si la mora fue inferior a dos años. Si la mora fue igual o superior a dos años, tendrá una permanencia de hasta cuatro años, contados a partir de la fecha de pago.
sabía que...
El puntaje de crédito tiene un rango de 150 a 950 puntos y entre más alta sea la calificación que usted obtenga, mayores serán las posibilidades de obtener un crédito, puesto que para las entidades este representa un riesgo menor.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad