Publicidad

Tendencias
Miércoles 03 de abril de 2024 - 09:57 PM

Orinoterapia: ¿por qué beber la orina es mala idea?

La práctica de beber orina sin respaldo científico puede causar desequilibrios y problemas de salud.

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

La práctica de beber orina, conocida como orinoterapia o uroterapia, se basa en la creencia de que la orina tiene propiedades curativas y beneficios para la salud. Sin embargo, no hay evidencia científica sólida que respalde estas afirmaciones, y la mayoría de los profesionales médicos desaconsejan esta práctica.

En redes sociales como Facebook, TikTok, X e incluso YouTube circulan contenidos en los que se asegura que beber orina aporta en el sistema inmunológico, eliminación de arrugas e incluso ayuda con la recuperación del cáncer y promueven su uso con fines terapéuticos.

Incluso, recientemente se conoció que Elodia Porras, conocida como ‘Diosa Paz’, y quien se ha convertido en el centro de la polémica desde su ingreso a ‘La casa de los famosos’, realiza esta práctica.

“No desayuno, pero sí me tomo mi chichi (orina). Acá no sé cómo lo voy a hacer, porque no tengo un recipiente. Normalmente, yo recojo mi chichi en la cama y acá la estoy compartiendo. No es algo que haga todos los días, pero sí me la tomo”, afirmó la barranquillera.

Lea: Participante de ‘La casa de los famosos’ reveló que se toma su orina

La orina es un producto de desecho del cuerpo humano y contiene desechos y toxinas que el cuerpo ha eliminado. Beber orina puede introducir bacterias y toxinas en el cuerpo, lo que puede causar desequilibrios y problemas de salud.

La orina contiene desechos y toxinas que el cuerpo ha eliminado, y beberla puede introducir bacterias y sustancias nocivas en el organismo. Además, puede causar desequilibrios electrolíticos y otros problemas de salud. En resumen, la uroterapia no se considera una práctica segura ni beneficiosa para la salud.

La composición de la orina humana ha sido objeto de estudio exhaustivo, especialmente en contextos como el programa espacial de la NASA, que en 1971 concluyó que la orina es principalmente una solución acuosa, compuesta por más del 95% de agua. Los constituyentes restantes incluyen urea, cloruro, sodio, potasio, creatinina y otros iones disueltos, así como compuestos inorgánicos y orgánicos.

Aunque se ha afirmado que la práctica de la urofagia ha existido en la cultura tailandesa desde tiempos antiguos, el Departamento de Medicina Tradicional y Alternativa de Tailandia niega la existencia de registros que respalden esta afirmación.

En cuanto a los usos populares de la orina, como aplicarla sobre picaduras de medusas, avispas o abejas, así como en quemaduras solares y cortes menores, se considera un “remedio popular” común. Sin embargo, según Scientific American, esta práctica puede ser contraproducente, ya que puede activar los nematocistos en el caso de picaduras, empeorando el dolor en lugar de aliviarlo.

En conclusión, la uroterapia no es segura y puede tener efectos negativos para la salud. Se recomienda evitar esta práctica y buscar métodos de cuidado de la salud que estén respaldados por evidencia científica.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por M. B.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad