jueves 19 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Consternación por asesinato de una anciana en barrio Bucaramanga

La víctima, identificada como Socorro Sánchez Lagos, fue hallada dentro de un baño, con una cuerda en el cuello y una mordaza. Al parecer, fue asfixiada.
Escuchar este artículo

Dolor, tristeza, rabia e impotencia eran algunos de los sentimientos que ayer en la tarde se percibían en la calle 68 con carrera 8 del barrio Bucaramanga.

La razón: Socorro Sánchez Lagos, una de las vecinas más queridas y carismática del sector, fue hallada muerta con signos de violencia en el interior de su residencia.

El cuerpo de la mujer de 78 años estaba en la ducha en ropa interior, con una soga atada al cuello y con una media en la boca.

La tragedia quedó al descubierto pasado el mediodía cuando una allegada a ‘Socorrito’, como de cariño le decían a la adulta mayor, llegó a su vivienda a indagar por qué no había ido a almorzar.

“Ella vivía sola en el segundo piso de la casa (con nomenclatura #8-16), a diario almorzaba en el primer piso. La vecina subió a tocarle y no abrió, entonces empezó a llamar a los familiares y amigos a mirar si estaba con alguno, pero tampoco. Se preocupó y llamó a la Policía”, relató a Vanguardia una testigo de los hechos.

Lea también: Motociclista perdió la vida al caerle un árbol encima

Una vez los uniformados arribaron al lugar, decidieron romper la ventana de la entrada para poder ingresar. Enseguida encontraron el cuerpo sin vida de ‘Socorrito’.

“No fue suicidio”

Aunque inicialmente las autoridades creyeron que se podría tratar de un suicidio, rastros de violencia en su cuerpo, el desorden en la casa y una ventana forzada en la parte trasera del inmueble cambiaron el rumbo de la investigación y comenzó a indagarse acerca de un homicidio.

“Yo no creo que ella pudiera hacer una cosa de esas porque era una mujer temerosa de Dios. Además, tiempo atrás cuando iba entrando a la casa de la hermana a hacer aseo y eso, la atacaron y le taparon la cara para tratar de robarla”, aseguró una allegada a la víctima.

Las primeras hipótesis apuntan a que Sánchez Lagos habría sido asfixiada, sin embargo, será el Instituto de Medicina Legal el encargado de establecer con exactitud las causas del deceso. Se presume que el móvil de la muerte sería un hurto.

“¿Esos desgraciados por qué hacen eso?... Llévense todo si quieren, maten el hambre, pero no a ella”, decía otra residente de la zona.

¿Quién era la víctima?
‘Socorrito’ era jubilada de Colpensiones y durante casi toda la vida residió en el barrio Bucaramanga.
“Era una señora que llevaba casi toda la vida en el barrio, era un amor, muy unida con la gente, no se metía con nadie e iba mucho a la iglesia”, expresó María del Carmen Parra, amiga de la hoy occisa.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad