lunes 08 de abril de 2019 - 12:00 AM

Consternación por el asesinato de una niña de tres años en el norte de Bucaramanga

Un joven de 16 años, quien fue aprehendido, iba a atentar contra su propia tía y terminó asesinando a una niña de tres años. En el hecho también una menor de cinco años resultó gravemente herida.
Escuchar este artículo

“Ay me mataron a mi angelito, mi bebé. Ella era una niña hermosa que apenas estaba empezando a vivir, amaba las flores”... “Dios, tiene que haber justicia por esto, que paguen los responsables”.

Estas fueron las primeras palabras que Rosa María González, tía abuela de la menor de tres años fallecida el pasado sábado en medio de una balacera en el norte de Bucaramanga, entregó a Vanguardia.

El dolor que embarga a esta familia santandereana es aún mayor teniendo en cuenta que una pequeña de cinco años, hermana de la niña muerta, permanece en estado crítico tras haber resultado herida en este mismo hecho violento, cuyo autor sería un joven de 16 años.

Según conoció esta redacción, ambas hermanas residían con su progenitora y su abuelo materno en el sector 1 del barrio Transición.

Le puede interesar: Niña de tres años murió y otra de cinco resultó herida en intento de homicidio

Sin embargo, ante las obligaciones laborales de la madre, Rosa María, quien vive en el sector 5 del mismo barrio, era la persona que las cuidaba y velaba por ellas.

“Como el sábado no había colegio yo durante todo el día cuidé a las dos niñas en mi casa, la pasaron lo más de contentas, ya habían comido y estaban alegres esperando a que la mamita llegara del trabajo para ir a su casa”, explicó la familiar.

Pasadas las 8:00 de la noche, luego de una jornada laboral en zapatería, la progenitora de las menores llegó a la vivienda de su tía paterna, Rosa María. Enseguida, recogió a sus hijas y junto a ellas emprendió camino a su residencia.

No habían caminado más de una cuadra cuando en la calle 1A con carrera 22 del sector 5, la mujer y sus dos hijas quedaron en medio de atentado a bala, el cual iba dirigido en contra de una vecina.

“Las niñas tenían la costumbre de agarrar adelante de la mamá, empezaban a correr por esas calles peatonales. Preciso en ese momento un muchacho llegó disparando y las hirió a ellas. Yo desde el balcón alcancé a mirar todo”, agregó con voz entrecortada Rosa, a quien las pequeñas consideraban como su abuela.

Iba a matar a su tía

Sobre la balacera, la Policía reveló que el responsable fue un menor de 16 años, conocido como ‘Jhoan’, quien llegó al sector con el firme propósito de asesinar a Jenny Magali Cabeza Pabón, su tía.

Esta mujer, de 32 años, se encontraba en una esquina departiendo con un grupo de personas en momentos en que fue interceptada por su sobrino. Sin mediar palabra, el menor desenfundó un arma tipo changón y la accionó en contra de Jenny.

“Un adolescente acompañado por dos adultos llegó con un arma artesanal y atentó contra su tía. Colateralmente afectó a las menores de edad que transitaban con su mamá por el lugar”, aseguró el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general Manuel Vásquez.

Lea también: Sicario que asesinó a mujer en un bus en el Centro de Bucaramanga aceptó cargos

En la reacción policial, los uniformados lograron aprehender al menor de edad y a los dos adultos que lo acompañaban. La Policía agregó que el adolescente sostenía una serie de problemas de carácter familiar con Cabeza Pabón y el esposo de ella.

Residentes de la zona expresaron que la mujer es expendedora de estupefacientes y el móvil estaría relacionado con ese hecho en particular.

El fatal desenlace

Ocurrido el tiroteo, ambas menores fueron trasladadas de inmediato en vehículos a centros médicos de Bucaramanga. “La niña de tres años la llevaron al Hospital Local del Norte, pero eso iba ya prácticamente muerta. El tiro lo recibió en el pecho, fue letal. La mamá la acompañó y allá tuvieron que internarla porque tiene cuatro meses de embarazo”, indicó la tía.

Entre tanto, la niña de cinco años fue llevada al Hospital Universitario de Santander, HUS, en donde fue sometida a una intervención quirúrgica para retirarle un proyectil que se había alojado en la cabeza.

“Le sacaron un bala, pero parece que tiene otra. Los médicos dicen que es difícil operar porque podría ser muy riesgoso. Le pedimos mucha oración para que esta niña se salve”, concluyó Rosa María.

De Cabeza Pabón se conoció que recibió un disparo en el muslo derecho, otro en la región clavicular parte derecha y el último en el antebrazo derecho. Ayer se recuperaba en un centro asistencial.

dato
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad