jueves 16 de abril de 2020 - 12:00 AM

Crisis penitenciaria en Santander no se solucionaría con excarcelación

En 7 de los 9 centros de reclusión de Santander hay hacinamiento. Las situaciones más críticas ocurren en Barrancabermeja, Bucaramanga, Girón y Socorro. Sin embargo, con el nuevo decreto del Gobierno serían pocos los que obtendrían casa por cárcel.
Escuchar este artículo

En todo el departamento de Santander, para el 29 de febrero había 6.851 personas privadas de la libertad en establecimientos carcelarios y el hacinamiento promedio en las 9 cárceles de la región sobrepasaba el 53%, de acuerdo con el informe del Instituto Nacional Penitenciario - Inpec.

La expectativa ahora se centra en qué porcentaje de estos reclusos podría verse beneficiado por el Decreto Presidencial expedido ayer, que busca brindar casa por cárcel transitoria a algunos presos para así reducir el hacinamiento y, de este modo, el riesgo de contagio de COVID-19. Sin embargo, algunos expertos se muestran escépticos ante la situación.

Presos en Santander

De las 9 cárceles del departamento, La Modelo de Bucaramanga y la de Palogordo en Girón albergan la mayoría de privados de la libertad. La primera tenía en febrero 2.701 reclusos en las instalaciones con capacidad para 1.520 personas, esto representa un hacinamiento del 77,7%.

En Girón, entre tanto, había 2.055 presos, cuando la capacidad es apenas para 1.622, lo que representa una sobrepoblación del 26,7%.

En tercer lugar está la Cárcel de Barrancabermeja, en donde pese a tener menos presos, tiene el mayor porcentaje de hacinamiento, el 119%, pues cuenta con 437 reclusos en un sitio adecuado para tener tan solo a 200.

La Cárcel de Berlín, en Socorro, por su parte tiene un hacinamiento que sobrepasa el 60% pues tiene 511 personas en una infraestructura adecuada para 318.

Por otro lado, la Cárcel de Mujeres de Chimitá en Bucaramanga ocupa el cuarto lugar en población. El único centro penitenciario para mujeres de Santander tiene en total 429 reclusas, cuando su capacidad máxima es de 247; el hacinamiento es del 73,7% el tercero más alto de Santander.

El resto de población carcelaria se divide en las cárceles de Málaga, San Gil, San Vicente de Chucurí y Vélez, las cuatro suman un total de 675 reclusos. San Gil y San Vicente son las únicas cárceles santandereanas sin hacinamiento, la primera tiene 19 presos menos que su capacidad máxima y la segunda 24 presos menos.

¿Podrán salir algunos?

El decreto del Gobierno Nacional precisa que las personas que hayan cumplido 60 años de edad se verán beneficiadas con la casa por cárcel, al igual que las mujeres embarazadas y con hijos menores a tres años.

Los reclusos con enfermedades crónicas y movilidad reducida, los condenados hasta cinco años y que hayan cumplido el 40% de la pena, entre otros. Siempre y cuando el delito por el que están procesados no esté dentro de la lista de los casi 80 delitos excluidos del beneficio.

“Con esa medida no saldrá casi nadie, juegan con las ilusiones de algunas personas privadas de la libertad y por el contrario cogestionarán el Sistema Judicial, porque algunas personas van a hacer las solicitudes. Pero básicamente el decreto es algo que ya existía y hasta quitaron beneficios a los procesados por algunos delitos”, precisó Danilo González, penalista y miembro del Colegio Nacional de Abogados de Colombia.

En Santander, del total de presos, 4.588 ya fueron condenados, y en la Regional Oriente del Inpec, tan solo 599 del total de los reclusos sobrepasan los 60 años. Además, hay 9 mujeres embarazadas y 91 presos con discapacidad. Sin embargo, no todos ellos podrán salir con la casa pues no han sido condenados o por el tipo de delito que cometieron.

“Hasta ahora salió el decreto a las cárceles y los centros penitenciarios empezarán a sustanciar hojas de vida a ver de los condenados cuales cumplen con el requisito. Pero están sujetos a la ley, no se van a soltar detenidos porque sí, se debe cumplir los mismos requisitos que tiene la ley siempre”, explicó un funcionario del Inpec y abogado penalista consultado por esta redacción.

En las estaciones de Policía
En las celdas transitorias de las 8 estaciones de Policía del área metropolitana de Bucaramanga hay 370 presos que deberían estar en las cárceles, sin embargo, no han sido trasladados porque no hay cupo.
“Tenemos un hacinamiento total del 470% en lugares que no son adecuados para tener sindicados porque son salas transitorias de retención. En la Policía no tenemos esa responsabilidad ni legal, ni constitucional pero nos ha tocado”, precisó el brigadier general Luis Ernesto García.
De los 370 presos, solo 8 han sido condenados y según el General desde ayer funcionarios de la Sijín analizan los expedientes para precisar si alguno cumple con los requisitos de excarcelación.
El General explicó que las condiciones en que permanecen en las estaciones no son las adecuadas y se convierte en un riesgo para la salud. De hecho, un recluso de la Estación de Floridablanca estaba aislado por sospecha por coronavirus, pero ayer llegó el resultado negativo de la prueba.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad