lunes 09 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Deportista falleció en accidente de tránsito en Bucaramanga

Las autoridades recolectan evidencia para determinar las causas de este lamentable hecho. Los videos de las cámaras de seguridad de la zona serán claves para la investigación.

Con una emotiva caravana, familiares y amigos despidieron a Énder Yahir Gualdrón Sandoval, un reconocido deportista de Málaga, que falleció en un accidente de tránsito.

Ocurrió el sábado en la madrugada en inmediaciones del parque San Pío de Bucaramanga, por la carrera 33 con calle 46. Él iba a bordo de su motocicleta en compañía de su amigo Sebastián Ortiz cuando por alguna razón, perdió el control y chocó de manera desmedida contra el separador y terminó estrellándose contra un árbol.

Énder, quien iba conduciendo, quedó agonizando y de inmediato fue trasladado a un centro médico de la ciudad, pero lastimosamente ingresó sin signos vitales.

Al parecer, el siniestro habría sido ocasionado por esquivar algún carro o por un microsueño. Las autoridades de tránsito están recolectando todas las evidencias para determinar las causas de este fatal hecho que hoy tiene a Málaga de luto.

El parrillero estaría aún bajo atención médica.

Lea también: Aberrante caso se reveló en Barrancabermeja: una mujer ‘prostituía’ a su nieta de 13 años

“Mi hermano era un soñador de primera categoría, apasionado por el fútbol desde temprana edad, bachiller del Instituto Técnico Industrial de Málaga, profesional en cultura física y deportes, adscrito al Inderbu como profesor de las escuelas de formación deportivas. Era un hombre con amor desbordante, incondicional, generoso y desinteresado para su familia”, manifestó Leidy Gualdrón, su hermana mayor, quien se encuentra devastada.

Énder tenía 28 años y hace 10 residía en la ‘Ciudad Bonita’, donde era muy querido por sus compañeros y por quienes lo conocían. Era padre de un bebé de tres años y era el segundo de cuatro hermanos. Se caracterizó porque gran parte de su vida la dedicó al y hacía parte del equipo Alianza de Málaga.

“Era un hombre honesto, feliz, emprendedor, independiente, trabajador, carismático, amoroso, centrado, caballeroso, valiente, entregado e incansable. Siempre lo recordaremos por su pasión por el fútbol, como el mejor goleador, el eterno número 7, un amigo inigualable”, dijo su hermana.

Otro de sus familiares señaló que era buen padre, buen hijo y buen esposo. Era hiperactivo. Siempre hacía travesuras para alegrar a las personas tristes”.

Su cuerpo era trasladado ayer hacia Málaga, su tierra natal, acompañado de una caravana. Allí se realizarán sus honras fúnebres.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad