miércoles 26 de febrero de 2020 - 8:30 AM

Por lo menos una semana estará cerrada la vía entre Bucaramanga - Bogotá tras aguacero

El director de Gestión del Riesgo de Santander, César García, informó que la vía que de Bucaramanga conduce a Bogotá estará cerrada por lo menos durante una semana. El fuerte aguacero que cayó en la noche de este martes 25 y la madrugada del miércoles 26 de febrero causaron múltiples emergencias en el área metropolitana, especialmente en Piedecuesta. La vía a la Mesa de los Santos también se encuentra cerrada.
Escuchar este artículo

De acuerdo con las autoridades la vía que comunica a Bucaramanga con Bogotá, por San Gil, está cerrada tras la lluvia que causó creciente de dos quebradas y varios deslizamientos.

Serían tres los puntos de la vía a San Gil que tienen graves afectaciones en su calzada por la fuerza con la que las aguas de una quebrada pasaron por el sector.

La fuerte lluvia ocasionó el desbordamiento de dos quebradas en la zona conocida como 15 letras, en la vía Bucaramanga - Curos. Por el hecho, dos personas fallecieron y nueve están desaparecidas.

En este sector de la vía a Curos, en el mismo lugar en donde hace dos años una emergencia similar dejó como saldo dos muertos, la avalancha dejó vehículos atrapados y casas destruidas.

Vea también: Rescatan con vida a un bebé en la tragedia de Piedecuesta

La movilidad en la zona, desde Barlovento, está detenida por la avalancha en Curos. La vía Curos - San Gil, en ambos sentidos, continua cerrada y solo están dando paso controlado para aquellos vehículos que se vieron afectados por las lluvias.

Además, las precipitaciones causaron desprendimiento de roca en varios sectores de la vía que conduce a Bucaramanga con San Gil, cerca de Pescadero.

La vía a la Mesa de los Santos también se encuentra cerrada.

En imágenes: Fuerte lluvia provocó grave emergencia en Piedecuesta

Afectados por el cierre en San Gil

Esta mañana, a las 4:30 a.m., la empresa Cotrasangil les informó a los pasajeros que llegaron a viajar en la primera línea que no podrían cumplir con el servicio por los derrumbes que se habían presentado.

Néstor Adarme, gerente de la empresa, indicó que hoy se dejaran de mover cerca de 1.500 pasajeros entre San Gil- Bucaramanga y Bucaramanga-Sangil. Este hecho deja parados más de 40 vehículos de la empresa y genera pérdidas por más de 30 millones. “La afectación es general porque hay mucha gente que viene desde los pueblos vecinos para viajar a Bucaramanga”.

Además de los problemas a las personas que viajan a citas médicas y cumplir todo tipo de compromisos personales y de negocios, el cierre de la vía genera alarma en el sector turístico, puesto que de mantenerse este cierre por varios días, la llegada de turistas se podría ver seriamente afectada.

Sergio Gutiérrez, propietario de una operadora turística, indicó que además de los turistas que dejan de llegar de Bucaramanga, se pone en riesgo el arribo de visitantes, especialmente extranjeros, que normalmente llegan desde Bogotá y tienen a San Gil como parte de la ruta que hacen hacia la Costa Atlántica. “Al ver que la vía está cerrada ellos pueden decidir tomar un avión directamente desde Bogotá hacia Santa Marta o Cartagena, evitando así pasar por aquí”, agregó el empresario.

Sistema de salud en emergencia

En medio de la crisis en movilidad que genera el cierre de la vía San Gil- Bucaramanga, uno de los aspectos que más preocupa es que va a pasar con las personas que por su mal estado de salud requieran servicios especializados y que normalmente son llevados hacia Bucaramanga.

Javier Enrique Acelas, director científico del Hospital Regional de San Gil, explicó que en una carta dirigida al Centro Regulador de Urgencias y Emergencia, CRUE, se está solicitando que cada uno de los casos que se presenten sean remitidos al Hospital Manuela Beltrán del Socorro, que es el más cercano con tercer nivel.

Diariamente, dijo el directivo, salen cerca de cinco pacientes con urgencias vitales remitidos, por lo que la situación es preocupante. En este mismo sentido, Sonia Liliana Quintero, gerente de la Clínica Santa Cruz de la Loma, dijo que además de Socorro, la red alterna incluye centros médicos del centro del país, pero les preocupa que el cierre de la vía se mantenga por muchos días.

Marleiby Acelas Patiño, secretaria de Salud de Socorro, indicó que el Hospital manuela Beltrán del Socorro tiene la capacidad y la obligación de recibir los pacientes, por lo que ya se están activando los planes de contingencia necesarios para atender las diferentes emergencias que se presenten. La funcionaria señaló que ya hay dos pacientes que esperan llegar a este centro hospitalario desde San Gil, puesto que las ambulancias que iban con ellos hacia Bucaramanga debieron regresarse.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad