martes 30 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Sigue investigación por crimen de dos jóvenes en Bucaramanga

Arcenio Aguilar Reyes, de 47 años y Johan Andrés González de 30, quedaron heridos en el atantando y se recuperan en centros médicos del área metropolitana.

Los rostros de los sicarios que el fin de semana acabaron con la vida de un menor de 16 años y de un joven de 23 quien respondería al nombre de Brayan Romero, quedaron grabados en las cámaras de seguridad de la calle 3N con carrera 15 del sector de Punta Betín, en el norte de Bucaramanga.

Este material que ya se encuentra en manos de las autoridades será pieza clave en la investigación, que va por buen camino, por lo que se mantiene el pago de una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quien suministre información certera

Los jóvenes fueron asesinados a bala el sábado en la noche, cuando se encontraban en una tienda con dos compañeros de trabajo tomándose unas cervezas. Aunque algunas versiones iniciales apuntaban a que una mujer habría estado involucrada en el despiadado hecho, se pudo confirmar que se trataría solo de dos hombres que llegaron hasta el negocio, interrumpieron la ‘noche de copas’ y dispararon a diestra y siniestra contra las cuatro personas.

Arcenio Aguilar Reyes, de 47 años y Johan Andrés González de 30, quedaron heridos se recuperan en centros médicos del área metropolitana.

Lea también: Dos muertos dejó un ataque a bala en el norte de Bucaramanga

¿Sería una confusión?

La identidad de Brayan Romero aún no ha sido confirmada por las autoridades y permanece como CNI en Medicina Legal.

En la zona prevalece el miedo, nadie quiere hablar de lo ocurrido, pero quienes compartieron con las dos víctimas afirmaron que el menor de edad sería colombiano y que Brayan era extranjero.

Ambos trabajaban desde hacía poco en una fábrica de ataúdes del norte de Bucaramanga.

Hacían domicilios o lo que se les presentara. A los 23 años, además, laboraba como domiciliario en una panadería. Quienes los conocían desconocen las razones por las cuales atentaron contra sus vidas.

Aseguran que podría tratarse una confusión, pues el menor de edad, “no era de problemas, era muy cariñoso”, manifestó una amiga. Se desconoce si Brayan tendría familia en Colombia. Los médicos forenses serán los encargados de determinar la identidad plena por medio de los exámenes especializados y notificar a sus allegados.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad