miércoles 11 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

¡Acusado!

El impeachment para poner fin al mandato de Donald Trump avanza en el Congreso de Estados Unidos con la presentación de la acusación formal.
Escuchar este artículo

Allanando el camino del impeachment, los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos acusaron formalmente ayer al presidente Donald Trump de abuso de poder y obstrucción a la justicia, en el marco del escándalo del ‘Ucraniagate’.

El anuncio era esperado. El Comité Judicial de la Cámara Baja, controlada por el partido Demócrata, hizo público los cargos contra Trump, porque “nadie, ni siquiera el presidente, está por encima de la ley”, argumentando que las evidencias y los testimonios son “contundentes” e “indiscutibles”.

En concreto, a Trump se le acusa de abusar del poder al presionar a Ucrania para que abriera una investigación por corrupción contra Joe Biden (actual precandidato demócrata) para su beneficio político personal, y de torpedear los esfuerzos del Congreso de su país por adelantar sus propias investigaciones en torno al caso.

Si bien la imputación daría luz verde al juicio político contra Trump, su destitución resulta remota, ya que debe ser aprobada por una mayoría de dos tercios en un Senado dominado por los republicano que tienen 53 escaños.

Así lo confirma Mauricio Reyes, profesor de Facultad de Derecho de la Universidad Nacional, quien insiste en que todo indica que el intento de Nancy Pelosi, presidenta y líder demócrata de la Cámara Baja en primera vuelta, va a ser fallido porque el control del Senado lo tienen los republicanos.

Aunque no logrará su cometido, remarca que “sí enviará un mensaje muy fuerte respecto a lo que sería una inmoralidad que en Estados Unidos tiene mucha importancia, en cuanto a la intromisión de las campañas de otros candidatos”.

Se refiere a la decisión de Trump de suspender la entrega de misiles antitanque por 391 millones de dólares a Ucrania hasta que ese país abriera una investigación en contra del hijo de su potencial rival demócrata en las elecciones del próximo año, el exvicepresidente Biden.

Hace énfasis además, en que lo más grave para la lógica moral del votante promedio estadounidense, es que hayan interferido a Biden, y que hayan utilizado los recursos públicos del país para forzar un acción de un gobierno extranjero.

Esta opinión es compartida por Julian Escobar, investigador de la Universidad Piloto de Colombia, quien señala que la acusación más grave es haber utilizado una potencia extranjera, en este caso Ucrania, para perjudicar a un precandidato opositor.

Las implicaciones, a su juicio, son serias por tratarse de un procedimiento que en Estados Unidos no se emplea muy a menudo, recordando los antecedentes cercanos de Richard Nixon (renunció en 1974 antes de enfrentar una moción de censura) y de Bill Clinton con el caso Lewinsky (absuelto en 1999).

Lo que viene ahora, explica, es emitir una resolución de acusación o no. Posteriormente, el proceso se traslada al Senado, que decide si el impeachment procede o no.

“En caso de que proceda, Trump tendría que salir del poder, y esto generaría la crisis institucional más grande en la historia de Estados Unidos a la fecha”, advierte el investigador universitario.

En medio de este escenario, Escobar repara, en que si bien los demócratas tienen mayoría en la Cámara (235 frente a 199 escaños republicanos), no la tienen en el Senado.

A pesar del control político en el Senado, no descarta que algunos legisladores republicanos voten en contra de Trump y, “esos elementos se van a ir configurando en la medida en que avance el proceso” de impeachment.

Escenarios posibles

Reyes, por su parte, plantea en ese sentido que si eventualmente Trump comete un error interno dentro de su partido, hay una posibilidad de que los republicanos secunden a los demócratas, “con el ánimo de sacar a un jugador que les hace mucho daño para la campaña (electoral) y “esto en la práctica podría garantizarles la Presidencia a los demócratas”.

Sin embargo, es consciente que la política estadounidense es muy impredecible.

Según el docente universitario, quizás Trump con esta imagen de hombre duro que tanto gusta al elector promedio que lo hizo elegir, lo que haga es fortalecerlo, inclusive posicionándolo como “el líder indiscutible en el partido Republicano y obligando a los demás a subordinarse a él como un factor de supervivencia”.

Considera que la pregunta clave será en seis meses, en términos de en qué posición de favorabilidad estará Trump, qué tanto convence moralmente a los estadounidenses, y qué tantos enemigos internos dentro de su propio partido puede tener.

Y en últimas, serán los electores quienes tendrán la última palabra sobre su permanencia en la Casa Blanca.

El investigador Escobar apunta igualmente, que todo este proceso se da en un contexto en la que muy seguramente la economía estadounidense se desacelerará el próximo año, y se agita el panorama electoral de 2020, lo cual puede afectar o debilitar una posible reelección de Donald Trump.

Pero también reconoce que puede pasar lo contrario, en caso de que salga airoso del impeachment, y entonces, Trump se fortalezca y se dé por descontada su reelección.

Lea además: El teléfono roto que amenaza a Donald Trump

Lo que viene

Manuel Alejandro Rayran, profesor de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, considera muy graves las implicaciones de estos delitos que se le imputan al presidente Donald Trump.

A diferencia de otros intentos de destitución, este caso “es más fuerte porque en últimas sí está contemplado en términos constitucionales, y tiene un peso político para hacer un enjuiciamiento”.

Aunque aún no hay fecha para el juicio político en el Senado, la cual sería en enero próximo, Rayran explica que la sesión será dirigida por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, los miembros de la Cámara serán los fiscales y los miembros del Senado actuarán como jurado.

En términos del cálculo político, afirma que se especula que el impeachment no pasaría en el Senado, pero sí tendría un efecto fuerte en las elecciones y podría pasarle factura al presidente Trump.

$!¡Acusado!
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad