viernes 12 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

EE.UU. enviará vacunas contra la COVID-19 a zonas de conflicto en el mundo

El mecanismo Covax reconoció en septiembre pasado que no podrá entregar este año los 2.000 millones de dosis que había proyectado y sólo dispondrá de 1.400 millones.

Estados Unidos anunció un acuerdo entre el fabricante de la vacuna monodosis contra la COVID-19 Johnson & Johnson y la iniciativa global de distribución Covax para enviar el suero a zonas en conflicto, al reconocer las fallas en el reparto equitativo en países en desarrollo.

Así lo indicó el secretario de Estado, Antony Blinken, en el inicio de la cumbre ministerial virtual organizada el pasado miércoles por Washington, aunque no ofreció detalles acerca de la cantidad ni los tiempos de entrega.

Además: El debate de vacunar a niños contra COVID-19 en medio de la inequidad

“Estamos deseando ayudar a gente en difíciles circunstancias a tener protección frente a la COVID-19 lo más pronto posible. Sabemos la urgencia de esta lucha”, dijo Blinken en su discurso al anunciar el pacto con la farmacéutica y la iniciativa Covax.

Remarcó que “es necesario acelerar una distribución equitativa de las vacunas” para lograr alcanzar el objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de tener protegido al 70% de la población mundial en septiembre de 2022.

$!EE.UU. enviará vacunas contra la COVID-19 a zonas de conflicto en el mundo

Blinken subrayó que mientras en Norteamérica y Europa más del 50% de la población está completamente vacunada, en África la cifra no llega al 10%. “Tenemos que cerrar ese hueco”, anotó.

Unos 7.000 millones de dosis contra la COVID-19 se han administrado en todo el mundo desde que se empezó a aplicar en diciembre de 2020. Pero, la profunda brecha de vacunación entre países ricos y pobres representa graves riesgos para la pandemia.

Lea aquí: La transición de pandemia a endemia: ¿La COVID-19 llegó para quedarse?

Por su parte, el alto representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, que participó en la reunión, agradeció la iniciativa de Estados Unidos y “respaldó la necesidad de asegurar un reparto justo de las vacunas para lograr una recuperación sostenible”.

La cita ministerial de ayer se produce luego de la cumbre virtual de líderes mundiales organizada por el presidente estadounidense, Joe Biden, a finales de septiembre pasado en la que se comprometió a comprar 500 millones de dosis para países pobres.

$!EE.UU. enviará vacunas contra la COVID-19 a zonas de conflicto en el mundo
Tedros: Falta voluntad para acabar con la pandemia

De otro lado, el director general de la OMS, Tedros Ghebreysus, afirmó ayer que la pandemia “acabará cuando el mundo decida que termine”, pero “lo que falta ahora es la voluntad política”, y lo principal es que las vacunas lleguen a países que tienen pocas, sobre todo en África.

Tedros, que intervino en una mesa redonda dentro del Foro de París por la Paz, subrayó que “África, en particular, es el continente más afectado por la desigual distribución” de vacunas, ya que la cobertura allí es únicamente del 5%.

Se recomienda: COVID-19 en EE.UU.: El dilema de vacunarse o quedarse sin empleo

Eso contrasta con que los países miembros del G20 han inoculado más del 80% de las vacunas contra la COVID-19 de todo el mundo.

Afirmó que esta desigualdad “es condenable” desde el punto de vista moral, pero también por las consecuencias epidemiológicas y económicas que tiene.

“Es algo que tiene que resolverse”, dijo Tedros, quien pidió en concreto que los gobiernos que disponen de muchas vacunas las compartan para poder alcanzar el objetivo de una cobertura del 40% de la población a nivel mundial a finales de este año y del 70% a mediados de 2022.

$!EE.UU. enviará vacunas contra la COVID-19 a zonas de conflicto en el mundo

El director de la OMS advirtió de que si se mantienen las tendencias actuales, habrá unos 80 países en todo el mundo que no alcanzarán una cobertura del 40% al terminar 2021.

También le interesa: La otra crisis de la pandemia de la COVID-19: Los no vacunados

Tedros hizo hincapié en que después de varios meses en que parecía que la epidemia remitía, hay un aumento de casos y ahora las cifras de incidencia y de muertos son muy elevadas, con alrededor de 7.000 fallecimientos diarios.

“Ningún país conseguirá poner fin por sí solo a esta pandemia”, repitió el responsable de la OMS, que aprovechó también para hacer un llamado en favor de la generalización de la cobertura sanitaria universal, que a su parecer permitiría entre otras cosas prevenir en el futuro repuntes epidémicos.

$!EE.UU. enviará vacunas contra la COVID-19 a zonas de conflicto en el mundo
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad