sábado 25 de noviembre de 2023 - 7:45 AM

Inundaciones en Kenia dejan más de 70 muertes y desplazamientos masivos

En un trágico giro de los acontecimientos, el presidente de Kenia, William Ruto, confirmó hoy que al menos setenta personas han perdido la vida durante este mes como consecuencia de las fuertes lluvias e inundaciones desencadenadas por el fenómeno meteorológico de El Niño.
Compartir

El mandatario, visiblemente afectado, anunció la impactante cifra durante una conferencia de prensa en la State House de Nairobi, donde expresó su solidaridad con las familias afectadas.

"Desafortunadamente, hemos perdido a setenta personas en Kenia debido a estas lluvias y alrededor de 36,160 hogares han sido desplazados hasta ahora", declaró Ruto. La magnitud de la tragedia subraya la urgencia de la situación, llevando al presidente a reunirse con representantes de las agencias encargadas de coordinar la respuesta a esta emergencia.

Las lluvias torrenciales han generado estragos, provocando el desplazamiento de decenas de miles de personas y afectando a comunidades enteras en distintas regiones del país. La infraestructura local también ha sufrido daños significativos, complicando aún más los esfuerzos de rescate y respuesta humanitaria.

Además: ‘El Niño’ puede dejar 20 millones de personas con hambre en sur de África

Las autoridades, en colaboración con organizaciones no gubernamentales y la comunidad internacional, están trabajando arduamente para brindar asistencia a las personas desplazadas y afectadas. Se están estableciendo centros de acogida y se proporcionan suministros esenciales, como alimentos, agua potable y atención médica, para abordar las necesidades inmediatas de la población afectada.

La situación sigue siendo crítica, y se insta a la población a seguir las indicaciones de las autoridades y buscar refugio en lugares seguros. Se espera que la respuesta conjunta permita mitigar los efectos de esta crisis, pero la magnitud de la tragedia subraya la importancia de la preparación y la resiliencia comunitaria ante eventos climáticos extremos.

En declaraciones a EFE, la portavoz de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC, en sus siglas en inglés) dijo que treinta y seis condados de los 47 del país se han visto afectados y una "combinación peligrosa" de inundaciones fluviales y repentinas y deslizamientos de tierra ha sacudido los condados de Garissa, Isiolo, Mandera, Marsabit, Samburu, Tana River y Wajir, así como los costeros de Kilifi y Mombasa.

El Departamento Meteorológico de Kenia ha pronosticado que las fuertes lluvias continuarán hasta enero de 2024. En Kenia, el fenómeno de El Niño se caracteriza por fuertes tormentas que provocan inundaciones, sobre todo a lo largo de la franja costera, en zonas de las tierras altas centrales, las tierras bajas del sureste y varias áreas del noreste y noroeste del país.

Lea también: 17 de los 20 países más “amenazados” por la crisis climática están en África

El Fenómeno del Niño, un patrón climático que surge en el Pacífico ecuatorial, ha capturado la atención global debido a su impacto significativo en el clima. Este fenómeno, caracterizado por el calentamiento anómalo de las aguas superficiales del océano Pacífico, tiene consecuencias profundas en diversas regiones del mundo.

Ocurre de manera irregular, pero tiende a manifestarse cada pocos años. Se caracteriza por un cambio en los patrones de temperatura del océano, afectando las corrientes atmosféricas y, por ende, los sistemas climáticos. Aunque este fenómeno puede traer condiciones meteorológicas extremas, como sequías e inundaciones, su magnitud y duración varían en cada episodio.

El Fenómeno del Niño presenta desafíos significativos en todo el mundo. Además de las inundaciones en Kenia, se han observado sequías prolongadas en otras regiones, afectando la seguridad alimentaria y generando tensiones en los recursos hídricos. Los científicos y expertos en clima están trabajando arduamente para comprender mejor este fenómeno y mejorar la capacidad de predicción.

Estas inundaciones han llegado después de la peor sequía registrada en el Cuerno de África en las últimas cuatro décadas, una escasez de agua que dejó a Somalia al borde de una hambruna y con 6,6 millones de personas en una situación de inseguridad alimentaria aguda, según Naciones Unidas.

En última instancia, la conciencia global sobre el Fenómeno del Niño y la colaboración internacional son fundamentales para abordar sus desafíos. La resiliencia frente a estos eventos climáticos impredecibles es esencial para garantizar la seguridad y el bienestar de las comunidades afectadas en todo el mundo./EFE

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad