miércoles 30 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Los comprometedores impuestos de Trump, un duro golpe de credibilidad

A poco más de un mes de las elecciones, la campaña en EE.UU. ha dado un giro inesperado con la polémica suscitada por los ingresos y la presunta evasión fiscal de Donald Trump. El actual presidente, quien compite por la reelección, se expone a serios problemas legales en caso de que deje el cargo.
Escuchar este artículo

Una cifra clave que ha salido a relucir en este último tramo de la contienda electoral en Estados Unidos, son los 750 dólares (casi 3 millones de pesos colombianos) que el presidente Donald Trump pagó en impuestos durante dos años consecutivos, en 2016 y el primer año en la Casa Blanca.

Los impuestos federales de Trump, de las últimas dos décadas, están bajo escrutinio público, tras las explosivas revelaciones del diario The New York Times, el pasado domingo, que ponen en entredicho la imagen de exitoso hombre de negocios del mandatario estadounidense.

Lea además: Más preocupados por la salud que por la plata, los latinos optan por Biden

Las revelaciones de la investigación periodística, que duró cuatro años, van desde el desembolso de solo 750 dólares en impuestos, más de 300 millones de dólares en préstamos por vencer en cuatro años, el no pago de impuestos en 10 años porque “reportó haber perdido mucho más dinero de lo que generó”, hasta un estilo de vida extravagante, que incluye invertir 700 mil dólares en peluquería.

Trump, quien se ha negado a hacer público su historial fiscal a diferencia de sus antecesores en la Casa Blanca, ha asegurado en su defensa que lo publicado son “noticias falsas”.

Para calentar aún más el debate electoral, Joe Biden y su fórmula vicepresidencial Kamala Harris hicieron pública ayer sus declaraciones fiscales luego de filtrarse la de Trump, en un claro intento de capitalizar el escándalo contra el rival republicano.

El candidato demócrata, quien goza de una ventaja de ocho puntos en las encuestas, publicó 40 páginas sobre su situación fiscal.

Si bien aclara que solo son informes de un periódico sobre el pago de impuestos que todavía no han sido comprobados, el analista internacional Lawrence Gumbiner reconoce que la mayoría de los estadounidenses ya sospechaba que Trump pagaba muy poco.

“Por eso tanta resistencia en entregar sus declaraciones de renta cuando eso siempre ha sido normal para presidentes y candidatos”, comenta el también exdiplomático estadounidense que actualmente reside en el estado de Virginia.

Asumiendo que los informes son correctos, Gumbiner plantea dos cuestiones principales.

$!Los comprometedores impuestos de Trump, un duro golpe de credibilidad

Primero, se pregunta “si el pago tan mínimo significa una ilegalidad, o simplemente una maniobra legal y apropiada aprovechando todas las exclusiones y excepciones bajo la ley”.

Y, en segundo lugar, menciona la cuestión política.

También aquí: Voto por correo en Estados Unidos: ¿viable, legítimo o confiable?

“Sabemos que mucho de la base electoral de Trump viene de la clase obrera, no de los ricos. Si ellos interpretan esto como otro ejemplo de los ricos aprovechando de la ley mientras ellos y la clase media siguen pagando más, puede generar una pérdida de apoyo”, explica.

Por el otro lado, si ellos creen, como Trump alega, que muestra como es de inteligente porque utiliza todos los mecanismos legales para salir adelante y por eso es tan exitoso, puede mantener el apoyo de su base, añade.

No son buenas noticias para el presidente Trump, opina el experto consultado, mientras millones de estadounidenses están trabajando duro en medio de una profunda recesión para mantenerse a flote con el trasfondo de la pandemia del coronavirus.

$!Los comprometedores impuestos de Trump, un duro golpe de credibilidad

A juicio de Suelen Castiblanco, investigadora y docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle, la información es muy impactante al demostrar acusaciones que ya se habían hecho sobre Trump desde hace varios años, se había señalado en el pasado que evadía y eludía impuestos y la negación a presentar sus declaraciones contribuía a esas sospechas.

Ahora bien, estima que esto puede tener un peso en los votantes indecisos y en aquellos republicanos moderados que han manifestado su preocupación con un nuevo mandato de Trump; pero, creo que en los republicanos más radicales, la información se va a desvirtuar y no será un factor definitivo de cambio de voto.

Geraldine Bustos, politóloga de la Universidad de La Sabana, considera que sin duda Joe Biden va a aprovechar esta denuncia periodística para presionar y aumentar su discurso contra Trump, pero dice que él también puede hacer una jugada hábil, argumentando las criis financieras.

En términos políticos, opina que Trump está más preocupado por movilizar y consolidar su base republicana de votantes, fiel a él, porque según ella, el votante indeciso (que llega al 5% en el país) no ha sido su prioridad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad