domingo 22 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Destrabar el nudo del desarrollo

Las empresas que necesitan apoyo para generar empleo son las que mayor riesgo de no responder con los créditos tienen
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

A raíz de la crisis mundial generada por la pandemia, muchos gobiernos han decidido reaccionar con gasto social, fondeado con endeudamiento. Esta reacción ha generado un incremento significativo de la deuda en países emergentes, que ven como sus calificaciones de crédito por parte de las calificadoras están bajo presión.

El gasto público generado en la pandemia sirve bien a los gobernantes de turno a quienes la población identifica como personas de buen corazón que los apoyan económicamente en tiempos difíciles. Sin embargo, el secreto para generar bienestar sostenible en la población pasa por caminos más complejos que permitan generar crecimiento económico y empleo.

La reactivación de la economía requiere entonces que los fondos de apoyo del gobierno generen actividad económica, lo cual ocasiona un dilema significativo. Las empresas que necesitan apoyo para generar empleo son las que mayor riesgo de no responder con los créditos tienen, y los bancos encargados de canalizar los recursos prefieren encaminar los fondos a iniciativas seguras, dada la inestabilidad del entorno.

Esta situación que ha desembocado en el aumento de endeudamiento de los países como Colombia, difícilmente va a generar el crecimiento que nos ayudará a salir de la crisis, dado que los dineros han cumplido con el propósito de aliviar situaciones complejas de la ciudadanía, pero no la de generar confianza e impulsar el aparato productivo.

Soltar el nudo gordiano del desarrollo económico pasa por estrategias más elaboradas que simplemente facilitar fondos para que sean irrigados por la banca. El país requiere una estrategia enfocada a sectores de crecimiento que sean apoyados con las condiciones financieras, tributarias y de generación de demanda que les permitan florecer en medio de la competencia internacional. No se puede ser competitivo en todo, y hay sectores en los cuales el país puede competir mejor.

El mayor obstáculo a una estrategia de desarrollo es la oposición, basada en intereses particulares, que se presentará por parte de los sectores que no sean escogidos como estratégicos. Toda elección tiene sus costos y para el país, la peor elección es, definitivamente, no elegir.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad