jueves 16 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Los amigos de la Alcaldía de Floridablanca

cobraron $302’960.000 por el descapote de cinco hectáreas, cuando una cuadrilla de obreros normalmente cobraría por eso $8’000.000.

Mientras alias ‘El Payaso’ y alias ‘Chicharrón’ se preguntan cuándo serán mencionados en esta columna junto a los políticos que están detrás de ellos, comencemos a escribir sobre las conexiones que entrelazan “El Cartel de Ruitoque” con las actuaciones administrativas del gobierno de Héctor Mantilla.

José Orlando Bayona Chinchilla, a quien ya lo denominan como el ‘Ambuila de las Gachas’, constituyó en el año 2017 una empresa denominada “Diseño e Ingeniería S.A.S.”, con la cual se ganó un contrato por valor de $996.434.600 millones para dotar de elementos de oficina a las juntas de acción comunal. El problema con este contratista no radica en el hecho de ser un amigo cercano de la esposa del Alcalde, sino en lo grave que resultan las firmas interpuestas de este personaje en todos los documentos contractuales con el municipio, ya que ninguna corresponde con la firma original observada en la inscripción de la empresa ante la Cámara de Comercio de Bucaramanga, lo cual podría constituir una posible falsedad en documento público, sobre lo cual tendrán que dar explicaciones Mario Barragán Pachón como jefe de Contratación, el supervisor Francisco Javier Gamboa y el abogado Rodolfo Cañas Medina (Ver anexos página web).

Y para acabar de completar, quien presentó los documentos de constitución de esa empresa fue Ludy Amparo Barajas Guzmán, la contadora actual del Concejo, la misma que evaluó en la EMAF E.SP. los contratos de reposición de redes de alcantarillado del Barrio Caldas y Villabel otorgados a Serinb Ltda y Conyser Ltda, contratistas investigados por la Contraloría de Baarancabermeja, quienes en una unión temporal representada por Jorge Humberto Arguello Beltrán, alias ‘El Bachiller’, se ganaron también la construcción del Parque de la Familia, donde cobraron $302’960.000 por el descapote de cinco hectáreas, cuando una cuadrilla de obreros normalmente cobraría por eso $8’000.000.

Señores Grupo Anticorrupción de la Fiscalía, deberían comenzar por hacerle una prueba grafológica a las firmas de Orlando Bayona y una trazabilidad a los dineros de su contrato ¿o necesitan alguito más de mi parte? Próxima Columna: Los amigos de la Alcaldía de Floridablanca (II)

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad