jueves 03 de mayo de 2018 - 12:01 AM

Laudos arbitrales ahondan la crisis financiera de Metrolínea

Cuatro laudos arbitrales tienen ad portas de la quiebra a Metrolínea, que no cuenta con los recursos suficientes para pagar más de $200 mil millones de pasivo judicial.

Casi ocho meses después de haberse vencido la primera cuota del laudo arbitral que perdió Metrolínea por la fallida construcción de la estación de Papi Quiero Piña, PQP, el ente gestor aún no ha pagado, ni total ni parcialmente la obligación, por falta de liquidez.

Según el fallo del Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, emitido el 18 de febrero de 2016, Metrolínea está obligado a cancelar a Urbanas - Estaciones Metrolínea, $134.147 millones como compensación por la suspensión de las obras de construcción de la estación de Papi Quiero Piña en Floridablanca.

El Tribunal determinó que Metrolínea tendría 18 meses para pagar el 50% del monto total de la condena, es decir, una cifra cercana a los $70 mil millones. El plazo se cumplió el pasado 9 de septiembre, una vez ejecutoriada la decisión del laudo arbitral.

Lea también: Cruce de versiones por finanzas de Metrolínea en Bucaramanga

“El fallo ordenaba que Metrolínea tenía un plazo de 18 meses para cancelar el 50% del capital de la deuda una vez ejecutoriado el fallo, esa fecha se venció el pasado 9 de septiembre y hasta la fecha ni la Gerencia de Metrolínea, ni la junta directiva del ente gestor ha mostrado algún interés por honrar la obligación”, advirtió Margarita Peralta, representante legal de Estaciones Metrolínea.

Por el incumplimiento en el pago de la obligación, ahora corren intereses corrientes que corresponden a la máxima tasa legal vigente.

“Esta situación nos tiene realmente preocupados por lo que nuestro equipo de abogados ya se encuentra analizando el tema y en menos de dos meses ya tendríamos una decisión sobre los recursos que interpondremos para exigir el cumplimiento del laudo arbitral”, agregó la Representante Legal de Estaciones Metrolínea.

Recursos insuficientes

Por su parte, el gerente de Metrolínea, Antonio José Granados, aseguró que el ente gestor tiene destinada una apropiación mensual de 1,8% de las validaciones de los usuarios que mensualmente utilizan el servicio, para el pago de laudos arbitrales, entre esos, el de Estaciones Metrolínea por la no construcción del portal Papi Quiero Piña, en Floridablanca.

“Nosotros vamos a honrar la deuda pero ese es un proceso que tiene que adelantarse con los diferentes autores como son los municipios y el Gobierno Nacional, donde el Ministerio está haciendo la gestión para colaborarnos a todos los sistemas de transporte masivo del país, porque todos estamos endeudados ”, explicó Antonio José Granados, gerente de Metrolínea.

Le puede interesar: Metrolínea se convirtió en un ‘muerto andante’: Alcalde de Floridablanca

Según el último debate de control al ente gestor en el Concejo municipal, Metrolínea cuenta con un total de sentencias en firme en su contra que les implica pagos superiores a los $200 mil millones.

Se avecina nueva cuota

Además de no haber podido cancelar la primera cuota del laudo arbitral, el próximo mes de septiembre se vence el plazo para que Metrolínea pague el 50% restante de la obligación, o sea, otros $70 mil millones.

Durante estos periodos, Metrolínea debe reconocer y pagar intereses al DTF más 5% sobre los saldos adeudados, los cuales se pagarán con el respectivo capital. En caso de retrasos sobre el pago de la obligación, como ha venido sucediendo en estos ocho meses se causan intereses de mora a la tasa máxima legal.

Además, los concejales advirtieron que se avecina una nueva demanda por más de $300 mil millones por parte de los transportadores contra el ente gestor por incumplimiento de contrato.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad