sábado 02 de diciembre de 2023 - 8:00 PM

Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol

Dos años después de haberse declarado en quiebra total, la empresa de Fertilizantes de Colombia, Ferticol, vuelve a estar en el ‘ojo del huracán’, esta vez por presuntas irregularidades en el proceso de liquidación de la empresa santandereana que por décadas fue insignia de la producción de monómeros en Colombia y que hoy solo deja escombros, chatarra, y un malestar general en la comunidad de Barrancabermeja.
Compartir

A través del Decreto 08 del 5 de enero del 2022, el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, ordenó la liquidación de la Sociedad Fertilizantes Colombianos, Ferticol, y dispuso el marco jurídico regulatorio para llevar a cabo la disolución societaria de la emblemática empresa santandereana que por más de medio siglo fue la insignia de la producción de abono nitrogenado y generación de energías, única en la industria petroquímica del país.

Además: Unidad Investigativa | Ferticol, un fertilizante de corrupción

Para tal fin, Aguilar Hurtado designó al comunicador social, Juan Carlos Sierra Ayala (hombre de su entera confianza), para que liderara todo el proceso de liquidación de Ferticol, comenzando con la venta de todos los materiales industriales y bienes que aún le quedaban a la empresa, como equipos de oficina y chatarra, hasta la enajenación de la considerada ‘joya de la corona’ que aún le queda a la empresa: el Lote 6, un predio de 22 hectáreas donde funcionaba la planta de fertilizantes. El único que aún continúa bajo la propiedad de Ferticol.

El nombre de Juan Carlos Sierra no es para nada desconocido en el círculo del clan Aguilar en Santander, por el contrario, en las tres administraciones de esa familia política al frente de la Gobernación, Sierra Ayala siempre ha tenido un cupo en el gabinete. Su primer nombramiento con los Aguilar se remite al 2005 cuando el entonces gobernador, Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo (jefe del clan, condenado por parapolítica), lo nombró como secretario de Desarrollo Social.

En el 2013, esta vez en la administración del exgobernador Richard Aguilar Villa (investigado por presuntos hechos de corrupción), Sierra fue nombrado como gerente de Ferticol con una tarea clara, vender cinco de los seis lotes que le pertenecían a la empresa barranqueña para recaudar fondos que le permitiera seguir en operación y pagar las acreencias laborales y pensionales.

Aunque inicialmente se tenía previsto el recaudo de $70 mil millones por la enajenación de las propiedades, la venta de los lotes, que se hizo sin respaldo financiero, las conciliaciones judiciales sin sustento jurídico y los pagos parciales a trabajadores que fueron cobrados a Ferticol por su monto total, conllevaron a que se extraviaran por lo menos $40 mil millones de dicha venta, mientras las deudas seguían creciendo y la operación de la empresa llegaba a su fin, como lo denunció en marzo del 2021 la Unidad Investigativa de Vanguardia.

A pesar de dichas irregularidades, con la llegada del tercer miembro del clan a la Gobernación, Mauricio Aguilar Hurtado, también se dio el regreso de Juan Carlos Sierra a la gerencia de Ferticol. Aunque Sierra estuvo al frente de la compañía desde el 2020, el 13 de enero del 2022, a través del acta 001, tomó posesión como Gerente Liquidador, con la tarea de lograr la disolución de la empresa y ‘raspar la olla’ de lo que alguna vez fue la insignia de la generación de fertilizantes en Colombia y lograr la venta del tan anhelado Lote 6, ubicado en todo el centro del Distrito Especial de Barrancabermeja.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol

Dudas contractuales

Con su nuevo rol como agente liquidador, Juan Carlos Sierra comenzó una serie de procesos para la enajenación de los bienes que aún le pertenecían a la entidad y con los cuales se busca obtener capital líquido para pagar las acreencias laborales, pensionales y demás obligaciones con terceros, como proveedores y créditos bancarios, entre otros.

Aunque una de las premisas implícitas para la liquidación era la transparencia en los procesos de enajenación de los bienes, muebles e inmuebles de la empresa de fertilizantes, veedurías como el Comité de Transparencia por Santander han advertido que la contratación directa y la restricción de posibles oferentes se han convertido el común denominador en el plan de liquidación de Ferticol.

Según análisis hechos por la veeduría, existen posibles irregularidades en los diferentes procesos “públicos” que han adelantado las directivas de Ferticol desde que inició el proceso de disolución comercial. Evadir el uso del Secop II (plataforma que brinda mayor publicidad y proporciona mayor trazabilidad de los procesos contractuales); exigir requisitos tan específicos y poco prácticos, que rozan con la restricción de oferentes, o la falta de publicidad de cada uno de los procesos, son algunos de los puntos que llaman la atención de Transparencia por Santander.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol

“Una vez se declara desierta la invitación pública inicial, el decreto Departamental 08/22 permite que se realice la venta a través de dos modalidades: la subasta o la venta directa con criterios de selección objetiva. La entidad escoge la segunda opción y cursa comunicación a tres empresas para que envíen sus propuestas, sin que exista evidencia en ningún documento del proceso sobre cuáles fueron los criterios que tuvo en cuenta la entidad para invitar especifica y exclusivamente a estas tres empresas. Adicionalmente, se descarta la posibilidad de realizar la enajenación a través de subasta, mecanismo en la cual existe competencia por ofrecer el mejor precio a la entidad, y se prefiere la venta directa con las empresas seleccionadas, sin ningún análisis ni estudio que justifique esta elección”, concluye Marcela Pabón, vocera de la veeduría, que es coordinada por la Cámara de Comercio de Bucaramanga y varias universidades.

Y es que mientras adelantaba el “Plan Estratégico de Liquidación”, paralelamente, Sierra, como gerente liquidador, ponía en marcha la venta de varios de los bienes muebles e inmuebles de Ferticol. En febrero del 2022, tan solo un par de semanas posteriores a la orden de liquidación de la empresa, firmó el contrato de compraventa 001 con la firma Recuperadora de Materiales Reciclables SAS, representada legalmente por Marleny Joya Cordero, para la enajenación del material industrial proveniente de las plantas del Parque Industrial de Ferticol, por valor de $1.854 millones. La empresa ganadora fue la única que se presentó como oferente para la ejecución del millonario contrato.

Lea también: Las irregularidades financieras que llevaron a la quiebra a Ferticol

¿Devaluación intencional?

Sin embargo, estas no serían las únicas irregularidades detrás del proceso de venta de la chatarra de Ferticol. La Unidad Investigativa de Vanguardia identificó que el desfalco podría ser de una magnitud mucho mayor debido a la posible infravaloración de los activos fijos, (chatarra), inconsistencias en pliegos y hasta pago de millonarias coimas. Todo esto configuraría un presunto entramado de corrupción detrás de la liquidación de la empresa santandereana.

Así lo advirtió a este medio un reconocido contratista del comercio de material metalúrgico y chatarra en Barrancabermeja, Puerto Boyacá y otros municipios del Magdalena Medio, quien confirmó a periodistas de esta redacción, con pruebas en mano, cómo desde comienzos del 2022, fecha del inició el proceso de liquidación de Ferticol, fue abordado por el propio Juan Carlos Sierra con la propuesta de confeccionar y direccionar el millonario contrato de chatarrización de la histórica compañía.

El señor Juan Carlos Sierra me contacta porque sabe que yo trabajo con muchos clientes expertos en el comercio de material metalúrgico y me comenta que él está a cargo de todo el proceso de liquidación de Ferticol y que la empresa tiene unos activos industriales y un terreno que podrían ser de gran interés para mis clientes, ya que sería un negocio en el que la idea era que todos saliéramos beneficiados”, relató la fuente, quien pidió reserva de su identidad debido al peligro que representa la denuncia.

Él (Juan Carlos Sierra), tiene todo el respaldo de los Aguilar, y esa gente es de cuidado”, manifestó el empresario.

Según el relato del contratista, uno de los primeros requisitos para entrar al negocio era trabajar en el avalúo del material industrial con fines de chatarrización que pondría a la venta Ferticol.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol

Después de haber hablado con unos clientes que les interesó el negocio, hicimos varias reuniones en Medellín y Barranquilla en las que realizamos visitas para mirar cuál sería el modelo que más nos convenía a ambas partes. Sin embargo, la solicitud inicial por parte del señor Sierra era clara: se tenía que bajar el precio del avalúo de los materiales a subastar. Aunque sabíamos que ese material podría costar fácilmente unos $40 mil millones, él insistía en que el avalúo se tenía que establecer en al menos la mitad de ese valor para que el negocio fuera rentable para los dos. Nosotros accedimos y nos comprometimos a conseguir una firma evaluadora que nos hiciera el peritaje ajustado a lo que él estaba pidiendo, pero con tanta presión acordamos que el peritaje saliera en $10 mil millones, precio que nos beneficiaba a todos”, detalló el comerciante en entrevista con Vanguardia.

Pero la estrategia no habría parado ahí, según la versión del contratista, el gerente liquidador también habría hecho exigencias de dinero como contraprestación para asegurar la licitación de la chatarra.

Cuando ya teníamos todo acordado para ponerlo en marcha, Juan Carlos Sierra nos pidió que todo lo cuadráramos a través de su socio, el señor Elkin Heli Delgado, y en esas conversaciones finales Sierra a través de su socio nos pidió que le pagáramos un porcentaje anticipado para poder ‘entrar al baile’ y empezar con el proceso. Inicialmente le dimos 300 millones de pesos y después otros 200 millones”, aseguró.

Como prenda de garantía, el gerente liquidador a través de Elkin Heli Delgado le firmó el 29 de julio del 2022 un contrato de compraventa de una tractomula de placas WFB-970 a favor de los socios inversionistas. Sin embargo, con el pasar de los meses la convocatoria pública jamás se dio o al menos no les avisaron a los contratistas que iban a ser beneficiados con el negocio direccionado.

Fue solo hasta finales del 2022 que nos enteramos que el señor Juan Carlos había realizado la convocatoria pero nos dejó por fuera a pesar de lo pactado. Bajaron los costos del material industrial, que costaba 40 mil millones de pesos a 5.500 millones. Pero de manera exprés, en solo 15 días, la licitación fue declarada desierta y el tipo, como es muy sagaz y todo lo maneja muy bien, procedió a contratar de manera directa con unos calanchines que él tiene allá”, continúó en su relató el comerciante.

“Después de haber hablado con unos clientes que les interesó el negocio, hicimos varias reuniones en Medellín y Barranquilla en las que realizamos visitas para mirar cuál sería el modelo que más nos convenía a ambas partes. Sin embargo, la solicitud inicial por parte del señor Sierra era clara: se tenía que bajar el precio del avalúo de los materiales a subastar. Aunque sabíamos que ese material podría costar fácilmente unos $40 mil millones, él insistía en que el avalúo se tenía que establecer en al menos la mitad de ese valor para que el negocio fuera rentable para los dos. Nosotros accedimos y nos comprometimos a conseguir una firma evaluadora que nos hiciera el peritaje ajustado a lo que él estaba pidiendo, pero con tanta presión acordamos que el peritaje saliera en $10 mil millones, precio que nos beneficiaba a todos”

Aunque no descarta una denuncia penal en contra del agente liquidador Sierra, por ahora el contratista afectado aseguró que interpuso una demanda civil para hacer efectiva la propiedad de la tractomula.

“Lo que se hizo fue demandar el contrato de compraventa de la tractomula o que nos paguen los 500 millones de pesos más intereses por todo este tiempo. El tema de la denuncia penal en realidad no se ha definido, sinceramente puede haber un daño colateral. Yo soy empresario y tengo varios proyectos en camino que podrían verse afectados por esta situación”, finalizó la fuente.

Elkin Heli Delgado es propietario de un expendio de licores en el centro de Bucaramanga el cual está a nombre de su hija. Actualmente enfrenta un proceso penal por presunto favorecimiento y facilitación de contrabando. El Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Conocimiento de Bucaramanga citó para el 11 de marzo de 2024 la audiencia preparatoria para el juicio oral en contra del intermediario del gerente liquidador de Ferticol.

Esta redacción intentó comunicar con Elkin Delgado y aunque contestó los primeros mensajes, después de preguntarle sobre este caso en concretó no volvió a responder.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol

Polémica chatarrización

Según el Secop, en marzo del 2022 Ferticol firmó un nuevo contrato por $89 millones, esta vez de consultoría con la firma bogotana Tinsa, para la elaboración del avalúo de los activos fijos “chatarra” de la entidad.

Como resultado final, Tinsa reportó que los activos fijos de Ferticol para mediados del 2022 tenían un costo comercial no inferior a $5.495 millones, costo con el cual la empresa de fertilizantes, en noviembre de esa misma anualidad, dio apertura a una convocatoria pública para la “enajenación de activos en liquidación pertenecientes a la categoría de muebles y enseres, equipos de cómputo, equipos de transporte, equipos de laboratorio, herramientas, repuestos y maquinaria”. Sin embargo, un mes después de la apertura la invitación fue declarada desierta con el argumento de que ninguno de los cuatro posibles oferentes interesados en ejecutar el millonario contrato cumplía con las condiciones.

Ante dicha situación y recurriendo al régimen especial que cobija a Ferticol, el gerente liquidador, el 30 de marzo del 2023, volvió a recurrir al contrato de compra venta para enajenar los bienes fijos de la firma de fertilizantes. Para el nuevo proceso envió tres invitaciones a igual número de posibles oferentes, no obstante, todos fueron rechazados porque no habrían cumplido con los ítems exigidos en el pliego de condiciones. Sin embargo, en un hecho que llama la atención, solo la Unión Temporal C&C, integrada Productos Digitales y Constructores SAS junto con Transportadora San Pablo Ltda, fue el único proponente que subsanó todos los requisitos y se quedó con la millonaria venta de la chatarra de Ferticol, a pesar de que ninguna de las dos empresas que la conforman tenía ni la capacidad financiera ni la experiencia necesaria para la ejecución de un contrato de esa magnitud.

En la evaluación preliminar de las tres propuestas recibidas, llama la atención que ninguna propuesta cumple a cabalidad con los requisitos, y posteriormente solo un oferente subsana la totalidad de su oferta, la cual inicialmente no cumplía con la mayoría de lo solicitado por la entidad. No es un comportamiento normal que los demás competidores no se interesen en lo absoluto en subsanar sus ofertas y que solo un oferente lo haga cabalmente, habiendo tenido tantas deficiencias en su propuesta inicial”, agregó Marcela Pabón, de Transparencia por Santander.

De hecho, Productos Digitales y Constructores SAS, empresa representada legalmente por Yesid Chacón Olea, fue fundada por el propio Chacón en 2016 bajo el nombre de Distribuciones Kola Sol El Sabor de Mi Tierra SAS, y tenía como objeto social el servicio de bodega y distribución de bebidas gaseosas en Barrancabermeja. En 2020, Chacón cambió el nombre de la empresa por el de Productos Digitales Mercaplaza Mercatodo.co SAS, y amplió su objeto a programas informáticos, de computación, videojuegos y publicidad.

$135

mil millones era el déficit de Ferticol en el cierre financiero de la vigencia 2020.

No obstante, en marzo del 2021, tan solo cinco meses después de su primera reforma, Chacón volvió a cambiar el nombre de su empresa por Productos Digitales y Constructores SAS, modificando radicalmente el objeto social al sector constructor.

Aunque con dicho cambio la firma milagrosamente comenzó a obtener una serie de contratos con el sector público, solo dos tenían que ver con chatarrización, uno con la dirección de Tránsito y otro con la Alcaldía de Barrancabermeja, sin embargo, ninguno de los dos contratos superó los $8 millones.

Además, otro de los supuestos oferentes (S&S Col SAS), es un recurrente socio de Productos Digitales y Constructores en una serie de contratos.

Por otra parte, la unión temporal la completan la firma Transportadora San Pablo Limitada, una de las megacontratistas de la administración del saliente alcalde Alfonso Eljach. A pesar de estar constituida desde los años 90, la Transportadora San Pablo no cuenta con experiencia en el negocio de la chatarrización, incluso, San Pablo es reconocida pero en el sector del transporte fluvial del puerto petrolero.

La Transportadora San Pablo es representada legalmente por la exconcejal Luz Ena Cortés Angarita, quien fue destituida e inhabilitada por 20 años con un fallo del Consejo de Estado que la despojó de su investidura por presuntas irregularidades derivadas del reconocimiento, en el año 2008, de un bono en dinero a los funcionarios del cabildo municipal como incentivo de navidad.

Según los estados financieros de ambas compañías, a diciembre del 2022 los activos no superaban los $400 millones, diez veces menos que el contrato de chatarrización que ‘milagrosamente’ se ganaron en el proceso de liquidación de Ferticol, es decir, no contaban con el músculo financiero para llevar a cabo la compra del material obsoleto o inservible.

Le puede interesar: Ferticol aún no recibe la totalidad de los recursos de la venta de sus lotes mientras aguarda por su liquidación

Lote 6, en riesgo

Pero las presuntas irregularidades contractuales no estarían afectando únicamente la venta de los activos fijos y material industrial de Ferticol. Ahora las veedurías ciudadanas centran toda su atención en el proceso de enajenación que adelanta la gerencia liquidadora sobre el Lote 6, el más grande y extenso de la empresa, considerado como la ‘joya de la corona’ de Ferticol. El último de los bienes inmuebles que aún le pertenece a la empresa de fertilizantes y que, al parecer, también podría terminar siendo enajenado a dedo.

Para hacerse una idea, en el lote de Ferticol caben tres canchas como las del Estadio Alfonso López donde tradicionalmente juega el Atlético Bucaramanga.

En el último año el agente liquidador, Juan Carlos Sierra, ha intentado sin éxito vender en dos ocasiones el Lote 6 de Ferticol por valor de $72 mil millones, por las 22 hectáreas del predio. Es decir, $328 mil pesos por metro cuadrado.

A través de la Resolución 0084 del 21 de diciembre del 2022, la gerencia liquidadora declaró desierta la invitación pública 005 - 2022, que había sido convocada 20 días antes.

En el primer proceso de venta de los predios propiedad de Ferticol liderado por Juan Carlos Sierra terminó con un desfalco cercano a los $40 mil millones.

Según el acto administrativo, la invitación se declaraba desierta debido a que la única oferta que se presentó “no cumplió con lo establecido en el pliego de condiciones y por tal motivo fue rechazada”. Sin embargo, ni en el Secop, ni en la página oficial de Ferticol se publicó el nombre o los documentos de dicho oferente.

Situación similar ocurrió con la convocatoria pública CP-01-2023 la cual fue declarada desierta en el mes de agosto del 2023, tan solo un par de semanas después de su apertura ya que el único oferente interesado en comprar el Lote 6, presentó su propuesta vía electrónica, situación que iba en contra del pliego de condiciones, que especificaba que las propuestas solo podían ser entregadas físicamente.

Las ofertas se presentarán únicamente en forma física, organizadas, legajadas y foliadas en orden ascendente... por lo anterior, al no cumplir con los requisitos para la presentación de la oferta, se entenderá como no presentada”, se lee en la Resolución 0314 de 2023.

Ante este escenario, las veedurías temen que las directivas de Ferticol vuelvan a recurrir a su régimen especial para contratar de manera directa la enajenación del predio Lote 6, evadiendo la licitación pública que permita tener mayores y mejores ofertas.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol

Predio devaluado

Ambas convocatorias tienen como base el avalúo del inmueble realizado por la empresa barranqueña, Amariz Ortiz Arquitectos SAS, representada legalmente por Henry Amariz Amorocho, que se hizo con un contrato por valor de $79 millones.

Según la firma evaluadora, luego de poner en ejercicio el método de comparación de mercado, el metro cuadrado del Lote 6 de Ferticol es de $328.972 pesos, lo que daría un valor no inferior a $70 mil millones por las 22 hectáreas en total.

Curiosamente, el estudio de Amariz Ortiz Arquitectos se conoció el 8 de diciembre del 2022, una semana después de que Ferticol hubiera convocado la invitación pública 005 del 2022, para la enajenación del Lote 6, que posteriormente fue declarado desierta por el gerente liquidador.

Pero las presuntas inconsistencias con el avalúo del Lote 6 continúan. Precisamente, unos meses antes de conocerse el avalúo de Amariz Ortiz Arquitectos, el propio Juan Carlos Sierra le había asegurado a la Asamblea de Santander que el valor del predio había disminuido drásticamente debido a que el 70 % de la propiedad había sido afectada como zona de preservación ambiental dentro del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, aprobado por el municipio de Barrancabermeja en marzo del 2022.

¿Por qué la diferencia de $30 mil a $140 mil por metro cuadrado?, hay factores que se tienen en cuenta dentro de la elaboración técnica de ese tipo de estudio, uno fundamental, el Plan de Ordenamiento Territorial. En Barrancabermeja fue aprobado el año anterior el nuevo POT y ese lote específicamente, que para nosotros tenía un valor en el 2020 del metro cuadrado de $150 mil, el municipio terminó declarándole reserva forestal y ambiental, lo que significa que el valor comercial se depreció y lo llevó a una circunstancia casi de imposibilidad de actividad comercial, entonces el precio pasó a $39 mil el metro cuadrado”, afirmó Sierra.

No obstante, el diputado de la Alianza Verde, Giovanni Leal, cuestionó al gerente liquidador y aseguró que el funcionario solo le quiso mentir a la duma sobre el valor real del Lote 6 de Ferticol, hoy en venta.

“¡El gerente liquidador de Ferticol nos mintió! Juan Carlos Sierra Ayala aseguró ante la Asamblea que la depreciación aproximada de más del 70 % de los predios se debía a que en Barrancabermeja fue aprobado el año anterior el nuevo POT. La Secretaría de Planeación del municipio lo desmiente. Qué descaro”, indicó el diputado Leal.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol
Desde comienzo del siglo XXI, Ferticol venía teniendo problemas financieros. Esto, sumado a unos daños graves en la planta de amoniaco llevaron a que en los años 60 se suspendieran las actividades.

El corporado respaldó su postura con un derecho de petición contestado por la Secretaría de Planeación de Barrancabermeja en el que responde que “el área donde actualmente se encuentra la infraestructura física (factoría), con sus correspondientes cerramientos, no se encuentra en suelo de protección, y según el mapa, esta área presenta uso de suelo industrial”.

Según expertos en derecho urbano consultados por Vanguardia, el avalúo sobre el Lote 6 de Ferticol tampoco correspondería a la realidad ya que tampoco tuvo en cuenta el POT aprobado en 2022 en Barrancabermeja, que le aporta nuevas potencialidades y nuevos atributos, en especial porque el predio actualmente no solo es industrial sino urbano de vivienda multifamiliar, que, sumado a su estratégica ubicación colindante a una vía nacional, incrementa de manera significativa el valor del inmueble propiedad de Ferticol.

Se evidencia que el área del lote en donde se encuentran ubicadas edificaciones existentes se conservó su uso industrial, y en el área donde no existen edificaciones actualmente se asignó uso residencial neto. Hoy se puede hacer vivienda y el avalúo no contempla esta consideración. El escenario actual, es que con el cambio de normativa del POT, el lote aumenta su potencial de utilidad en edificabilidad y usos, al permitir una densificación en altura en las dos actividades con las cuales cuenta el lote. No debemos olvidar que la tierra vale lo que en ella se pueda desarrollar y el nuevo POT si le otorga al lote unas potencialidades que no tenía y que no tiene en cuenta el avalúo”, explicó Sergio Arenas, magíster en derecho urbano, director ejecutivo de Arenas Ochoa Abogados.

Las inconsistencias en el avalúo del principal activo de Ferticol terminarían afectando todo el saneamiento fiscal del pago de acreencias laborales, pensionales y crediticias de la empresa de fertilizantes, que a la vigencia 2020 alcanzaba los $138 mil millones, el doble del valor actual por el que se pretende enajenar el Lote 6.

Para tener un punto de comparación, el metro cuadrado en el Parque Industrial de Yuma, que esta justo al lado de Ferticol, cuesta un millón de pesos, $700 mil más que el metro cuadrado avaluado en el Lote 6 de la empresa de fertilizantes.

$!Unidad Investigativa | Presuntas irregularidades empañan la liquidación de Ferticol
Sierra defiende la liquidación

Consultado por Vanguardia, el gerente liquidador de Ferticol, Juan Carlos Sierra, desestimó las denuncias sobre presuntas irregularidades en el proceso de liquidación.

“Toda liquidación conlleva a la enajenación de los activos para el pago de los pasivos en apego a la ley. Los procesos de la liquidación a mi cargo se han realizado conservando las exigencias de la norma, entre ellas invitaciones públicas”, aseguró.

Sobre los fallidos intentos de la venta del Lote 6 a través de licitación pública, el funcionario aseguró que todo se debió a problemáticas externas, ajenas a la entidad.

“El Lote 6 es el principal activo para pagar los pasivos. Se hicieron dos invitaciones públicas pero se declararon desiertas, de acuerdo a la Ley. El Lote 6 se afectó con una hipoteca desde el año de 1965 en favor de Ecopetrol, lo que, entiendo, desmotivó mucho a posibles interesados. Además del Paz y Salvo de Impuesto predial por la deuda con la Alcaldía. Luego de casi un año de gestiones, logramos demostrarle al equipo jurídico de Ecopetrol nuestros argumentos y se hizo recientemente el desembargo y registro. Lo mismo frente a la Alcaldía para el Predial” agregó Sierra.

También le confirmó a esta redacción que efectivamente conoce a Elkin Heli Duarte, pero negó que esta persona tuviera injerencia en los procesos de liquidación de la empresa.

“Él fue distribuidor de los productos de Ferticol, pero no tiene ni ha tenido funciones con la liquidación”, afirmó el gerente.

Aunque reconoció haber sostenido reuniones con diferentes empresas en Barranquilla, Juan Carlos Sierra negó haber recibido coimas por algún contrato de Ferticol.

Por último, afirmó que las cuentas muestran que ya canceló las acreencias con todos los pensionados de la empresa.

“Resaltar que a los pensionados ya se les canceló la totalidad de lo adeudado (el incumplimiento fue de 72 mesadas) (6 años de atraso) y actualmente estamos a paz y salvo con ellos y están recibiendo las mesadas al día”, puntualizó.

Actualmente Ferticol adelanta el proceso de enajenación directa del Lote 6, en el que veedurías y ciudadanía están en alerta por posibles irregularidades en su avalúo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Unidad encargada del periodismo Investigativo y de datos de Vanguardia.

La Unidad Investigativa, fundada por Silvia Galvis Ramírez, ha sido merecedora en diversas ocasiones del máximo galardón de periodismo en Colombia, el Premio Simón Bolívar, así como de otros reconocimientos a nivel nacional y local.

Miembro de la Red Nacional de Chequeadores con NoSeaPingo.

Conozca otros trabajos publicados por la Unidad Investigativa.

@vanguardiacom

unidadinvestigativa@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad