jueves 11 de julio de 2019 - 10:27 AM

¿A qué se debe la variación del clima estos días en Bucaramanga?

Los habitantes de Bucaramanga y su Área Metropolitana han experimentado una alteración climática en los últimos días. Aquí se le explica por qué ocurre esto y cómo prevenir cualquier daño en su salud.

Santander no es una región ajena a los efectos del cambio climático. En los últimos años son muchos habitantes los que coinciden que el ‘el clima ya no es como antes’. Sin embargo, recientemente los habitantes del Área Metropolitana en Bucaramanga han reportado y experimentado un cambio drástico de temperatura.

En los primeros días de julio los ciudadanos pudieron sentir un fuerte calor acompañado de un ‘picante sol’. Las temperaturas registradas fueron de 31 grados. Sin embargo, esta semana inició con una fuerte precipitación en Bucaramanga y Su Área Metropolitana con una disminución de temperatura en las noches.

Este fenómeno, según explica Mary Fernández, Jefe de la Oficina de Pronóstico y Alerta del Ideam, se debe a que en estos días han habido cambios en la circulación de los vientos, a aproximadamente, 10 kilómetros de altura.

“Esto hace que la condición de favorecimiento de precipitaciones se incremente, por lo tanto, el lunes tuvimos lluvias de moderadas a fuertes en la región”, explicó.

Según Fernández, esto también se debe al paso de una onda tropical y a una zona de baja presión correspondiente a un área de densa nubosidad.

“Se espera que para los próximos días mantengamos la condición de precipitaciones porque se tiene proyectado el paso de ondas tropicales persistentes, de más o menos, una día por medio. Es normal que entre junio y noviembre las ondas tropicales sigan su curso desde el océano Atlántico provenientes de África, dejando así lluvias sobre Colombia”, aseguró.

Lea también: ¿Mejora o se deteriora la calidad de los ríos y quebradas del área metropolitana?

Por otra parte, la funcionaria expresó que “se emite alerta roja sobre la probabilidad de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal en los municipios de Molagavita y San Andrés y alerta naranja en algunos de los municipios del norte de Santander y occidente de Norte de Santander”.

Fernández recomienda a los ciudadanos que estén pendientes de la información que suministra el Ideam mediante sus diferentes canales, y también estar alerta a todos los planes de contingencia que tengan las entidades de prevención de emergencias.

De igual forma, es fundamental tomar ciertas medidas y tener en cuenta algunas recomendaciones para que su salud no se vea afectada por este tipo de fenómenos.

Juan José Rey, médico y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, explicó que en estos casos, los principales afectados son el sistema respiratorio y la piel.

“El aparato respiratorio es muy sensible a los cambios atmosféricos, si se presentan cambios bruscos se pueden generar afecciones que pueden conllevar a una infección. También, debido a las altas temperaturas puede haber deshidratación y dolores de cabeza. La luz solar también genera alteraciones en los procesos dermatológicos, los cuales pueden presentarse como manchas en la piel, o a largo plazo, problemas más graves”, expresa.

Rey aclara que la población más vulnerable son los adultos mayores y los niños, pero de igual forma, las recomendaciones y cuidados van dirigidos a toda la población en general.

El consejo es, entonces, en los días fríos y lluviosos, abrigarse lo mejor que pueda, y en los días calurosos y soleados usar un buen protector solar o algún elemento que pueda protegerlo de los rayos directos.

Le puede interesar: La foto que disparó las alertas por el cambio climático en Groenlandia

Es así como la sombrilla debe convertirse en un elemento esencial en estos días para todos los bumangueses, pues si presenta lluvia, puede protegerse con esta, y si hace demasiado sol, evitará que los rayos peguen directamente en su cabeza y piel.

Hay que recordar que el cambio climático y el calentamiento global son fenómenos diferentes, pero relacionados. El primero se refiere al aumento de la temperatura en el globo debido a los gases de Efecto Invernadero. El segundo, hace referencia a cambios en los fenómenos meteorológicos del clima durante un largo periodo. Es decir, uno es origen y el otro consecuencia.

Según el último informe de la Organización de Naciones Unidas, ONU, tenemos solo 11 años para evitar la catástrofe que se avecina debido a las alteraciones en el clima

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad