jueves 09 de julio de 2020 - 12:00 AM

Crecen las críticas por manejo del COVID-19 en Santander

El desarrollo de la pandemia en el departamento ha generado dudas debido al rápido incremento en el número de contagios en las últimas semanas. Experto afirma que gobernantes no han tomado en serio opinión científica.
Escuchar este artículo

El pasado 7 de junio la Gobernación de Santander reportaba un total de 160 casos de COVID-19 confirmados en el departamento. Un mes después la cifra se multiplicó por 6,65. Es decir, el 7 de julio el número de personas contagiadas se elevó a 1.064.

Algo similar ocurrió con los datos de las víctimas fatales. Hace un mes se contabilizaban cinco fallecidos por coronavirus y actualmente la cifra es de 21. Se cuadruplicó.

Para Álvaro Javier Idrovo, doctor en Epidemiología y docente del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander, UIS, una de las fallas que se registra en la región es la toma de decisiones de los mandatarios sin tener en cuenta la opinión científica.

Lea también: 52 nuevos casos de coronavirus se reportan este martes en Santander.

El experto recordó que desde un principio, a epidemiólogos de diferentes universidades y centros hospitalarios les fue complicado adherirse a la lucha contra el COVID-19 en Santander. De hecho, a finales de marzo pasado publicaron un ‘manifiesto’ para expresar su inconformismo en cuanto a la vigilancia y control de la pandemia en la región.

“Un grupo de investigadores y académicos del departamento nos pusimos a disposición de la Gobernación para colaborar, pero no recibíamos respuesta. Una semana después de que saliera en medios de comunicación este pronunciamiento de nuestra parte, tuvimos una primera reunión con funcionarios de la Administración Departamental”, aseguró Idrovo.

Acto seguido, con la autoridad departamental se acordó la creación de salas situacionales para atender las diferentes aristas que implica el manejo de una pandemia en sus diferentes etapas, con el objetivo de que los profesionales idóneos debatieran y expresaran sus puntos de vista antes de que los mandatarios tomaran decisiones.

“Empezamos a trabajar con muchas ganas. Éramos unas 50 personas las que estábamos colaborando aproximadamente, pero no vimos disposición por parte de la Gobernación. El asunto no funcionó, incluso se decidió cerrar algunas salas situacionales al no considerarlas relevantes”, relató el epidemiólogo.

Lea también: Gobernación de Santander modificó el calendario escolar de las instituciones públicas.

De manera precisa, Idrovo comentó que cuando se reactivó el primer sector económico, el de la construcción, nunca tuvieron en cuenta las observaciones de la academia.

“Nosotros pedíamos hablar de cómo hacer las cosas bien hechas, pero realmente las salas situacionales no han funcionado como tal. El 5 de junio preferí retirarme ante estas circunstancias. Era poco eficiente la interacción de la Gobernación con el grupo de académicos e investigadores”.

Según el médico, para evitar repercusiones en la salud pública se deben hacer los procesos siguiendo un orden, dando prioridad a acciones como el mejoramiento de los equipos de vigilancia epidemiológica, aumentar la capacidad de los laboratorios y tener una mayor capacidad de atención.

Lea también: Iniciaron las pruebas COVID-19 en el Atlético Bucaramanga.

Mapas de calor

Para Idrovo, determinar la información de la fuente de contagio es clave para mantener el control de la epidemia. “Que a uno le digan que hay vigilancia adecuada, cuando se desconocen de dónde proviene más del 80% de los casos, es absurdo”, subraya.

Es preciso resaltar que una de las herramientas que se propuso para ayudar a prevenir los contagios es la elaboración de mapas de calor que reflejen en qué zonas de los municipios se encuentran los infectados, sin necesidad de identificar a los pacientes. “¿Qué harían las familias si se les informa que en el barrio en que viven hay X número de casos? Quizás la percepción cambie”.

La función de estos mapas es resaltar sectores donde hay casos activos, para que la gente tome mayores medidas de autoprotección. “El apoyo de ese desarrollo tecnológico rápido por parte de las universidades e instituciones prestadoras de salud, se puso a disposición, pero hasta ahora no ha pasado nada. Si uno no está informado sobre este ‘enemigo invisible’, la gente no se da cuenta del riesgo que corre”, criticó.

Lea también: El aeropuerto Palonegro está preparado para ‘alzar vuelo’.

¿Qué dice la Gobernación?

Ante las críticas de Idrovo, el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, aseveró que estas declaraciones no representan a todo el gremio científico de la región. “El único que se retiró de las mesas de trabajo fue él. No se puede desinformar a la opinión pública con malos comentarios”.

El funcionario afirmó que sí se la ha dado importancia a las salas situacionales y continúan vigentes. “El señor habla irresponsablemente. Si nos comparamos con las otras ciudades, en Santander no estamos mal”.

El coordinador de Epidemiología y Demografía de la Secretaría de Salud de Santander, Alexander Torres, controvirtió lo dicho por Idrovo y argumentó que “cuando se dio la apertura económica se incrementó la vigilancia y la búsqueda activa y por ende se incrementó el número de casos”.

El experto enfatizó en que “no es malo encontrar casos, es la mejor alternativa identificarlos para poderlos aislar y controlar la epidemia. Si no hubiésemos salido a realizar tamizajes en todo el departamento estaríamos a hoy día en unos 300 casos, pero nos estaríamos diciendo mentiras porque el virus seguiría circulando sin identificar a los que los tienen”.

Torres Prieto expresó que gracias a la búsqueda activa cada semana se están encontrando cerca de 44 casos de asintomáticos .

Por otra parte, el coordinador de Epidemiología y Demografía de la Secretaría de Salud de Santander aclaró que “al inicio del proceso generamos muchas salas situacionales para el manejo de la pandemia. Éramos cerca de nueve salas, pero nos reorganizamos y para hacer operativo el proceso dejamos seis de ellas que en la actualidad siguen funcionando”.

Además, a través de su cuenta en Twitter, la representante de la academia y el sector científico de las salas situacionales, Laura Rodríguez, añadió que “algunos académicos se retiraron y apoyan otras instituciones. Otros, luego de reorganizar el trabajo, continuamos apoyando las salas de situación que son lideradas por funcionarios de la Gobernación de Santander”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad