viernes 24 de julio de 2020 - 12:00 AM

¿Cuáles son las zonas más vulnerables ante un gran temblor en Bucaramanga?

Martha Lucía Calvache Velasco, directora de Geoamenazas del Sistema Geológico Colombiano, explicó que aunque los sismos son un factor de riesgo, realmente la vulnerabilidad depende de la infraestructura de la región.
Escuchar este artículo

Aunque por el momento es imposible predecir cuándo ocurrirán sismos y con qué magnitudes, lo cierto es que los temblores hacen parte inherente de Santander, tenemos que aprender a vivir con esta condición.

Lo importante es mitigar el riesgo. Esto implica hacer un uso correcto del suelo, por lo que se requiere un Plan de Ordenamiento Territorial bien estructurado. Además, es fundamental levantar edificaciones sismorresistentes, no solo en lo referente a viviendas sino a puentes, escuelas, hospitales y demás espacios públicos.

Calvache compara a Santander con un paciente con problemas de azúcar en la sangre, que siempre va a padecer la enfermedad, pero que debe tomar precauciones para no afectar su calidad de vida. Es decir, aunque no podemos evitar los sismos, sí se puede disminuir su potencial efecto destructivo.

Lea también: ¿Qué está pasando con el Nido Sísmico de Bucaramanga?

“La vulnerabilidad depende de las decisiones que se tomen en el ordenamiento territorial, Gestión del Riesgo y el control de las administraciones locales y departamentales”, comenta.

No obstante, la experta recalca que no toda la labor depende de las autoridades. “Si usted está pensando en comprar una vivienda o quiere arreglar el baño o la cocina, debe tener en cuenta varios factores. Por ejemplo ¿Cómo va a responder la estructura si se le pone más hierro? ¿Cómo se comporta el suelo?”.

La Directora de Geoamenazas advierte que si bien los temblores pueden generar susto, la mayor preocupación debe ser tomar decisiones sobre la seguridad de la edificación. “Muchas veces en las urbanizaciones rellenan terrenos. Este tipo de suelo agranda el efecto del sismo. Eso es una decisión de constructores y quien da las licencias para que la construcción se haga. Se debe conocer qué tan vulnerable es la zona, es importante analizar cómo son los suelos en el área metropolitana de Bucaramanga donde se vaya a edificar. Dependiendo de cómo respondan, deben diseñar. Así van a ser menos vulnerables el día en que ocurra un sismo”.

Lea también: Estos son los 12 temblores más fuertes registrados en los últimos años en Santander .

Asentamientos humanos e invasiones corren mayor peligro

El director de Gestión del Riesgo de Santander, César García, afirmó que en el departamento son normales los constantes temblores debido a dos fallas, la de Bucaramanga Santa Marta y la Suárez. Además, el nido sísmico ubicado en Los Santos es donde se registra la mayoría de sismo que se producen en Santander, pero hasta ahora “no se han inventado una máquina para predecir un terremoto”.

El funcionario afirma que los expertos conocen de esta condición de la región. ”El área metropolitana de Bucaramanga es ejemplo en construcción a nivel nacional. Las secretarías de planeación hacen vigilancia al cumplimiento de normas sismorresistentes de 2010. Las estructuras que no cumplan deben revisar y hacer un reforzamiento, pero desde hace 20 años para acá hemos construido muy bien. Las personas deben asegurarse que la edificación donde viven es sismorresistente”.

Lea también: ¿Cómo protegerse ante un temblor?

El Director de Gestión de Santander afirmó que aunque no se cuenta con un mapa que refleje los puntos críticos donde podría haber mayor afectación ante un terremoto, si existen zonas de alto riesgo en cada municipio. “Hay sitios vulnerables como invasiones y asentamientos humanos. Las autoridades locales no deben permitir que se edifique en esos sitios. Desde Gestión del Riesgo seguimos trabajando en la capacidad de respuesta con los organismos de socorro y la revisión de los protocolos de prevención y contención para el momento en que exista un movimiento telúrico de gran impacto. Tenemos que estar listos para responder a la ciudadanía”.

Zonas críticas en Bucaramanga

El coordinador de Gestión del Riesgo de Bucaramanga, Luis Ernesto Ortega, explicó que ya se tienen identificadas algunos sectores que se pueden ver afectados ante un fuerte sismo, como las zonas con erosión. “En los asentamientos informales hay edificaciones que no cumplen con la norma. Son construcciones muy precarias y vulnerables”.

Dichas zonas con alto riesgo se encuentran en la escarpa occidental, el sector norte, la Comuna 14 y algunos barrios del sur. “También tendrían amenaza las edificaciones antiguas que tienen más de 70 años, especialmente se no se les ha venido haciendo mantenimiento a su estructura”.

Por esta razón, la comunidad debe evitar construir en terrenos no aptos para construir por la composición del suelo.

Lea también: Hay riesgo de colapso en tres mil inmuebles antiguos de Bucaramanga.

Estudios mancomunados

El próximo viernes se reunirán autoridades locales, académicos y representantes de los organismos de socorro para evaluar el estado en que se encuentra la ciudad para enfrentar la amenaza por movimientos telúricos.

El coordinador de Gestión del Riesgo de Bucaramanga explicó que uno de los objetivos es disponer de herramientas suficientes para conocer información en tiempo real. “La idea es no tener que esperar varios minutos después de que ocurre el sismo para conocer qué fue lo que pasó”.

Lea también: ¿Qué dicen en redes sociales de los temblores?

Además, se espera que los expertos en geología aclaren por qué se registran constantes temblores para evitar especulaciones, determinar qué se necesita para obtener una mejor información científica y cómo prepararse para enfrentar el problema. “Se establecerá un proyecto y cuánto puede costar, para poder hacer gestiones para poder aplicarlo”, dijo Ortega.

De esta forma se podría materializar un sistema de alertas como los que funcionan en otros países como Chile y México. “Ellos han venido sufriendo una serie de tragedias que les ha permitido convertir esta situación en un estilo de vida. En Japón, por ejemplo, saben que en cualquier momento puede ocurrir un sismo entre 7 y 8 grados. Para ellos es normal por la cultura que se generó en la población. Nosotros no tenemos que esperar a que ocurra una tragedia, desde ya tenemos que tomar acciones”, subrayó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad